lunes, 16 de abril de 2012

Un estado sin derecho a la expropiación, no existe

La composición fue expropiada de acá
Ya lo adelantábamos acá viejo, las reglas del capitalismo, o de la economía de mercado, como más te guste llamarlo, son claras, vale-todo. Pero amén del sistema que elijas para administrar o convivir, hay una regla que es esencial para seguir existiendo, el derecho a expropiar. Con mayor o menor calidad institucional (?), si vos como estado no sos capaz de quedarte con lo que crees que te pertenece cuándo y cómo creas conveniente, no sos nada. Claro que la podés hacer a lo Isabel la Católica o a lo Guillermo IV, a lo Videla o a lo Hitler, a lo Bush o a lo Netanyahu, a lo Lenin, a lo General,  a lo Fidel, a lo Chávez o a lo CFK. Quedará luego para cada uno determinar quien peor quien mejor para el asunto, pero algo es innegable, si hay algo que tiene la expropiación puntualmente, es justamente la de legitimar el poder de quien gobierna. Ya sea por mandato divino o por mandato popular.

2 comentarios:

Mariano T. dijo...

Nada más errado.
Para empezar expropiar no es "quedarte con lo que creés que te pertenece". Si te pertenece no hace falta expropiar.
Después la expropiación tiene sus reglas, debe ser algo ajeno de interés público, por ley del Congreso, y hay que pagarlo.
Por otro lado, dentro de SU legalidad, el expropiado no tiene porqué reaccionar amistosamente, y puede hacerte daño.
Y agregale que si un gobierno piensa que cualquier cosa es susceptible de ser declarada de utilidad pública, lo mejor es no invertir, salvo que hayas arreglado que si te expropian lo hacen por más de lo que vale, o si la ganancia hace que recuperés tu inversión en muy poco tiempo, o si la ganancia es tan obscena que justifica el riesgo.
No por nada la "burguesía nacional" que conoce mas el paño vendió masivamente sus empresas, y desde la crisis del campo se fueron 60.000 millones de dólares, varias YPF.

manuel el coronel dijo...

Ojo mariano, yo no digo que expropiar eso quedarte con lo que crees que es tuyo, digo que para ser estado tenés que tener la capacidad para quedarte con eso.

La expropiación la uso como ejemplo, hay mecanismos más nocivos (a veces la expropiación es un beneficio para el "damnificado"). A lo que apunto, como lo hice con un post anterior, es que la defensa que hace el estado español de una empresa privada, es la legitimación para que otro estado, el argentino, la compre de prepo según crea necesario, máxime si el recursos estratégico en cuestión, estaba controlado, lisa y llanamente por lo que Repsol es, un fondo de inversión.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails