miércoles, 20 de agosto de 2014

Manual de instrucciones para amenizar la espera en la carnicería...

O en la cola del super, o en el almacen de la esquina.

Como siempre, la Maga hizo uno de sus trucos, y como siempre que hace uno de sus trucos, ha dejado un tendal de gente desconcertada.

Los representantes mediáticos locales de la bandada de buitres, (alcagüetes mal pagados, en dialecto Mayolero) se dedican con todo entusiasmo a vaticinar los mas horrorosos desastres. Desastres que vienen vaticinando desde que el 2005 Nestor Kirchner puso en marcha la primera negociación con nuestros acreedores. Recordemos que lo que se decía entonces era que "nadie la iba a aceptar", máxime porque además al haber cancelado la deuda con el FMI, éste no tendría ningún tipo de ingerencia ni supervisión sobre el proceso de renegociación de la deuda.

Primera sorpresa; casi un 70% de los acreedores aceptaron las condiciones que la Argentina propuso. Para las leyes de quiebras de cualquier país del mundo, es porcentaje suficiente para consolidar un Concurso de Acreedores y hacerlo obligatorio para el resto. Pero no hay una legislación o tratado internacional sobre el tema, precisamente porque NUNCA nadie pensó que una Nación, en aras de su soberanía, y existencia como nación se presentara en este equivalente a una Convocatoria de Acreedores. Claro. las naciones no van a la quiebra, pero nosotros bien sabemos (y nos costó sangre sudor y lagrimas aprender) que esos procesos terminaban inevitablemente con pérdidas de soberanía, ya fuera sobre nuestros recursos naturales, o nuestra producción, o el bienestar de nuestros habitantes.

Cuando en 2010 se reabrió el canje, los vaticinios fueron similares, y volvieron a fallar (como siempre). Se sumaron nuevos acreedores al canje hasta llegar mas del 97% de los tenedores de títulos, que representan el 92,5% del Capital.

Nuestros lenguaraces se dedican ahora a ver como siguen embarrando la cancha, por lo que creo conveniente que en todo momento tengamos presente que:

1) La jurisdicción de los Tribunales de Nueva York está convalidada por uno de los primeros decretos de la dictadura civico-militar en 1976. Lleva la firma de Videla y Martinez de Hoz, que una vez firmado el decreto modificatorio del Codigo Civil, comenzaron a engrosar nuestra deuda externa, según se puede ver en el cuadro inserto. Cabe recordar aquí algún post en este mismo blog, donde Videla explicitó los objetivos del Golpe de Estado Cívico-Militar de 1976 (Ver acá) Como estas son las deudas originantes del matete, seguimos "pegados" a la Justicia (¿?) Neoyorquina, que ni siquiera es "La Justicia" de los EEUU, sino de uno de sus estados. Todo lo demás que fue engrosando la deuda, fueron refinanciaciones de aquellos créditos de la dictadura, "blindaje" y "megacanje" incluídos.

2) No voy a entrar a repetir lo que todos ya sabemos sobre la actuación de Griesa en defensa de algunos tenedores de bonos que no entraron al canje. Solo cabe agregar que su actuación impide que los acreedores cobren. Situación a la que la República Argentina es totalmente ajena.

3) El mecanismo de pago a los acreedores es indirecto, es decir, nuestro país no paga a cada acreedor en forma individual, sino a través de bancos especializados, (New York City, Bank of New York Mellon) que reciben el monto total del vencimiento en un fideicomiso (o sea una cuenta especial de donde no se pueden extraer fondos mas que para hacer los pagos a los titulares de los bonos que están perfectamente individualizados). La obligación contractual de la Argentina se extingue en el momento en que deposita los fondos en el Banco indicado por el tenedor de los bonos. Por lo tanto, la Argentina pagó, y NO está en default.

4) Dado que ese mecanismo de pago, que no es ningún invento nuevo, sino que es un procedimiento universalmente utilizado desde hace muchos años en el mercado financiero internacional, ha resultado vulnerado en perjuicio de nuestros acreedores, por un fallo "extravagante" (según el propio Gobierno de los EEUU) de un Juez Provincial con severas limitaciones intelectuales (de las versiones taquigráficas surge claramente que de Derecho Internacional no tiene ni pálida idea) agravadas por su avanzada edad, queda demostrado que se están haciendo los pagos en un lugar de absoluta inseguridad jurídica.

5) Lo que se propone: abrir la posibilidad el pago sobre cuentas de Fideicomiso del Banco de la Nación Argentina, a los efectos que aquellos acreedores que lo crean conveniente, se puedan hacer de su dinero sin que nadie les manotee los pagos a la pasada. Por otra parte, abrir otro fideicomiso en el BNA donde se irán depositando los fondos que corresponderían  hacer a los bonistas que no entraron en el canje, tal como si lo hubieran hecho. Esto no será obligatorio para los acreedores. Aquellos que quieran seguir cobrando en otros Bancos lo seguirán haciendo, eso si, por su cuenta y riesgo...

6) Esto NO ES UNA REAPERTURA DEL CANJE. No se puede reabrir algo que no se ha cerrado. Ya hace un tiempo que nuestro Congreso, por amplia mayoría (donde tambien votó favorablemente la oposición) introdujo una modificación a la llamada "Ley Cerrojo" para permitir que los que no habían entrado en los dos primeros canjes lo pudieran hacer (eso si, en las mismas condiciones que los anteriores adherentes).

Bueno, amigo, aqui le dejo esto que he tratado de hacerlo lo mas sencillo posible, para que lo pueda utilizar ante la "inundación" de opinadores interesados que se aprovechan del desconocimiento de la "gente" sobre estos temas. Gente de por si predispuesta a creer cualquier bolazo por desorejado que éste sea, siempre y cuando sea contra la "Señora" y el "jovencito", sin olvidar a los demonios de "La Cámpora" y cuanto mas complica esto a Boudou...

Antonio (El Mayolero)

2 comentarios:

Moscón dijo...

Esclarecedor lo suyo, Antonio.
La data del la elección de circuito judicial no la tenía en claro.

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Daniel: Volviendo de un debate en el Pago Chico, bastante agitado por cierto, observo cómo todavía algunos, en pos de oponerse a todo, se esfuerzan en contorsiones dialécticas y terminan por morderse la cola. Cuando Massa, en la reunión con los empresarios en el hotel Alvear, días antes de las PASO, halagó la política de desendeudamiento del Gobierno Nacional estaba halagando esta renegociación y este canje. Yo creo que ni la derecha pensó en la celada y en la inseguridad jurídica de los tribunales estadounidenses, cosa que les cayó como anillo al dedo para seguir limando al gobierno. Si estuviste de acuerdo cómo se desarrolló el canje y ese canje sufrió una trampa buitre, lo menos que tenés que hacer es colaborar para poder salir de la emboscada. Yo creo que si los representantes de los bonistas que ingresaron al canje están de acuerdo en el cambio de la sede de pago hasta suena caprichosa la posición de algunos opositores. Parece que no desean que esto se arregle, parece que no desean que de una buena vez los países encuentren fórmulas para desarticular aunque más no sea un poco el poder que parece tener el mundo financiero especulativo. Seguridad jurídica y fondos buitre es un oxímoron que no resiste el menor de los análisis. Los que dan por verdadera la frase que los códigos punitivos sirven para que los ricos se aprovechen y persigan a los pobres, y los códigos civiles y comerciales para proteger la riqueza de los ricos, tienen en este caso, varias razones para no cambiar de opinión. Lo que no les dejará de sorprender es la cantidad de albaceas y defensores que tiene dicho ordenamiento.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails