viernes, 8 de octubre de 2010

Algunos pensamientos sobre la plaza ayer



Mi pensamiento sobre las personas pasa idefectiblemente por el color de la piel. Lo he discutido bastante con el profe, la historia se nos dió, atreves de esa diferencia, después ricos y pobres.

Ayer veía las imágenes de la movilización en la Plaza de Mayo, no voy a juzgar los dichos de personas muy dolidas, puta, acaban de perder a un ser querido. Rescato sí las declaraciones de la madre de Diego Rodríguez, pidiendo justicia, tratando de dejar en claro que ella no iba a ser usada políticamente.

Pero lo que me preguntaba es por qué cada vez que un pobre es asesinado no hay movilizaciones a la plaza. Por qué ayer no había caras marrones ¿Es que los pobres ya se sienten perdidos, abatidos en la búsqueda de justicia?

¿O es que acaso a los pobres no los matan? será che...

Una última ¿Cuántos serán concientes que al reclamar justicia también están reclamando memoria? ¿Cuántos se darán cuenta  que el discurso que enarbolan es el mismo discurso de los vecinos que no le creyeron a Matías Berardi aquel día, cuando sus asesinos lo recapturaban?

Siempre recuerdo el caso del padre que mató a su hijo de un tiro cuando este saltaba el paredón de su casa a la madrugada porque se había olvidado las llaves.

4 comentarios:

Sujeto de la Historia dijo...

Hola Manuel

Estoy en el laburo, así que debo ser muy sintético. Te recomiendo leas en el el blog Pájaro Rojo lo que escribió una psicóloga forense y psicoanalista sobre la muerte de este chiquito. Vale la pena lo que te hace pensar.
Por otro lado, sobre "el color", también hay factores culturales,y -creo yo- hasta detalles si se quiere irrelevantes: por ejemplo, una marcha no organizada, imaginate venir viajando desde Isidro Casanova, Florencio Varela,
Berisso. ¿A qué hora deberían salir del laburo para llegar a la plaza, por ejemplo, a las 19 hs?
Y si un acto durara 2 hs, ¿a qué hora llegarían a sus casas? No es el caso de la clase media que, por ejemplo, vive en Barrio Norte, mi barrio (Balvanera), Palermo o en la provincia: vienen de San Isidro, Olivos, etc. en sus autos.
Por otra parte, la gente humilde suele juntarse en su barrio.
No sé, ideas que se me ocurren sobre tu post.
Aprovecho para mandarte un fuerte abrazo, compañero.

De Vierde Man dijo...

Es tan pertinente lo que decís. El dolor de alguna gente se despierta (uffffffff, ya lo dije mil veces) cuando matan un chico o una chica linda. Esa es la miserable solidaridad de la conchetada. Los negritos se pueden seguir muriendo bajo las balas de la policia o el justiciero de Palermo.
Y de todas formas, es evidente que Clarín subestima la inteligencia de la gente (que novedoso, Darío!!!), cree que la gente es idiota, y mucha, abrió los ojos.
Anoche escuchaba a la esposa de un tipo asesinado. Y si, decía lo mismo. Estos crímenes ya se fueron de cauce, ya sobrepasan lo político, pero están en lo político.
O seremos tan idiotas de no darnos cuenta que la muerte de un "nieri" no vende?

Norberto dijo...

Ademas deberíamos poner en claro que a Matias lo mataron por pibe chorro, y no hablo de los que apretaron el gatillo de la pistola, sino de los que todos los días y a toda hora usan el gatillo de la cámara y de las cónsolas de emisión imponiendo el terror que hace que la gente no preste ayuda por el temor al extraño (de cualquier color de piel).
Abrazos

manuel el coronel dijo...

Gracias por sus excelentes comentarios compañeros! Sí, suje, es cierto lo que decís, pero como dice Vierde un poco, el tema de la solidaridad y sobre todo el de las cámaras.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails