viernes, 2 de marzo de 2012

Cristina de Argentina


Lamento no haber defendido más , por pudor frente a compañeros, el tren de alta velocidad que uniría BA con Córdoba, pero en el discurso de ayer de Cristina sentí plena satisfacción al escucharla sobre el proyecto. Y sobre todo cuando le habló de la tropa propia que estaba en contra del mismo. Los que no aceptan las falencias del tercer mundo en nuestro ispa pero tampoco aceptan los beneficios del primero. Histeria que le dicen.

Recuerdo esa parte de su ponencia ayer porque como viene demostrando, insistiendo hace rato, Cristina no se debe a un sector político, a un movimiento o a un espacio determinado, por eso le habla a extraños y también a propios, reparte llamadas de atención para todos los sectores, y piensa en el beneficio último del ispa, como siempre aclara, fijando la prioridad en los más desprotegidos.

Hasta prioriza la eficiencia de un proyecto determinado por sobre complacer a un aliado con una ley de su autoría. Es claro a quienes les debe su compromiso, a esos millones de anónimos que representa.

Pero se la nota cansada, no correspondida por los que tienen altas responsabilidades. No se cansa de recordar que ella nunca pensó que sería presidenta, nunca fue su aspiración.

Con los representantes gremiales de la educación pasa algo a modo de ejemplo. Aliados en estos últimos años (los representantes, mas no así buena parte de sus representados, no afines con el peronismo u otras formas del populismo desde la ley 1420 más o menos), una vez ganada la reelección, la disputa salarial se acentuó a tal punto que increíblemente mientras los docentes de la provincia de Buenos Aires estaban de paro, los de la Ciudad no. La protesta es el primero de los derechos, por sobre cualquier otro tal vez, salvo el derecho a que a uno le brinden la herramienta, la posibilidad de la crítica, del discernimiento, que te permite protestar. Pero muchas formas de protesta que sean efectivas, amén del paro, no hay, claroestá. Y el problema no es la medida en sí, sino la dificultad de salirse del espacio propio que se representa para pensar en uno más amplio que se beneficie ¿Pueden los representantes gremiales priorizar un modelo de país por sobre la escala salarial de sus trabajadores? Es la gran disputa, no estamos hablando de derechos, estamos hablando de sueldo, de guita en el bolsillo.

Tal vez ahí radique el mayor de los problemas, en tratar de concebirse como la pieza de un todo, de un proyecto en común, y no apenas una isla interconectada con el resto pero sin el compromiso con los otros.

El estado pareciera el culpable de todo, y lo más grave, pareciera que nosotros no pertenecemos a él. A veces me pareciera ver a Cristina como esa madre con sus 5 pibes que ante el menor inconveniente lloran tirando de su falda, sin asumir la responsabilidad de ayudarla. Pero tal vez mi visión sea errada, todos los que recuperaron la dignidad gracias a ella no fueron a reclamárselo, no tenían cómo.

Tal vez la próxima vez que me encuentre con un docente, en vez de discutir si son dos o tres los meses de vacaciones, discutamos si sirve o no para regular el sistema financiero una reforma de la Carta Orgánica del Banco Central, o si tiene o no real impacto el aumento del 4 al 6, y pico el porcentaje de educación en le PBI, o si es un gasto o inversión que una universidad destine 2M de pesos a una chacra experimental.

Así y todo ella debe trascender a todos los conflictos, a los graves, a los leves, a los chiquitos, a los grandes, y tratar de hacernos entender que aún sin ella es nuestro deber asegurar los derechos que han podido beneficiar a millones.

5 comentarios:

Mariano T. dijo...

Que mejore los suburbanos antes de pensar en el tren bala!

manuel el coronel dijo...

BUeno mariano, a mi no se me ocurre otra cosa para mejorar los trenes del conurbano de forma total que el soterramiento. O volver al proyecto de alfonsín de mandarlo a Macri a Viedma

Mariano T. dijo...

Independientemente de eso, hay que cambiar las vías, la señalización y el material rodante. Casi nada.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Mariano; eso lo tratamos algunos posteos atras, el "UN dejâ vu de algo" y "Tres ejes"

Mariano T. dijo...

Usted es mi inspiración y mi fuente de info ferroviaria, Antonio.
pero al respecto tengo una anécdota. Yo viajé de pendejo por todo el país, y por Chile, con el Amerail Pass. hasta me tomé en Enero del 78 el tren que cruzaba la cordillera, 3 meses antes de que cerrara para siempre.Lo unico malo fue que no pude ver por Tv la histórica final con Talleres en cordoba.
En FC solo desearía que volviéramos al 78. Con eso adelantaríamos, paradójicamente, muchos años.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails