sábado, 29 de noviembre de 2014

Las premisas falsas inevitablemente llevan a conclusiones erróneas.

El Pensador (de espaldas al Congreso,
donde están los representantes del pueblo)
Suele suceder, uno arranca un razonamiento a partir de algo que cree cierto. En base a eso, llega a una conclusión. Cuando la confronta con la realidad, se encuentra con que le erró por un campo...

Sucede. Y uno se la guarda, y se queda calladito la boca, buscando el rincón mas oscuro, y trata de pasar inadvertido, y se promete ser mas cuidadoso para la próxima, para no sacar una merecida patente de boludo.

Ahora, cuando el tipo, una y otra vez recae en el mismo error ya se empieza a colocar en un lugar que dá mas para la chacota que para otra cosa.

Desde 1916 en adelante, hay tipos que se han venido renovando generacionalmente, elaborando pensamientos que al partir de la premisa equivocada, los llevan a cometer una y otra vez el mismo error. Y no se vaya a creer que lo hacen por falta de acceso a conocimientos educacionales que les den las herramientas necesarias para no recaer una y otra vez en la misma güevada. Suelen ser gentes estudiadas, con Títulos Universitarios y todo, o al menos con un grado de cultura general que hace incomprensible que no confronten sus elaboraciones intelectuales con la realidad.

¿Y donde está el error? Lo podemos sintetizar en una palabra: Personalismo.

No pueden admitir que hay ideas que se sostienen a través del tiempo, que esas ideas han encarnado en la sociedad, y las confunden con la aparición en la historia de distintas personas, que, en determinados momentos aglutinan esas ideas subyacentes en las mayorías, y las transforman en acciones concretas. Así fue que creyeron que el Radicalismo era Yrigoyen. Y que aquellos que seguían a Yrigoyen eran una masa inculta, ("la chusma Radical" la llamaron) embobada por el caudillo, sin comprender que Yrigoyen solo era el emergente, el catalizador de un pensamiento nacional y popular.

Claro, su intelectualidad superior les impedía comprender que el pueblo de "pata en el suelo" atesoraba sabidurías, conocimientos y experiencias que eran superadoras de sus conocimientos librescos.

Y así cayeron en el error que a la muerte de Yrigoyen ese pensamiento (que para ellos no existía) seguiría latente. Así fue que diez años mas tarde creyeron que el Peronismo se limitaba a Perón, cuando en realidad Perón era el nuevo emergente y catalizador de ese pensamiento colectivo.

Y volvieron a fallar. Y creyeron en la fórmula mágica de prohibir la palabra Perón por decreto, y que por la represión y la proscripción el tiempo iba a producir el milagro de que el pensamiento popular se esfumara.

Y un día murió Perón, (tal como había muerto Yrigoyen o había muerto Evita), y respiraron aliviados. ¡Ahora si! Y para asegurarse prestaron su intelectualidad a la Dictadura Cívico-Militar que vino para "disciplinar al pueblo Argentino e imponer una economía liberal" tal como Videla declarara al Periodista Ceferino Reato.

Pero fue pasando el tiempo; el pueblo Argentino lamió sus heridas, resistió y aguantó lo indecible hasta que el 2003 de la mano de otro aglutinador del pensamiento popular, tan decidido como Yrigoyen o Perón a no dejar sus convicciones en la puerta de la Casa Rosada, empezó una nueva etapa del mismo camino.

Y otra vez la burra al trigo, vuelta a cometer el mismo error; creer que todo se reducía a la persona, y que muerto Néstor, las cosas iban a volver a la "normalidad" (lo que ellos interpretan como normalidad); otra vez le erraron; hubo quien tomó firmemente la bandera y la cosa siguió en marcha.

Ahora respiran aliviados; Cristina termina su mandato popular dentro de un año. Creen en su soberbia intelectual que se va a terminar su "pesadilla". Que "se va a terminar el ciclo", que "la chusma radical volverá a sus cubiles" (o peronista, kirchnerista, o camporista; es lo mismo, ya que desde 1916 vienen repitiendo los mismos argumentos).

El pueblo argentino sabrá encontrar el camino, por mas que nos cueste a veces asimilar que el catalizador circunstancial no esté al frente. A la larga el pensamiento nacional y popular se impone, por mas que el Foro Empresarial y sus turiferarios intelectuales no lo puedan entender ni explicar. Claro, si parten de una premisa falsa...

Como una alegoría de esta forma de ver la realidad, la Estatua del Pensador, da la espalda al Palacio del Congreso de la Nación, donde se reúnen los representantes del Pueblo...

Antonio (el Mayolero)



2 comentarios:

Ricardo Antonio López dijo...

http://lavozdelchacarero.blogspot.com.ar/2010/12/de-como-ajustar-el-pensamiento-la.html
DE COMO AJUSTAR EL PENSAMIENTO A LA REALIDAD.

Ricardo Antonio López dijo...

DE COMO AJUSTAR EL PENSAMIENTO A LA REALIDAD.
https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=7042647054257165413#editor/target=post;postID=3179460677478709491;onPublishedMenu=allposts;onClosedMenu=allposts;postNum=16;src=postname

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails