lunes, 30 de abril de 2012

1º de mayo: desde la La verbena anarquista hasta el elefante que ocupa mucho espacio



Que un elefante ocupa mucho espacio lo sabemos todos. Pero que Víctor, un elefante de circo, se decidió una vez a pensar "en elefante", esto es, a tener una idea tan enorme como su cuerpo... ah... eso algunos no lo saben, y por eso se los cuento:
http://www.suteba.org.ar/un-elefante-ocupa-mucho-espacio...-1221.html

Un viejo anarquista una vez me dijo que el anarquismo era lisa y llanamente la búsqueda del bienestar de los trabajadores, que así lo entendían los anarquistas más allá de las teorías y los teóricos. No es de asombrarse entonces que el peronismo acogiera a una buena parte de esos pragmáticos.

Pascual Vuotto, como contamos acá, decía que a los libros uno no podía quedárselos, que una vez leídos, había que regalarlos. Compartir archivos en la web es bien anarquista. Así que si ya te leíste el libro de cuentos de Elsa Bornemann, pasalo.

Y ya que veníamos hablando del recambio generacional, y de anarquistas, y de canciones al trabajador, acá una consecuencia del no trasvasamiento (?):



Igual aguanten los pistols...

1 comentario:

iris dijo...

memorizar libros es tener una copia ilegal en el cerebro :-), sólo falta que digan eso las editoriales y las asociaciones de autor sin autores (o con muy pocos)
Lo irónico es que el anarquismo es mala palabra para el empresario porque lo iguala a desorden cuando lo reivindican los trabajadores, pero en su acepción vulgar (no la de Bakunin) es practicado principalmente por esos mismos empresarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails