lunes, 15 de agosto de 2011

El oficialismo también ganó en Dorrego


Es fácil entender a esta altura el porqué de la victoria de casi todos los oficialismos. El voto conservador por el cambio. El cambio que sólo posibilita el proyecto nacional que conduce Cristina.

Y el pueblo no es la excepción a esta regla. Mal que nos pese, el actual intendente radical Fabián Zorzano hizo una elección de aquellas (4447 votos, 44%), casi triplicando a su contrincante interno, el ex-intendente Crego, (16%, declarado antikirchnerista, no así Zorzano).

Excelente elección hizo también el vecinalismo que llevaba como candidato al periodista Hugo Segurola, casi sin estructura, posicionándose en el segundo lugar de las generales con más de 1700 votos, 17%.

De cara a octubre la introspectiva se deberá hacer, a nivel local, en nuestro espacio. Un cuarto lugar para Eduardo Gagna en la general (con más de 1200 votos, 12%) no es promisorio, pues además los votos al compañero Masciale, el otro candidato en la interna del FPV, apenas superan los 600 (6%).

Habrá que ver que sucede con el caudal de votos de Crego, uno supone que la mayoría irá para Zorzano, sabiendo además del enfrentamiento de Crego y Segurola. Pero los votantes no son los espacios, menos en el pueblo. Esos 1600 votos pueden atomizarse de forma impredecible.

En cuanto al GEN, que teóricamente contaba con los votos de una comunidad de Oriente molesta con el ejecutivo en la ciudad cabecera, llevando como primera concejal a una vecina de ahí, Carmen Iribe, tuvo una pésima elección, mucho peor que en el 2009, con apenas más de 300 votos, una tercera parte de aquella elección. El conflicto agropecuario fue tan efímero, electoralemente, como la simpatía de la población hacia él.

Volviendo a la situación del FPV a nivel local y la incidencia de la municipalización del proyecto nacional, ete ahí la trampa: el proyecto nacional que incluye, a pesar del discurso barato de que se gobierna sólo para distritos del mismo partido, a absolutamente todos los distritos con dirigentes capaces de gobernar independientemente del partido al que pertenezcan, y siempre y cuando respeten los lineamientos del Proyecto. Y Dorrego no escapa a eso. Claro que sería perfectible, desde nuestra mirada peronista. Pero la mayoría del pueblo no lo ve así. Habrá que ser menos egoísta, el doble de humildes, y vizualizar sí que la muy buena primaria de Zorzano es también gracias al proyecto de nación que conduce Cristina, de lo que posibilita acá;  y militar de cara a octubre para demostrar cuánto vale su presidencia en pueblos como el nuestro (Dorrego fue, en la sexta, uno de los distritos con menor porcentaje de votos para Cristina, y uno supone que podría habérsela militado más), y comenzar a entramar el cambio de signo, la conquista del poder hacia 2015 para asegurar desde el pueblo (desde cada pueblo), el proyecto de país. Y para eso se necesita el tan prometido trasvasamiento que a la hora de los bifes nadie quiere dar.

2 comentarios:

JP dijo...

Lo que tenemos que plantearnos de acá a octubre, es no caer en ningún triunfalismo y ponernos como meta conservar el 50% de los votos obtenidos (y de ser posible aumentarlo) para poder gobernar los años que vienen con fortaleza y tranquilidad. Hay una crisis económica mundial en ciernes y eso nos va a afectar tarde o temprano. Hay que consolidar lo más rápido posible la unidad latinoamericana en lo económico, como así también en lo político y en lo social y también en lo militar.

Saludos,
JP

manuel el coronel dijo...

con el doble de humildad compañero, y la mitá de prepotencia. Responsabilidad absoluta de la militancia

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails