lunes, 23 de septiembre de 2013

lo que el kirchnerismo es


Uno de esos tantos cumpas preocupados por los resultados de las PASO me pregunta si leí este artículo del cumpa Ricardo y éste de Blaustein. A ver qué creo del poskirchnerismo y de su génesis dentro  del kirchnerismo mismo.

¿Qué es el kirchnerismo? Entiendo que muchos cumpas compañeros de movimiento se sienten parte del proyecto más por su formación ideológica, teórica, "de izquierda" y de la pertenencia con los logros y las banderas, que por los objetivos y las estrategias para alcanzarlos. Los teóricos y los pragmáticos. A estos últimos pertenecen los viejos militantes de movimientos populares, como el Mayolero, que entienden, como él dice, que el kirchnerismo es la continuación del PI, como otros lo creen del peronismo, o como otros creen que como todo movimiento popular (y latinoamericano), se hace al andar. Muta libre, sin dogma. Diría el profe Graffin, evolutivamente hablando, anárquico para mantenerse vivo. Y sus subsistencia son sus objetivos.

¿Acaso lo son los DDHH, la industrialización, el desarme, la libertad de expresión, la inversión en cultura y educación, la inclusión social?

Tal vez el kircherismo sólo sea entonces ese pedazo de historia donde la indigencia bajó desde casi el 27% a casi el 0% (dicho por Juan Carr); el proyecto donde 10 millones de compatriotas pudieron volver a comer satisfactoriamente. Ahora que lo pienso, este cumpa mío pertenecía a ese casi 30%. Uno tal vez zafó, y zafará, por estar sólo, como buen buey.

Osea, dimensionemos. Ma' que AA o YPF o el cuadro de Videla (comentario de alto impacto para que usté cumpa, lector, enfoque a donde quiero llegar): 10 millones de personas comiendo como se debe!

El tema seguridad. Lo mencionamos en este blog y mi cumpa me recuerda los artículos citados: ¿Acaso con este asunto tan del sciolismo, el poskirchnerismo emerge desde el propio kirchnerismo, cual alien del vientre -(?)-? Le recordaba que ayer CFK, en Desde otro lugar, hizo mención al tema, a los que entran por una puerta y salen por otra y a la complicidad en la justicia. Lo dijo CFK. Entonces es kirchnerismo y no pos. El kirchnerismo muta. Hace un par de meses, por no decir años, no nos referíamos así ni a la seguridad ni a la justicia. El cumpa me retruca ¿acaso no estamos siguiendo la lógica del taxista? eh...La conducción establece la estrategia. Es que debemos suponer, que en las legislativas, visto es, el bolsillo no parece ser la víscera más sensible. La cosa se mediatiza un poco más ¿La oposición se correrá más a la derecha o pegará el viraje a la izquierda, para diferenciarse del kirchenrismo? Costos..., el lunes veremos quien paga más; siempre recordando que derrota, en definitiva, será tener menos diputados en diciembre que ahora; y no que que nos gane el Pato Galmarini.

¿Y después del 2015? esta pregunta ya está a la altura de las clásicas de introducción a la filosofía como ¿qué es el hombre?. Acá aplico la doctrina de Jorge Bolívar ya citada en este blog. Si sin Perón no hay peronismo, sin CFK conduciendo ¿hay kirchnerismo? Blaustein se pregunta, como tantos, que hará nuestra conductora y en que devendrá el movimiento entonces.

¿Quién muta entonces? ¿El movimiento es un nombre, muta el nombre o muta el movimiento? Somos decididamente arraigados a los nombres, cosa para terapia. Te dicen zurdo y le querés tirar con el chori, te dicen peronista y le querés tirar con la rúcula -chiste malo, perdón- ¿y los objetivos? ¿importa el nombre?
Sin CFK en la conducción, no habrá kirchnerismo, pero el problema no debiera ser el pos-kirchnerismo, sino mas bien el pos-movimiento. Volviendo a nuestro génesis ¿Hasta qué límites puede mutar, evolucionar, el movimiento, para mantener lo logrado? Lo logrado que claro que es más que esos 10 millones de nuevos compatriotas con sus necesidades básicas satisfechas (también la lucha contra los genocidas, la trata y a favor  del matrimonio igualitario lo son).

El legado. Y acá la hipótesis liberal a la cuestión que se ha esgrimido por estos días, que le da un nuevo origen al kirchnerismo: el kirchnerismo es el legado, el marco de país que ni liberales ni conservadores se atreverán a tocar ¿será che? mmm...
El compañero Ricardo en su post compara épocas ¿Cuánto puede pasar hasta que el grueso de los votantes se avive que el "legado" fue desecho? En el 95 Menem logró ser reelecto...

Acá es donde tranquilizo a mi cumpa y le digo que en dos años la mutaciones pueden ser de los más variadas. Volvamos a 2009 sino.

7 comentarios:

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Haga de mi lo quiera. Como decía la Coca Sarli, qué pretende usted de mi.

En mi humilde opinión considero que el Kirchnerismo, por ser eminentemente peronista, se autoimpone límites para la profundización del modelo. Sus cabezas dirigenciales saben hasta dónde se puede, tabulan los conflictos. (La lista es larga y usted conoce sus incisos mejor que yo). Se me dirá que eso es la política, pues no lo niego. Digo que hay cuestiones que hace mucho tiempo merecen colocarse sobre la mesa de debate y no se hace.
Si de mutaciones se trata la pregunta es hasta dónde apunta la próxima mutación del movimiento. De allí aquel viejo disparador sobre lo tangible de una lectura kirchnerista por derechas.

Sin Cristina dudo de la subsistencia del Kirchnerismo como tal. Pero más dudo cuando observo que el kirchnerismo, como colectivo, ha dejado de lado, acaso por el momento, sus alegatos reformistas.

Aún asi considero que no existe nada a su izquierda con explícita voluntad política para confrontar con el poder real, aunque más no sea desde la dialéctica...

Por fuera de ser del palo de Antonio, no coincido que el Kirchnerismo sea una prolongación política del PI. Más bien entiendo que el PI había tomado en su momento y con marcada hidalguía las banderas de la izquierda peronista y del radicalismo yrigoyenista. Banderas que el peronismo posdictatorial de entonces había abandonado bajo la tutela de la burocracia sindical, la amnistía, Luder, Bittel, Herminio y compañía.

El patio principal de la casa peronista ya ha decidio por Massa y por Scioli, compañero. A mi juicio muy poco queda por discernir.

Sólo espero que desde el inteior profundo surja (como en su momento lo hizo Kirchner) un Urribarri o un Zamora para reflotar lo que aparentemente, desde el campo ideológico, parece hundirse inexorablemente...

Antonio (el Mayolero) dijo...

Perdón Gustavo; yo sostengo que el Kirchnerismo es la manifestación actual de una forma de ver el Pais y America Latina que es la prolongación histórica del Radicalismo Intransigente, que en un momento determinado de nuestra historia mas reciente fue encarnado por Peron desde sus principios, y luego por la UCRI. El PI fue algo mucho mas nuevo, y tambien como el Kirchnerismo actual, tuvo una mezcla de elementos con distintas tendencias. En lo demas acuerdo con el amigo Sala.

Gustavo Marcelo Sala dijo...

¿Una suerte de desarrollismo popular? Comparto tu visión con relación a esa común visión americanista entre el Peronismo y la UCRI.

ram dijo...

Siempre, en estos tiempos mejor dicho, me pareció que el kirchnerismo era una versión peronista que se distinguía por dejar una puerta entreabierta - en serio y no solo formalmente - al que no lo era. Creía y creo que ahí estaba su fortaleza y, también, su debilidad.
Ciertos riesgos, tienen la mala costumbre de generar muchos más desagradecimientos e insolidaridades que las que se merecen, especialmente cuando se enfrentan intereses largos y los que están con vos son de miradas cortas. Y ni hablar de las miradas ínfimas, miserables de aquellos que lejos de pensarse rivales (y en algún punto iguales) son directamente enemigos.
Al igual que el peronismo original y aún corrigiendo defectos (entre ellos, el sectarismo) el kirchnerismo fue, es, una oportunidad de un país; capitalista pero básicamente autónomo, progresista y, definitivamente, vivible; en un mundo que prefiere irse a la mierda.
Una oportunidad y, aparentemente, lo abunda y sobra son las ganas de dejarla pasar. ¿Mejorarla?, nunca, ni de casualidad,.

Manuel El Coronel dijo...

eso me pasa por no mandarle mensaje a antonio, estaba en duda en si era PI o la UCRI, que para un peronista como yo, son lo mismo, je.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Eso, Coronel, se lo voy a tener que explicar mas detalladamente en otro momento, mateada de por medio. Lo que sostengo es que hay una linea política de Nacionalismo Popular, con una visión integradora de nuestra realidad latinoamericana. Enraizada desde la visión de Belgrano, Moreno, San Martin, Artigas, Bolivar, pero que recien se sintetiza por Leandro N. Alem e Yrigoyen. Este concepto político ha ido tomando distintos nombres circunstanciales, de los cuales el llamado "kirchnerismo" es la versión mas actual. Cada uno de ellos adaptado a las circunstancias históricas en que le ha tocado desarrollarse.

juan carlos dijo...

el kirchnerismo es el que cambio el pais que destruyeron en 50 años, es el que volvio a darle al pais la ilusion de que otra cosa puede hacerse, el kichnerismo es lo mejor que yo vivi en este pais.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails