jueves, 17 de septiembre de 2015

Macri en su Curupaytí (Macri se escribe con "M" de Mitre, De los boludos con iniciativa)

Se van a cumplir 149 años de aquel 22 de Setiembre de 1866 en que se libró la batalla de Curupaytí, si es que se puede llamar batalla a un hecho
de armas donde cayeron 10.000 soldados por uno de los bandos, contra solo 30 del otro bando.

La oportuna muerte del Vice Presidente Marcos Paz, proveyó la salida elegante para relevar a Mitre del mando de las tropas de la Triple Alianza, e impedir que siguiera mandando soldados al muere sin la mas mínima reflexión ni análisis. Terminaba así la carrera militar de alguien a quien en la jerga interna cuartelera se le llama "boludo con iniciativa", el mas peligroso de los boludos.

Ahora tenemos entre manos un nuevo boludo con iniciativa, con pretensiones de Presidente de la Nación, que junto a su Estado Mayor no para de hacer una detras de otra, y como además tienen iniciativa, cada vez se empantanan mas.

Macri es la punta de lanza, o la cara visible local de una vasta operación de deslegitimación de la democracia como forma de gobierno para toda America Latina. Ya desactivada la posibilidad de golpes militares, por el desprestigio que conquistaron a través de muchos años, los titiriteros de la dependencia decidieron transitar por otros caminos mas "prolijos", y alejados de la brutalidad. Y encontraron (o creyeron encontrar) al hombre ideal. Ya el camino de la cooptación de fuerzas populares había terminado en fracasos estrepitosos. Tanto Alvear dentro del Radicalismo como Menem dentro del peronismo, y luego De la Rua otra vez dentro del Radicalismo clausuraron con mas pena que gloria esa alternativa.

Hubo entonces que fabricar una fuerza política, y así un Partido Vecinalista como es el PRO, fue catapultado mediáticamente a una proyección nacional que va demostrando ser otra táctica fracasada.

Ya no quedan mas recursos para deslegitimar la voluntad popular para emplear. Hasta han puesto las tropas de reserva en el campo de batalla, ese "Batallón Judicial" que siempre se mantuvo oculto entre los pajonales de retaguardia, ha tenido que salir a exponerse al ridículo.

Solo les queda un recurso para intentar la deslegitimación de la democracia. Vaciar la convocatoria electoral "por falta de garantías". O sea, bajar las candidaturas del rejuntado "Cambiemos".

¿Será posible que los titiriteros le hagan repetir a Macri aqui lo que intentaron en Venezuela sin mucho éxito?

Los titiriteros de entonces encontraron la salida elegante para Mitre, con la muerte de Marcos Paz. ¿Cual será la "salida elegante" en este caso?

Antonio (el Mayolero)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails