domingo, 20 de septiembre de 2015

...."Y en eso llegó Francisco".... (y mandó a parar)

El Pancho y Don Fidel
Para los sub-40 es casi como una cosa normal. ¿Que hay de extraño o sorprendente en que dos personalidades de trascendencia mundial se encuentren? Inclusive, ¿que hay de extraño en que una de esas personalidades, atendiendo a la avanzada edad de su interlocutor, concurra al domicilio de éste para concretar el encuentro? Talvéz para los sub-40 sea una cuestión menor, a la que no debería dársele mayor trascendencia.

Sin embargo, para los que ya hemos superado por mucho esa barrera de los 40, y nos formamos desde mediados de los '50 y en adelante, este acontecimiento realmente es histórico.

Porque desde los púlpitos, sacristías, desde las cátedras en los Institutos Religiosos donde se formaban la inmensa mayoría de nuestras docentes, desde las organizaciones de la Iglesia Católica Apostólica Romana, como Accion Católica y otras similares, la bajada de línea política era regla. Salvo contadísimas excepciones el discurso demonizante era unánime, y permeaba a toda la sociedad.

Las Capellanías Militares y de las FFSS bendecían a los asesinos y torturadores a los que investían con la santificante condición de "cruzados contra las ideas disolventes" que buscaban destruir los fundamentos de nuestra sociedad (occidental, democrática y cristiana).

Hoy, el Papa (¡el Papa!) se fue a entrevistar con el representante del Mal en esta tierra. Un viejecito ahora, que en sus tiempos hizo una revolución, talvez inspirada en los conceptos que en su juventud había asimilado en el Colegio Jesuita donde se educó. Conceptos cristianos por cierto; dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, dar educación a todos, dar salud a todos.

Un pastor a su modo, que supo conducir a su rebaño entre los mas grandes peligros, con la guarida de los lobos a pocos kilómetros de sus costas, pero sin aflojar "ni un tantico así", y que hoy recibió la visita del Papa, el pastor, pero tambien el político venido del Sur, donde seguramente habrá un montonazo de viejas beatas horrorizadas, que soñaban con un Bergoglio=Copello que unificara la oposicion y fuera el catalizador de un movimiento purificador que nos librara de la "yegua", para que pudieran seguir habiendo pobres donde canalizar su hipócrita "caridad cristiana".

Antonio (el Mayolero)

3 comentarios:

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Y vaya que nunca pensamos que tal cosa se daría, y no justamente por responsabilidad de Fidel...

Pablo Pehrsson dijo...

Excelente el pie de foto, demostrando quién es quién. Se agradece!!!!

Anónimo dijo...

El jefe supremo de la iglesia catolica lo visito a Fidel en SU DOMICILIO. No sos importante pa nada gran comandante

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails