miércoles, 27 de marzo de 2013

Baradel ¿Ángel o demonio?


Y de repente, el compañero Abal Medina, palabras más palabra menos, con sus declaraciones, ratifica la solicitada que el gobernador le imploró a los intendentes, firmasen. Es que no sólo los intendentes opositores al kirchnerismo firmaron, también los más alineados. Lucas Ghi no, por ejemplo.

Ahora bien, además, los medios que bancan el proyecto, los que criticamos acá bastante seguido, a veces actúan justo como los opositores y empiojan más la cosa. Acá me meto con este artículo de Alfredo Silleta, a quien no conozco, pero al leer que lo encabeza citando a dos intelectuales europeos, no puedo mas que interpretar que su escrito está plagado de "faltantes":

"Rápidamente, tanto Baradel como Mirta Petrocini salieron a aclarar que no eran destituyentes y que el paro se podía evitar si los llamaban al diálogo. Así, el gobernador Scioli llamó a una nueva reunión para discutir todos los temas, pero ratificó el aumento del 22,6 por ciento."

Pequeña y grosera omisión. Al aumento del 22,6% recién se llega en diciembre de 2013, mientras que hasta mitad de año se llega al 12%. No voy a evaluar si es justo el reclamo por lo bajo del porcentaje, y varias veces criticamos a buena parte de los docentes por su formación antipopular, para no decir gorilas, que queda mal; pero si constantemente se omite lo de las etapas del aumento, y sólo se considera como total el aumento que se percibirá en el último mes, algo estamos ocultando.

Hace un tiempo dijimos que la relación entre Scioli y Baradel es un buen indicador de la relación entre CFK y Scioli. Es que al Roby le toca la más difícil, representar un gremio alineado con el proyecto nacional, y con buena parte de sus afiliados en contra de ese alineamiento. Su laburo es el más político, por lo negociador, ya que la otra pata importante del Frente Gremial no encontraría ningún problema en profundizar el conflicto, pues sabe, como lo demuestra el artículo de Silleta, que el costo político lo pagará Baradel, en sintonía con la hipótesis esta de que el costo de los paros los pagará CFK y no Scioli. Baradel es el encargado realmente de llevar a buen puerto las negociaciones. Y el más interesado en hacerlo. Más que el gobernador, incluso.

Hay un dato: este es el segundo año que la paritaria nacional se cierra unilaterlamente, pero a diferencia del año anterior, no hubo reto de Cristina para destrabar el conflicto. Al menos hasta ahora. Lo que demuestra la capacidad de mando que tiene, conduciendo incluso a los principales actores de las tensiones internas hacia los objetivos comunes.

Es que nos comentan los compañeros docentes que desde 2004, los sueldos de los trabajadores de la educación de la provincia los paga Nación. Sería bueno replantear entonces si ese 6,4% del PBI no sería más redituable con escuelas nacionales.

Ni Lacan ni el lingüista tienen capacidad para resolver este asunto.

1 comentario:

Gustavo Marcelo Sala dijo...

"Es que al Roby le toca la más difícil, representar un gremio alineado con el proyecto nacional, y con buena parte de sus afiliados en contra de ese alineamiento. Su laburo es el más político, por lo negociador, ya que la otra pata importante del Frente Gremial no encontraría ningún problema en profundizar el conflicto, pues sabe, como lo demuestra el artículo de Silleta, que el costo político lo pagará Baradel, en sintonía con la hipótesis esta de que el costo de los paros los pagará CFK y no Scioli. Baradel es el encargado realmente de llevar a buen puerto las negociaciones. Y el más interesado en hacerlo. Más que el gobernador, incluso"..

Absolutamente de acuerdo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails