sábado, 11 de abril de 2015

¿Hasta cuando? (Diría Arnaldo Perez Manija)

Cuando hace unos dias publiqué "hasta-donde-puede-llegar-un-boomerang.,acá aún no se había producido el nacimiento del nuevo "escándalo" co-producido por el tandem Clarin-Veja de la cuenta conjunta en un Banco de los EEUU de Nilda Garré y Maximo Kirchner.

Si la operacion "Muerte de Nisman" en menos de 90 dias no solo se desinfló, sino que además tuvo un efecto no deseado como por ejemplo, llamar la atención publica sobre los presupuestos con que se manejan ciertos estamentos judiciales, y la lógica sospecha de que los manejos puestos a la luz de la Fiscalía que comandaba el extinto, pueden no ser un caso aislado, generando la incómoda pregunta sobre que presupuestos manejan otras fiscalías, que personal tienen, y demás presunciones que "la gente que es mala y comenta", no dejan de hacerse (hacernos) y muy especialmente sobre las fiscalías que conducen "el grupo de los 5" que promovieron el "paraguazo" del 18M.

La subsiguiente operacion de "la cuenta en USA" duró aun menos. Ni siquiera les dio tiempo a convocar otra "marcha de indignados".

Se me hace que quienes pergeñan este tipo de operaciones fallidas, estan corriendo un grave riesgo. Yo no se si habrán mensurado el peligro que corren si esa pobre gente ignorante a la que arrean a manifestarse por estas cosas, en algun momento tomen conciencia que han venido siendo manipulados desvergonzadamente, con un absoluto desprecio por su inteligencia, esa que que ellos mismos tienen en tanta estima, y que los hace "pensar diferente" (segun ellos). Que además tienen Secundario Completo, Título Terciario, Diploma Universitario, y hasta algún Doctorado...

Prestemos atención, en el término de 60 dias (¡solo 60 dias!) dos operaciones de prensa quedaron al desnudo como vemos acá con respecto a la cuenta que en un Banco de los EEUU tenían Nilda Garré y Maximo Kirchner. Lo de Nisman convertido en un culebrón mas digno de los programas de chimentos de la farándula, que hasta sería divertido, si no fuera por la guita que durante bastante tiempo nos afanaron los integrantes de la "justicia independiente" (tan independiente como cierto periodismo).

El abuso al que han venido siendo sometidos, quiero creer, que en algun momento les quedará claro. ¡Y ahi te quiero ver! Ese odio irracional al que consideran "inferior", que diariamente le alimentan ¿les permitirá en algún momento de sus "vidas pelandrunas" (como dice el tango) poder pensar por su cuenta? Si tal cosa sucediere (que tengo esperanza que suceda en algún momento) no quisiera estar en el pellejo de los Leuco, los Lanata, los Nelson Castro, los Fernando Bravo, los Longobardi, los Lejtman lo Majul. Porque sus mandantes obviamente tomarán distancia de los acontecimientos (como siempre). Son muy pocos los Generales que mueren en combate. Los suboficiales y la tropa son los que caen.

Antonio (el Mayolero)

miércoles, 8 de abril de 2015

"Cosas que naides sabia"

(Del poema gauchesco "La Leyenda del Mojón") ¿"Naides sabia"? Algunos si, aunque hayan sido muy reservados sobre el tema, durante muchos años.

Existe un concepto generalizado en que en las épocas pre y durante la Dictadura civico militar, había una especie de anestesia generalizada sobre lo que sucedía, y que la sociedad habia quedado catatónica. Algunos sabíamos que tal cosa no era tan así. Que dentro de la sociedad hubo gente anónima, talvez de aquellas personas mas impensadas que dentro del clima de terror, no arriaron sus banderas. Que talvez las hicieron mas discretas, menos ostensibles, pero que en su fuero íntimo las mantuvieron bien en alto.Pero el hecho de que las supieramos, era mas una intuición que una certeza.

Muchos de ellos ya no están entre nosotros, la vida se los fue llevando, pero otros andan por ahi, en silencio, sin andar chapeando heroicidades que para ellos no fueron mas que actos naturales, de personas bien nacidas. Pero por ahi alguien, tal vez ante la disyuntiva de que estas cosas queden sepultadas en la memoria de los que se van yendo (sus protagonistas, jóvenes 40 años atras, ya deben andar por cerca de los 70 años)  uno en un momento "abrió el juego" y mostró una carta.

Gustavo Sala, el apreciado bloguero de "El Perdido" (Est. José A Guisasola) segun me cuenta, se encontró con otro conocido bloguero, (cuyo nombre se reserva, y hace bien). No se conocían personalmente, solo por sus respectivas publicaciones, y la conversación transcurrió principalmente por carriles ideológicos, de perspectivas y pálpitos electorales, de las distintas situaciones en sus respectivos lugares, hasta que ya casi al momento de las despedidas, surgió la pregunta clave: ¿"Usted que es de Guisasola, lo conoció a Juancito Amestoy"? Y como un comentario sin mayor trascendencia, sobre el pucho, el "Yo supe andar por ahi y veo que vuelta a vuelta anda escribiendo sobre la gente de Guisasola" y ahi nomás al toque el tipo se despachó con una serie de recuerdos insospechados hasta entonces. A partir de ese hecho impensado, la intuición dejo su carga de duda e imprecisión, para transformarse en certeza. ¡Entonces la cosa había sucedido! No daba con ninguna lógica que ante la Dictadura no hubieran surgido movimientos de Resistencia, no ya armados, sino de otro tipo, menos épico pero talvez mas eficientes en cuanto al salvataje de los "náufragos".

El resto de la historia Gustavo Sala la cuenta acá, lo que me hace pensar por extensión, que no debe ser la unica de esas historias que la historia aún no ha recogido. No puedo creer que sea el único hecho; la lógica me hace pensar que es solo una de muchas que deben haber sucedido. Sabemos que fueron muchos los que tuvieron que emprender el camino del exilio, y de alguna forma lo tienen que haber concretado. No era tarea sencilla, además de asimilar su condición de blancos móviles, tomar ciertas decisiones donde sabían que su vida estaba en juego. Todos ellos tenían familias, amigos, la mayoría de ellos ajenos a sus actividades, o que las conocían y las alentaban aún sin participar de ellas. Nada de malo había en ir a un barrio a hacer apoyo escolar, o a pintar una escuela, o a hacer catequesis. Asimilar que esas actividades solidarias se habían transformado en sentencia de muerte, no era nada fácil.

Creo que Sala sin proponerselo, ha levantado la punta de una alfombra, y ha encontrado la tapa de un sótano. ¿Será cuestion de arrollar la alfombra, levantar la tapa del sótano y sacar a la luz esas historias menudas, que son parte inescindible de nuestra historia reciente? Esos hombres de pocas palabras, y esas mujeres silenciosas ("que siempre tenían una olla con sopa, y un par de camas tendidas") fueron los hacedores de la historia. Porque la historia la hacen las gentes del pueblo, personas "del montón", que siguieron su vida normalmente, porque nunca consideraron haber hecho nada extraordinario. Solo un acto normal de solidaridad, de esa que no "chapea", de esa que se lleva adentro. O si no, no se tiene

Tengo para mi que, así como alguien una vez en un bar, le dijo a Rodolfo Walsh, "Hay un fusilado que vive", y con ese comentario abrió una rendija en una puerta que nos llevó a conocer "cosas que naides sabía", con ese "Usted que es de Guisasola, ¿lo conoció a Juancito Amestoy"? se ha abierto otra rendija en una de las puertas de nuestra historia.

Antonio (el Mayolero)

lunes, 6 de abril de 2015

Bibliotecas quemadas


 Fidanza según Infonews:

“Si nos guiamos por los antecedentes, no es viable. Pero debo decirte con humildad que los analistas hemos tenido que quemar muchas bibliotecas. Esta ha sido una década excepcional por muchas cosas, buenas y que no son buenas. De modo que si vemos la historia a de los últimos años, cuando un gobierno termina, su poder tiende a disminuir rápidamente, pero en este caso no lo sabemos. Y este es un gobierno que llega al final mucho más fuerte que los gobiernos anteriores desde que se recuperó la democracia”.

viernes, 3 de abril de 2015

¿Hasta donde puede llegar un boomerang?

Las operaciones políticas destinadas al gran publico, mediante el uso de los medios de comunicación, son tan antiguas como los mismos medios, al punto que uno a veces piensa si no fue la necesidad de concretar esas operaciones la que creó a los medios como el vehículo mas apto para cumplir con ese objetivo.

Seguramente estoy exagerando un poco, pero no demasiado. Todo medio ya sea escrito, radial o televisivo, requiere de un soporte económico para su funcionamiento, y ahi empieza el problema.

No voy a entrar aqui en el ya debidamente explicado, por plumas muchísimo mas calificadas que la mia, sobre la abstracta "libertad de prensa" vs. la concreta "libertad de empresa".

El tema que me ocupa es (habida cuenta de nuestra realidad actual) ¿hasta donde se puede llegar, sin que el incauto destinatario de las operaciones, se de cuenta que lo vienen llevando como ciego al baño?.

Es sabido que hay una minoría de personas que obnubilados por el odio, están dispuestos a creer cualquier cosa que su odio prefigure, pero tambien es real que hay mucha gente que absorbida por otros factores, no tiene tiempo (o ganas) de profundizar en algunos aspectos, pero que conserva su racionalidad tal como conserva su utilidad un cuchillo desafilado. Y aqui viene la cuestión; ¿hasta donde se puede llegar sin que el tipo se avive? ¿y cual puede ser la reacción del "zonzo avivado" como se autocalificaba Jauretche?

Los últimos tiempos hemos visto una aceleración de esos procesos, con operaciones y denuncias mediáticas que en pocos dias, quedan totalmente desmontadas por la implacable fuerza de la realidad. Y eso de a poco va calando en ese colectivo imaginario llamado "la gente". Quienes somos frecuentadores y estudiosos de las redes sociales (esa famlia no reconocida de los medios), vamos observando que muchos comentaristas habituales, que viralizaban con entusiasmo esas operaciones, se muestran cada vez mas cautos, o directamente ausentes de estas lides. Quedan siempre firmes los profesionales, perfectamente junados en el ambiente, o sea los comunmente lamados "trolls", subsidiarios de los grandes operadores, que desde los "call center" continúan con su tesonera labor de hacer el ridículo.

¿Hasta donde llegarán sin que caigan totalmente en el desprestigio, con la consecuente caída de "rating" o reducción de sus ventas, que encienda luces de alarma en los inversores de esas empresas? Hemos visto la caída del valor de las acciones de uno de los Grupos Mediáticos mas importantes,(si no el mas) en las Bolsas de Londres y Nueva York.

Ojo que el boomerang siempre vuelve, y si el que lo lanzó está distraído, lo puede llegar a golpear de atrás, y donde mas duele.

Antonio (el Mayolero)


jueves, 2 de abril de 2015

Surgimientos y resurgimientos del Movimiento Nacional y Popular (X)



Las condiciones a que fueron llevando a la sociedad, tanto el menemismo, bien en su papel de destructor del Movimiento desde adentro, como otrora lo había hecho Alvear, trajeron un resurgimiento de la base, "del subsuelo de la patria" diría Scalabrini. Había que empezar a levantar los heridos que el sistema iba dejando en las banquinas. Aparecieron comedores, roperitos, se comenzaron a vertebrar organizaciones de desocupados, apareció el piquete como respuesta espontánea de un pueblo que buscaba un destimo mejor, porque ya sabía que se había podido antes.

Obviamente que en esas reuniones y trabajos comunitarios, se hablaba de política, pero en la mayoría de la sociedad se había implantado el desaliento. El trabajo de destrucción de la voluntad popular iba dando resultado.

Hasta que el 2001 se pudrió todo. En un hecho inédito en nuestra Historia, en una situación de crisis, ya no aparecieron las FFAA para "poner orden". (Siempre nos enseñaron en Historia Argentina aquel 20 de Junio de 1820, "el dia de los tres Gobernadores", como algo condenable: bueno, tuvimos la "Semana de los Cinco Presidentes"). Como quiera que sea, aún a los tumbos, la civilidad demostró que era capaz de arreglarse. Aún con 39 muertos en la calle...

La salida (forzada por algunos hechos de violencia, donde fueron víctimas miembros de esas organizaciones de base que se habían ido constituyendo para paliar la situación) finalmente se dió en 2003.

Convengamos, (parafraseando a Eduardo Sacheri) que por el flaco nadie daba ni dos pesos. En realidad lo poco que sabíamos, era que gobernaba Santa Cruz, que tenía una pinta bastante alejada del estereotipo del "político". Mas la conocíamos a ella, a Cristina por su labor en el Congreso Nacional, que a él.

Tratando de conservar alguna carta en la manga, los poderes lo "bajaron" a Menem de la segunda vuelta, tratando de que ese 22% de votos de Kirchner no se transformara en un aluvión imparable, y lo pudieran domesticar.

Pero de pronto, el pueblo empezó a ver como venía la mano; el tipo resultó mas duro que gallo al horno a la hora de resistir las presiones del poder. Y poquito a poco demostró con hechos que no había dejado las convicciones en la puerta de la Casa Rosada.

Y a cada intento de presión respondía con la misma firmeza. Y así de a poco el Movimiento Nacional encontró un nuevo conductor, que de yapa venía con un valor agregado. Ya no era uno, eran dos...
A la muerte de Néstor, algunos pensaron que otra vez el Movimiento quedaba acéfalo, y fieles a su pensamiento, creyeron que podrían volver a recuperar las porciones de poder que habían perdido.
Una vez mas pecaron de soberbia, el pueblo había encontrado su rumbo.

Todo esto trajo un reavivamiento de los sectores juveniles, que ya sin tanta presión de andar levantando a los heridos que el sistema tiraba en las banquinas, entraron fírmemente en la tan condenada "política", movilizando, estudiando, discutiendo, y porqué no, asumiendo responsabilidades en todos los órdenes de la Adaministración Pública, con la "prepotencia del trabajo".

El Movimiento Nacional y Popular, aquel que esbozaran Alem e Yrigoyen, que luego retomara Perón, y ahora, tal como estamos, ha demostrado que independientemente de quienes designe como sus "caudillos", no se puede detener.

Ya es hora de que algunos vayan tomando nota.

Fin de la serie.

Antonio (el Mayolero)

miércoles, 1 de abril de 2015

Surgimientos y resurgimientos del Movimiento Nacional y Popular (IX)

Don Antonio Cafiero
(Quiso pero no pudo)
La recuperación de la Democracia en 1983, trajo como dijimos un renacer de la participación política. Tranquilizado el ambiente "finoli" por el triunfo Radical, que demostró que al Peronismo se le podían ganar elecciones  Era un resurgir del Movimiento Nacional, esta vez en manos Radicales, ya que Raúl Alfonsín, ya superada su etapa de gorilismo acerrimo (los que lo conocimos como Diputado Provincial, allá por 1960/62, recordamos muy bien aquella faceta), había seguramente ganado experiencia, (como cualquier persona medianamente inteligente, va modificando sus pensamientos de acuerdo al contexto en que los tiene aplicar), y recuperaba banderas Yrigoyenistas.

El peronismo, muy golpeado durante la Dictadura, había perdido muchos de sus cuadros mas lúcidos y pensantes, en sus cuadros sindicales, políticos, estudiantiles y de base y barrio. Sus cuadros dirigentes eran los mismos de 1976, mientras que en el Radicalismo se había producido una renovación.

Comoquiera que fuera, se empezó a mover de nuevo el engranaje de la participación popular, y eso prendió luces de alarma entre los poderes fácticos. Impedidos de usar las desprestigiadas FFAA para sus objetivos, debieron apelar a otros resortes de su poder para hacerse notar y marcar la cancha.

El primero y fundamental; desprestigiar la política. Habida cuenta que salvo el breve interregno de Grinspun en el Ministerio de Economía, los resortes fundamentales seguian en manos de los mismos equipos que venían de 1976 y la Escuela de Chicago. (Es interesante ver como los funcionarios de tercera y cuarta línea de los tiempos de Martínez de Hoz, reaparecen tiempo despues, ya en democracia, en las primeras líneas de la conducción económica). Lógicamente las políticas económicas que aplicaron eran las mismas, y con las mismas consecuencias, y el poder político era el que recibía las cachetadas. Ergo: los politicos no pueden arreglar nada, aqui hay que saber administrar y nada mas.

Los golpes de mercado, y el trabajo diario de la "prensa independiente", actuaban de consuno, enfriando aquel peligroso entusiasmo del '83/'84.

Mientras tanto el Movimiento Nacional andaba huérfano. Muerto su caudillo, los capitanejos se disputaban la herencia. Rescato aqui dentro del Peronismo, la lucidéz histórica de Don Antonio Cafiero, que no tuvo mayor suerte en tratar de impulsar la Renovación.

Y entró a jugar otra técnica empresarial; buscar al Gerente exitoso de nuestro competidor, estudiarlo bien en sus puntos débiles, darle trascendencia, ayudarlo a crecer, y tentarlo con una oferta "que no podría rechazar". Así como Federico Pinedo (el abuelo) lo "convenció" a Alvear de levantar la abstención del Radicalismo en la década del '30, iniciando así una lenta pero segura destrucción del Radicalismo que aún continúa como ya dijimos, apareció Carlos Menem,  para cumplir el mismo destino para el Peronismo.

Ya dijimos que son persistentes en el error. El Movmiento Nacional no es algo que dependa del que lo dirige. No es una empresa comercial o industrial, que al morir su fundador puede extinguirse. El Movimiento es un colectivo que "produce" sus propios conductores, aun a pesar de que haya momentos o tiempos en que parezca haber perdido el rumbo.

Las brasitas se mantienen bajo la capa de ceniza, y la foto de Perón y Evita como inspiración siguen estando en muchas casas.

Mañana vamos a ver si terminamos con esta serie.

Antonio (el Mayolero)

martes, 31 de marzo de 2015

Surgimientos y resurgimientos del Movimiento Nacional y Popular ( VIII )

Era obvio: desde el triunfo de la Revolucion Cubana, y luego la derrota de Vietnam en los EEUU, la juventud comenzó a mirar con simpatía a los movimientos armados. Ambas derrotas parecieron mostrar que algunas cosas eran posibles. La fallida experiencia del Che Guevara en Bolivia, por otra parte hizo pensar que no era tan fácil traspolar experiencias de otros pueblos. Había una diferencia de fondo; nosotros atesorabamos la experiencia de un Movimiento Nacional y Popular, que había demostrado acabadamente que no solo por la via armada se hacían revoluciones.

Y eso trajo no pocas discusiones internas, sobre todo en el momento en que se recuperó el poder estatal el 25 de Mayo de 1973. La gente mas comprometida con la Resistencia Peronista depuso las armas, (Montoneros) considerando que el objetivo se había alcanzado. Sin embargo, la fracción mas radicalizada continuó la lucha armada y el ERP marchó a la selva tucumana.

La derecha peronista y la burocracia sindical estaban aterradas por aquel avance que parecía imparable de aquello que venía a "subvertir" su cómoda existencia de "gerentes" de otra empresa como dije en la parte III de esta serie.

Y se desató la furia y la violencia. No resulta extraño que las principales víctimas de aquellos diez años de 1973 a 1983 fueran menores de 35 años. Los poderes fácticos habían detectado a su enemigo principal, y mandaron proceder en consecuencia.

Pero, aquel horror fue retemplando los ánimos. Fueron las Madres de Plaza de Mayo que pacientemente, sobreponiendose al dolor de la incetridumbre de la suerte corrida por sus hijos, mantuvieron las brasitas...

El despropósito de la Guerra de Malvinas, aceleró el derrumbe de la Dictadura, y el Movimiento Nacional renació con mas fuerzas aún. Un Raúl Alfonsín contra viento y marea, levantó el estandarte Yrigoyenista, pese a que sus principales oponentes provenían de su propio partido, pero destapó las brasitas, y les fue arrimando astillas hasta reavivar el fuego. El viejo Caudillo había muerto, y sobraban herederos al abrirse el juicio sucesorio, por lo que entra las peleas de los presuntos herederos, y el raleo producido por la represión en los cuadros medios, no pudo reaccionar. "Participar" se puso de moda, y era "bien visto" afiliarse a algún partido Político.

Los poderes fácticos parecían en retirada, y les "sacaron la escalera" a los Golpes Militares. No obstante, consiguieron (por la fuerza) algunos logros con el levantamiento de Semana Santa. Al márgen de lo que podamos analizar sobre la actitud de Raúl Alfonsín, hay una imagen que para mi es determinante. El Presidente de la Nación, en el balcón de la Casa Rosada, flanqueado en esa grave circunstancia por Antonio Cafiero, principal dirigente de la fuerza de oposición a su gobierno, marcó la pauta de que la dirigencia política había aprendido de la experiencia vivida.

El Movimiento Nacional y Popular se había puesto en marcha, y los poderes fácticos se verían obligados a emplear otro tipo de tacticas si no querían perder el poder.

Seguiremos
(Antonio, el Mayolero)


lunes, 30 de marzo de 2015

Surgimientos y resurgimientos del Movimiento Nacional y Popular ( VII )

Con el peronismo proscripto, y el Partido Militar funcionado a pleno, se entró en una etapa de "democracia" ficticia, tutelada por el poder fáctico, e instrumentada por las FFAA que obedientemente, sacaban los tanques a las calles, cada vez que a sus mandantes les resultaba necesario. El periodismo no necesitaba crear zozobra. El recuerdo del bombardeo a Plaza de Mayo y los fusilamientos del 9 de Jnio de 1956, pesaba en el "ciudadano de a pié".

No obstante, por los resquicios de esa democracia tutelada, la Resistencia Peronista se iba vertebrando. Y por otra parte, la reglamentación del art. 28 del decreto-ley de Educación de la Revolucion Libertadora (ver acá) desató un clima de discusión en que la juventud, (no ya la universitaria solamente) arrancó una etapa que aún se siente, aunque se hayan olvidado sus orígenes, de participación no solo activa, sino en foros de discusión.

Tambien por esos resquicios se comenzaron a colar las obras de Scalabrini Ortiz, Jauretche, Hernandez Arregui, Abelardo Ramos, Milicíades Peña, José Maria Rosa, que nos ayudaban a comprender que habia una distinta forma de ver las cosas por fuera de la historia y el relato que los poderes nos habían impuesto.

El sindicalismo tambien hacía su introspección. A raíz de un "congreso normalizador" se forman las "62 organizaciones" (ver acá, el testimonio de un participante). Entre otros aparecen por primera vez dos líderes sindicales, aún muy pichones, pero que tendrían gran protagonismo en los 20 años siguientes. Agustín Tosco y José Ignacio Rucci.

Con su líder ausente (por ausencia forzosa) el Movimiento Nacional comenzaba a reestructurarse. En 1962/1963, el Partido Militar evidenció una importante fisura, que se trasuntó en la llamada "Guerra de Azules y Colorados" que con mayor o menos intensidad duró desde setiembre de 1962 hasta Abril de 1963, guerra cuidadosamente "borrada" de la historia, de la que fuí invioluntario protagonista como soldado conscripto. Mi experiencia de entonces está acá.

Ya entonces, el Movimiento Nacional había finalmente encontrado un común denominador. Se debilitaba el Partido Militar, y entonces, el retorno de Perón, comenzó a ser un objetivo cada vez mas cercano, pero que atravesaba diagonalmente a muchos sectores (especialmente los mas jóvenes) que se fueron movilizando en ese sentido, aún los que no veníamos del Peronismo, pero que reivindicando nuestra pertenencia al Movimiento Nacional desde el primigenio Radicalismo de Yrigoyen, reconocíamos en el peronismo su continuación bajo otras circunstancias históricas.

La seguimos despues.

Antonio (el Mayolero)

domingo, 29 de marzo de 2015

Surgimientos y resurgimientos del Movimiento Nacional y Popular ( VI )

Luego del triunfo de la "Libertadora", con la aplicación de la violencia contra el pueblo (bombardeo a Plaza de Mayo, previo, pero dentro del mismo contexto, como para ir adelantando como iba a ser la cosa.Tal como la accion de la Triple A en los '70 ). Los fusilamientos del 9 de Juniode 1956 (ver y escuchar acá), y la represión en muchos lugares a cargo de los "Comandos Civiles Revolucionarios", y las FFAA y de Seguridad, dieron la pauta de que los poderes facticos nuevamente habian ocupado el poder Gubernamental.

Comenzó entonces el período de la "Resistencia" donde se empezó a clarificar quien era cada quien. Dirigentes sindicales como Andrés Framini, Armando Cabo y otros comenzaron a vertebrar una lucha que duró unos 20 años.

El Movimento Nacional y Popular debió entonces aprehender tácticas casi olvidadas de las épocas de Yrigoyen y Alem, allá por 1890.

Pero siguió en el alma del pueblo. Yo recuerdo claramente que en las casas de mis amigos peronistas, siempre estaban en algún lugar discreto las fotos de Peron y Evita.

El Movimiento había encontrado su caudillo, y no lo olvidaba ni lo olvidaría. Parecía que el fuego estaba apagado, pero en cada casa se conservaban algunas brasitas, a veces cuidadosamente cubiertas con ceniza, pero prestas a levantar llama ni bien se le arrimaran unas leñitas secas.

Tambien entre las filas de los que no adherían (adheríamos) al Peronismo como expresion del movimiento, pero que estabamos del mismo lado de la grieta, se daba un proceso de decantación. Cuando la Dictadura llamó a elecciones para 1957, y 1958 (Constituyentes y Elecciones Generales) se produjo la escisión de la UCR. Ya había pasado a la historia la conducción Alvearista que luego del fracaso de la Union Democrática en 1946, había sido desplazada de la conducción del Partido por el MIR. Los relictos del Alvearismo conservaban la minoría, pero ya la conducción había pasado a otras manos. Si vemos la "Declaracion de Avellaneda" de 1945 aca y el Programa de Avellaneda de 1948 vemos que se revela una corriente dentro del Radicalismo que reivindica sus orígenes. Lamentablemente llegaron tarde; ya el pueblo había encontrado su conductor.

De 1946 a 1955 se produjo una simbiosis entre Radicalismo y antiperonismo que lo alejó definitivamente de sus origenes Nacionales y Populares para transformarse en la expresión ideológica y poítica del medio pelo.

Parte del Radicalismo prestó sus hombres a los cuadros de la Revolución Libertadora, y en 1957 la situación llegó a la división entre la UCRP y UCRI. No es el motivo de esta serie ahondar sobre estos avatares, sí, el de desmadejar las idas y vueltas de un Movimiento que por la fuerza de las armas había perdido a su caudillo.

Sin embargo, la campaña electoral de 1958 produjo un acercamiento entre el Peronisno y el Radicalismo Intransigente por aquel tan meneado "Pacto" Peron-Frondizi. Este acercamiento se dio a nivel de bases donde comenzamos a compartir (experiencia personal de mis 16/17 años) las humildes actividades del comité reservadas a los que andabamos arrimandonos a la política "espiando por la rendija de la puerta" con dirigentes peronistas de base, a los que empezamos a escuchar con atención. Allí talvez se empezaron a gestar relaciones y amistades que a lo largo de los años a todos, de un lado y otro, nos hicieron comprender que habíamos sido objeto de una manipulación para mantenernos divididos. Que ese error en que habían caido nuestros padres, no debíamos cometerlo nosotros.

Seguiremos.

Antonio (el Mayolero)



sábado, 28 de marzo de 2015

Surgimientos y resurgimientos del Movimiento Nacional y Popular ( V )

José Geronimo Espejo Secretario General de la CGT entre
1947 y 1955
El primer peronismo, a la hora de respaldar su acción de gobierno, se respaldó en el sindicalismo (la columna vertebral...), priorizando su capacidad de movilización por sobre una movilizacion popular con base mas amplia. Así al irse burocratizando el sindicalismo y su dirigencia, resultó que sobre el fin de su ciclo no tenía un movimiento de masas que lo respaldara. Al fallar el puntal principal, el resto del peronismo no atinó a reaccionar y los poderes facticos encontraron la brecha para recuparar el gobierno.

Una característica de aquellos tiempos era la poca participación juvenil en el Movimiento Nacional y Popular. Talvez esa burocratizacion del movimiento, ya mas en función de gobierno, descuidó la formación de cuadros, o por ahí no era el momento aún. Como quiera que sea, el Peronismo en el poder gubernamental, sacó a la luz y consideracion pensadores e intelectuales del Movimiento, que habían permanecido fuera de la consideración de los que precisamente debían ser sus destinatarios.

Esto traería consecuencias posteriores, ya que a raiz de los cambios que se daban en el mundo, amanecían otras formas de pensar. Los ecos de los movimientos de descolonización, Viet-Nam, la Revolución Cubana, Mayo del '68 llegaban, si bien atenuados por las agencias internacionales de noticias, no podían ocultar la participación de una nueva generación en ese hervidero. Perón, relevado de las responsabilidades de gobierno, tambien lo entendía así y consecuentemente filosofaba sobre el tema acentuando su aliento a la participación juvenil.

La conducción formal del Movimiento continuaba con su impronta burocrática heredada de la época anterior, y esto trajo una lucha entre la nueva generación que reclamaba su lugar, ya fuera en los sindicatos, o en las organizaciones de base. Ya no era un movimiento instintivo, era un movimiento que leía, que discutía, que aprendía y a la vez enseñaba. Fueron épocas de introspección, al margen de los tejes y manejes electorales a los que obligaba la proscripción del Peronismo.

Finalmente, tal como Roque Saenz Peña en 1912 ante Yrigoyen, el poder fáctico debió capitular ante Perón en 1973, permitiendo así que el Peronismo volviera a ganar las elecciones, tal como en 1946,con una construcción frentista, donde como dije antes, el Frejuli llevó a una fórmula integrada por un Peronista de neta raíz conservadora, Hector J. Cámpora (el "Tio") y un Conservador Popular, Vicente Solano Lima.

Estamos acostumbrados a asociar a los Conservadores colectivamente al liberalismo económico, pero, dentro del conservadorismo existieron vertientes nacionalistas, y tampoco hay que olvidar que los grandes instrumentos estatales del control de la Economía (como la Junta nacional de Granos, la de Carnes y otros similares) fueron obra de los Gobiernos conservadores de la decada del '30. De este lado venía Cámpora, y unos cuantos Ministros de los primeros Gabinetes del Peronismo.

Despues la seguimos.

Antonio (el Mayolero)

viernes, 27 de marzo de 2015

Surgimientos y resurgimientos del Movimiento Nacional y Popular ( IV )

Peron-Quijano
Producidos los acontecimientos del 17 de Octubre de 1945, en que el Movimiento salió a la luz, había que implementar la forma de institucionalizar el asunto, para que aquello dejara de ser una pueblada (sin connotaciones peyorativas, por favor) para encuadrarse en un instrumento electoral apto para enfrentar la coyuntura electoral prevista para el 24 de Febrero de 1946. Porque no solo se trata de interpretar voluntades y sentimientos, sino que tambien hay que transformarlas en votos, y como dice un amigo, a los votos hay que juntarlos, y además contarlos...

Comenzó así la génesis del Partido Peronista, que en un principio no fue así, si no un frente electoral, adonde el Partido Laborista de Cipriano Reyes, confluyó con parte del Radicalismo, parte del Socialismo, Conservadores Populares y otras fuerzas menores, algunos comnistas incluídos, que brindaron la adecuada cobertura territorial.

Por si alguno se horroriza, recordemos que el "Tio" Cámpora venía del conservadorismo, y que en 1973, Perón retornó bajo la Presidencia de Cámpora, y la Vicepresidencia de Vicente Solano Lima, Conservador Popular. Que Perón tuvo su primer Vice Presidente en Hortensio Quijano, Radical, que el padre del "Bebe" Cooke tambien era radical, que entre sus Ministros hubo Socialistas como Borlenghi y Bramuglia (en Interior y Relaciones Exteriores ¡que tal!). Ministros Radicales y Conservadores de origen tambien integraron ese gabinete.

Hace un tiempo (5 años atras) escribí acá como parte de una serie de posteos sobre la diferencia entre Legislar y Ejecutar sobre el tema. Perón no "inventó" las leyes laborales; muchas de ellas ya existían, pero el Ejecutivo Nacional no las aplicaba, y ahí está la diferencia.

Contaba tambien con algo que había dejado Yrigoyen, la clase media. El RadicalismoYrigoyenista "creó" por así decirlo a la clase media, de la que se nutren los cuadros de carrera e intermedios de la Administración Pública. No solo la creó sino que le dio conciencia de clase, lo que le trajo no pocos dolores de cabeza a los poderes fácticos que se vieron obligados a armar un entrampado mediático, para desactivarla transformandola en "mediopelo". Es conveniente recordar la nota de Mario Rappaport que está aca para recordar cual era el "Proyecto" Yrigoyenista, ya que a veces parece que su gobierno se limitó a la Semana Trágica y la represión de las Huelgas en la Patagonia...

Perón ya tenía los cuadros necesarios para gobernar, sin el concurso de los cuales hubiera sido imposible cumplir con las expectativas del Movimiento Nacional que lo había erigido en Conductor de sus expectativas.

Entonces, como en 1928 con Melo-Gallo bajo la experta batuta del Embajador Inglés, se agrupó todo el espectro partidario tradicional, se volvió a repetir la receta, esta vez dirigidos por el Embajador de los EEUU, Spruille Braden. Había terminado la 2ª Guerra Mundial, el León Británico comenzaba su declinación, y el cipayaje vernáculo se apresuró a cambiar de collar para seguir siendo perro.

Cualquier parecido con situaciones actuales NO es casualidad. Convendría que algunos recordaran que en las dos ocasiones anteriores fracasaron con esa estrategia...

Despues la seguimos.

Antonio (el Mayolero)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails