sábado, 15 de agosto de 2015

Serie:Inundaciones, Factores concurrentes (I)

Florentino Ameghino
Hace unos 120 años atras, Florentino Ameghino, un Sr. que sabía (y sabía mucho) alertaba sobre el manejo del agua en la Pampa Humeda. Recién terminada la llamada "Conquista del Desierto", la economía argentina se reacomodaba a nuevas realidades.

Se diseñaba una producción granaria y ganadera a medida de los requerimientos de una Inglaterra, que con su vocación Imperial, y el concurso ideal de una oligarquia naciente, el reparto de las potencialidades productivas de nuestra Pampa Humeda, pasaba por la mensura y subdivisión de las tierras conquistadas, y su consolidación registral, para poblarlas de inmigrantes que las hicieran "rendir".

Ambas actividades (la agrícola y la ganadera) son viables mediante la concurrencia de tres factores principales, a saber: la fertilidad del suelo, la disponibilidad de agua en el momento necesario, y el esfuerzo humano que coordine los dos primeros factores adecuadamente.

Ameghino (que había nacido en Lujan)  había observado la irregularidad de las lluvias que cíclicamente o bien escaseaban, o bien excedían las necesidades de la actividad agrícola ganadera. Y muy criteriosamente aconsejaba retener los excedentes para ser utilizados en épocas de escasez.

Claro, esto implicaba que necesariamente deberían ser utilizadas superficies de campos como depósitos de las lluvias excedentes, cosa que entraba en colisión con el interés de los propietarios de esos campos, que como además eran los que tenían la manija (o sea el poder), movieron los sutiles piolines que tenían en sus manos, y las alocadas teorías de don Florentino pasaron sin mayor trascendencia, aunque como era un tipo muy reconocido por su trabajo científico, se lo confinó a sus investigaciones y descubrimientos paleontológicos, borrando cuidadosamente el hilo conductor que unía esas investigaciones y descubrimientos,. con la realidad de los ciclos climáticos de la Pampa Humeda.

Quienes ya atesoramos una buena cantidad de años, y memoria, recordamos a nuestros abuelos chacareros hablar de dos desastres naturales. "El año de la epidemia" y el "año de la inundación".

El "año de la epidemia" fue alla por 1912/13 con una sequía,que provocó la muerte por hambre de una considerable parte de la existencia vacuna de aquel entonces, y el "año de la inundación" 1914,en que la mayoría de la Provincia de Buenos Aires sufrió lluvias ininterrumpidas que provocaron el aislamiento de muchos lugares. Lineas ferroviarias arrasadas como podemos ver en el libro de William Rögind "Historia del Ferrocarril Sud" o "Mi vida de Ferroviario Ingles en la Argentina" (1887-1947) de Arturo Coleman, rompieron con el mito de "que los Ingleses sabían hacer Ferrocarriles, ya que los terraplenes no se inundaban", algo que merecería integrar el "Manual de Zonceras Argentinas".

Cuando uno se mete un poco a investigar en las estadísticas del Servicio Meteorologico Nacional, en sus registros pluviométricos, ve claramente como los ciclos se van siguiendo unos a otros, cosa de la que Ameghino no disponía, pero intuía por sus investigaciones paleontológicas, aunque nada supiera del fenómeno de "El Niño" o de "La Niña", de los que recien se empezó a hablar cuando las inundaciones de 1980 en adelante. Logico: la ciencia fue avanzando y permitió acceder a informaciones mas completas, que entre otras cosas confirmaron la sabiduría de Ameghino.

Por eso, nada nuevo está sucediendo, que no haya sido advertido con la suficiente anticipación para que nos andemos haciendo los sorprendidos.

Solo que el hombre (y la "ambinción" de la plata como decía un gallego amigo de mi padre) fue interviniendo y en la mayoría de los casos fue agravando con medidas y obras cortoplacistas, estos datos de la realidad.

Seguiremos esta relación, tratando de serenar un poco las pasiones (tarea difícil si las hay en estos tiempos preelectorales) y ver si podemos razonar un poco, apagando el televisor.

Antonio (el Mayolero)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Había un trabajo ( Plano hidrico de Córdoba) en la Dirección de Hidráulica de la Provincia de Córdoba creo que es Ameghino, donde proponía la canalización de los ríos de la provincia para venir navegando, por medio de chatas hasta la provincia de Buenos Aires, no se si como algunas de las cosas que propuso no se hicieron por falta de recursos, viabilidad o INTERES. Muy interesante tu trabajo de difusión. abrazo
Alejandro

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails