miércoles, 27 de octubre de 2010

Néstor



Extraigo artículo del compañero y periodista Pablo Marcó:

Había puesto el despertador a las 8 por si la censista llegaba temprano. Me volví a dormir. Cerca de las 10, el sonido del mensaje de texto me volvió a despertar. Era uno de mis hermanos. Me escribió: “Murió Néstor K”.

Lo primero que hice fue prender la tele para comprobar si era así o estaba viviendo un mal sueño. Y fue así nomás. A esa hora, ya todos los canales se habían hecho eco de la noticia.

Murió Néstor Kirchner, ese flaco desgarbado, medio vizco, un casi desconocido allá por 2003, cuando asumió la presidencia con un raquítico 22 por ciento de los votos y los transformó en un 70 por ciento de imagen positiva con medidas populares.

No lo voté, pero fue -junto a su esposa- el presidente democrático que menos me defraudó desde la recuperación democrática o, al menos, el que llevó adelante desde el poder muchas de las cosas que siempre defendí y pregoné. Porque saneó la Corte Suprema, porque generó el clima político para la derogación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y para la agilización de los juicios a militares asesinos y torturadores.

Porque hizo descolgar el cuadro de Videla, porque recuperó del rol del Estado y de la política como herramienta transformadora de las sociedades, porque la política exterior dejó de estar subordinada a los designios del FMI y los Estados Unidos y se fortaleció la relación con los países latinoamericanos, por discutir la deuda externa sin bajarse los pantalones, por el seis por ciento del presupuesto para educación, por la vuelta de las paritarias, por la no represión de las protestas callejeras o en rutas, porque apuntaló a su esposa y compañera de militancia de toda la vida en medidas como la nueva ley de medios, el matrimonio igualitario, la asignación universal por hijo, las cooperativas de trabajo, la movilidad jubilatoria, la vuelta al sistema jubilatorio estatal y otras decisiones que se me escapan en este simple repaso mental y sin acudir al archivo. Nadie, ni el más rabioso de los antikirchneristas, podrá comparar a esta Argentina con el devastado país de 2001.

Claro que no hizo todo bien. ¿Quién lo hace? Claro que se equivocó. ¿Quién no? Claro que tuvo contradicciones ¿Ustedes, no las tienen? Claro que faltan muchas cosas por hacer. Pero jamás me tragué el discurso de la prensa hegemónica y de algunos dirigentes de la oposición que lo consideraban un loco, un desaforado, equiparable a Hitler.

Ahora, esos mismos sectores, ya muerto, lo consideran un demócrata. Hipócritas. A ellos, no les creo las lágrimas de cocodrilo ni las declaraciones públicas de ocasión, porque en privado, estoy seguro, estarán festejando y descorchando una botella de champán, como lo hicieron en otros tiempos, cuando murió Evita.

Sí fue un hombre que respiraba política, que no tenía asesores, un tenaz militante, un tipo apasionado, que defendió sus convicciones al todo o nada hasta el último día de su agitada –y para nada intrascendente- vida.

5 comentarios:

manuel el coronel dijo...

puta, me pongo a pensar que yo sí estuve entre ese 22% que lo votó al Néstor...

Ricardo dijo...

¿Vos también, Manuel?
Es que sos un grande, viejo.

Yo pensaba hoy en ese 22%. Lo votaron sólo 2 de cada 10 argentinos. Y de esos 2, solamente uno lo debe haber votado con conocimiento o convencimiento.

Un abrazo.

manuel el coronel dijo...

Y sí compañero, uno lo piensa ahora y suena loco no? Y sí, de esos 2, el otro pensaría que era el mal menor, es que Clarin no tenía ni idea que hacía cuando decía que era un gonernador de una provincia con sueldos altos y pleno empleo...

Javier dijo...

Creo que todos compartimos esas palabras que posteaste . Yo escuche por la radio que estaba internado muy grave y tambien prendi el televisor y termine en cronica donde oprimero salio la noticia como siempre y como era Cronica y no le creo nada a ese medio que habia matado al papa que vivia , recuerdo que puse en Twitter Cronica dice que Nestor murio , pero Nestor no murio , su cuerpo murio , pero el vive en nuestro corazon , recien de madrugada depues de que estuve en la plaza primero con la gente de juventid de carta abierta al lado de la piramide , despues me fui a marchar con el Encuentro y despues volvi esta vez adentro de la piramide y despues fuimos a comer pizza y ahi veia que estab 678 y eran como las 12 am ya y bueno llegue y justo empezo la repetecion y me puse a verlo todo y llore toda la madrugada y llore como no llore la muerte de mi madre . Y bueno siendo las 5:51 no pienso acostarme a dormir porque tengo que ir a laburar y sino seguro me quedo dormido . No se la verdad es dificil sentir todo eso junto .

Un abrazo

manuel el coronel dijo...

Puta javier, a mi todavía no se me cayó ni una puta lágrima. Abrazo compañero!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails