viernes, 5 de agosto de 2011

¿Conduce o no conduce Macri?


Tengamos en cuenta la encrucijada en la que se encuentra  Macri de cara a su esperado 2015: el mejor resultado que puede tener él en 2011 es paradójicamente una victoria de Cristina que lo deje como única figura opositora ya en carrera y victoriosa para las próximas elecciones. Entonces, es muy probable que el reelecto jefe de gobierno prescinda, uno supone, de apoyar a tal o cual candidato. Y obviamente es esto lo que acaban de marcar los dirigentes duhaldistas del Pro con ese comunicado de ayer.

A ver, hagamos deducciones sencillas. Sí, el Pro es una fuerza porteña, municipal, formada en base a una estructura alrededor de la figura exitosa de su líder, con obviamente dirigentes políticos afines de raigambre peronista-antikirchnerista, que en su mayoría son los encargados de los armados regionales del Pro. De ahí que en todos lados los candidatos del Pro, salvo en la capi (sí, y en Malvinas Argentinas), apoyen la candidatura de Duhalde.

Pero no apoyar a ningún candidato para quedar Macri como máximo referente de la oposición en una eventual victoria de Cristina no es el único motivo, no hay escapatoria de eso. Si Duahlde o Alfonsín o Binner ganasen, el kirchnerismo sin dudas sería la principal fuerza opositora y Macri sólo un aliado más del nuevo espacio gobernante. Nada más que eso. Si a ese eventual gobierno le va mal, al Pro se lo lleva puesto. Será el kirchnerismo el espacio que devuelva certezas a nivel nacional, uno supone. Si a ese gobierno le va bien, a Macri le va a ser más difícil aspirar al sillón de Bernardino.

Pero tampoco tiene demasiado espacio dentro del Pro Macri si pretende prescindir de apoyar a Duhalde; el Momo se lo recuerda con estas declaraciones de que el apoyo ya es un hecho en el trabajo conjunto. Además, el que duerme con el enemigo por conveniencia es él. Como una especie de rehén, tampoco puede entrar en conflicto con los buenazos del Sutecba con los que tiene buena relación pero no asegurada. De yapa pensó que irse de paseo, justo ahora, era la mejor estrategia.

En definitiva el macrismo es simplemente un síntoma de un virus que acaba de manifestarse como duhaldismo, pero que en realidad es ni más ni menos la política al servicio de las corporaciones que tanto nos gusta combatir.

3 comentarios:

Daniel dijo...

Tengo la siguiente idea al respecto (por ahí no es así, lógico).
-Inevitablemente Macri quiere tirarse a las presidenciales.
-Pasando la General Paz no le dan bola y el lo sabe.
-Un triunfo de Cristina profundizaría el proyecto y la gente no se suicidaría votando a semejante muñeco.
-Si el no sabe todo esto, lo sabe de sobra Durán Barba.
-Mucha de su gente ya se expresó por Duhalde y aunque la otra parte se ofendió, a el no se le movió un pelo.
-El horizonte presidencial es demasiado lejano para el y lo que haga en esta coyuntura no lo va a afectar en cuanto a toda el agua que va a pasar bajó el puente de acá a cuatro años.
-En plena campaña presidencial, el tipo se fue de vacaciones y es toda una señal de su indiferencia, que es lo más real que por ahora detenta.

siempre k dijo...

MACRI NO CONDUCE NADA, SOLO LO HACE DURAN BARBA, AHORA LO MANDO A EUROPA PARA NO QUEDAR PEGADO AL FRACASO DE DUHALDE EL 14, Y ADEMAS EN EL RESTO DEL PAIS EL PRO SE METE COMO LA MARABUNTA EN TODOS LOS PARTIDOS, NO IMPORTA CUAL SEA, SI HASTA NOSOTROS TENEMOS ALGUNOS QUE NOS MANDO D.BARBA DE BUENO QUE ES NOMAS VIO??, POR ESO YO NO LO PERDERIA DE VISTA, NO A MACRI, SINO A LA JUGADA DE DURAN BARBA.

manuel el coronel dijo...

Se va poniendo linda la cosa. Del Sel conducción!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails