viernes, 26 de julio de 2013

Entender la hegemonía del kirchnerismo a partir del concepto de alianza


Pocas líneas nada más: decir que una alianza es circunstancial, es una redundancia, toda alianza es circunstancial; por eso los dichos de Pino deberían elogiarse por lo honesto de los mismos. Aliarse a otro debe ser la herramienta estratégica más antigua de la humanidad; está claro que el General Sun Tzu no la inventó: esto de los enemigos de mis enemigos son mis amigos es tan viejo como adán y como Eva. Si el fin de A y de B es el mismo (por lo general, derrotar a C, que ostenta el poder), cómo no van a ser aliados. La SRA y el PCR sin ir más lejos. Y ahí el gran problema de la oposición en Argentina, son un gran conglomerado de alianzas, sin pertenencia, y lo más grave aún, sin un aliado que prevalezca sobre el resto. Sin conducción referente. Lo de Clarín es sometimiento, no conducción. Cómo no va a ser entonces hegemónico el kirchnerismo, que como buen movimiento, casi que ni de aliados necesita. Forster puede pensar que Scioli es su aliado, y seguramente es así, como lo pensará ahora también Sabatella, pero ninguno es aliado de CFK. Todos pertenecen y son conducidos. La capacidad de aliarse no termina siendo entonces, un buen síntoma de fortaleza y expansión, sino más bien todo lo contrario. La UCR lo viene demostrando hace largo tranco desde 1989 hasta acá. Sin embargo, el kirchnerismo, desde el 2003, transita el camino contrario. Si en un comienzo los Alberto Fernández, los Redrados, los Pratt Gay, los Duhalde, Los Buzzi y los de Mendiguren era aliados necesarios, ahora, lo son cada vez menos. Se imagina cumpa en un 2004 a Kicillof negociando con los capangas de Chevrón? Esto último demuestra que en definitiva, el kirchnerismo es el único espacio renovador, que crece sobre sí mismo, y sí, me da cosita decirlo, que "progresa", por ser un progresismo. Bueno, esto último ya lo advirtió NK. El único espacio progresista es el kirchnerismo, así que no nos debe dar prurito usar ese término tan poco contundente e insípido.

Eso.

8 comentarios:

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Juntos Podemos

Ricardo dijo...

Entiendo lo que decís.
De todas maneras creo para llevar adelante algunas de las cosas que hacen falta, como una reforma tributaria, actualizar el sistema de representación al último censo, o bien una reforma constitucional que permita hacer intangibles algunas cuestiones de derechos, estratégicas (recursos naturales) o, ponele, regular de modo tal la posibilidad de tomar deuda para que no vuelva a ser un condicionante de nuestra soberanía, hace falta un sistema de apoyo más amplio que únicamente este Estado fortalecido.
Claro, lo digo pensando que desde el otro lado podría haber voluntad para hacer algo así, que evidentemente no la hay, perono puedo dejar de pensar en la conveniencia de un movimientismo hecho y derec... digo, izquierdo, je.

Abrazo.

Manuel El Coronel dijo...

Ja sala! Michetti-ripoll

Así es cumpa Ricardo, sin ir mas lejos, para una reforma de la constitución. Lo que indica qué sería de la gobernabilidad o de las transformaciones si alguno de los espacios opositores gobernase.

Daniel dijo...

Está muy bien, Manuel. Es así nomás.

Anónimo dijo...

con el resultado del las eleciones ,ni una ley podremos sacar..lo penoso es ver que del otro lado personajes siniestros como los Barrionuevo no le quitan un voto,ni la embajada,ni el PRo..esto es el futuro??me aterra..Hoy miraba en los medios hegemónicos el descaro de la campaña a favor del FR..quisiera equivocarme..

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Anónimo 3.19

No se preocupe. Al lunes siguiente de las elecciones y sin el inventado fantasma de la reforma toda la oposición comenzará a limarse entre ellos en función del 2015. No se olvide que muchas de las leyes más paradigmáticas del kirchnerismo saliendo durante el período en donde no controlábamos el Congreso. La estrategia es sencillas: Potenciar proyectos que dividen aguas sociales para que los legisladores exhiban sus verdaderos intereses..

pame dijo...

muy bueno, yo pienso igual, el kirchnerismo es algo muy grande, nada que ver con los opositores, el kirchnerismo es mas en todos los planos.

ram dijo...

Antes de 2003 era frecuente la queja porque algunas palabras, "patria" la más clara, algunos símbolos, bandera, escarapela... se nos presentaban como patrimonio exclusiva del derechaje antinacional, antipopular y, seamos serios, hasta daba un asquito usarlos.
Eso pasó, el celeste y blanco, la patria, la nación, volvieron a sus legítimos dueños, volvieron a ser parte de la vida y los entusiasmos de las mayorías - Creo que ya es hora de resignificar y reconocer otra palabra, otra idea, "progreso", "progresista"; sacarla de la pose, la coartada clasemediera falluta y traducirla en lo concreto, en lo que significan traducidas en laburo, estudio y cambio en las situaciones concretas y palpables de muchos compatriotas y reivindicarlas con orgullo y desecharlas en tanto coartada de los fallutos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails