martes, 9 de octubre de 2012

La JR y el temor a la re-elección. Pequeñas apostillas sobre el indiscutible derecho de los pueblos de elegir a sus gobernantes sin restricciones.



El sábado de asado discutimos con gomías, cada vez más compañeros (acá hago una digresión: el relato mediático dominante no se materializa en mi entorno cercano, lejos de encontrarme con ex-kirchneristas, cada vez me cruzo más nuevos kirchneristas), sobre la necesidad de las reelecciones indefinidas y si ese mecanismo no retrasa la concepción de un proyecto de país a la hora de votar. Amén de las discusiones de 2 de la mañana, el posteo del pibe peronista sobre la campaña de la JR en contra de la re-re, me permite dejar algunas conclusiones:

Batalla comunicacional ganada: antes que nada, decir que los buenazos de la JR no pudieron salirse de la estética K, vizcachera, a la hora de hacer la gráfica. Casi que el viejo juega a dos puntas eh! La JR, revitalizada de la mano de la militancia kirchnerista, es incapaz de crear elementos comunicacionales nuevos, o viejos al menos, y prueba con lo que tiene éxito, que es justo lo que trata de derrotar. En fin...uno supone que no faltaran diseñadores radicales por ahí.

No, 12 años no son suficientes: el encabezado de uno de los afiches se pregunta si 12 años no son suficientes. De inmejorable manera demuestran la vocación de poder que tienen de llegar a ser gobierno. Como si conducir, gobernar un país, fuese un libro o un video alquilado. Loco, ya está, 12 años es bastante, ahora dejanos a nosotros un poquito. Se podría decir además, que lejos de poseer una vocación transformadora (un lúcido yo), muestran la hilacha conserva que necesita sólo de gerentes que lleven adelante el plan de gobierno liberal/conservador de siempre.

El miedo al mecanismo: el domingo venezolano fue una verdadera patada en los huevos para la JR y la oposición sometida al poder económico. Como leímos a Falak hoy, los sectores históricamente postergados, cuando son incluidos en un proyecto de país, consuman el voto más inteligente, nunca votarán en contra de ellos mismos. Por más que mediaticamente traten de instalar que el gobierno de CFK se cae a pedazos, saben perfectamente que si ella tuviese la posibilidad de ser reelecta, lo sería sin mayores inconvenientes. Y acá la acertada estrategia de Capriles, aunque paradojal. Si es el proyecto de gobierno contra el que se milita, el que mayor apoyo tiene, lo lógico sería captar parte de sus votos demostrando las bondades de ese proyecto, o al menos, no siendo una oposición boba. Todo lo contrario a lo que hace la oposición acá, que es sumisa a las órdenes del directorio. Claro que se plantea entonces una paradoja: obviamente Capriles obtuvo, con esta estrategia, una cantidad considerable de votos, pero ¿Para qué votar por un nuevo candidato que promete casi lo mismo si se puede votar por el candidato que lo hizo posible? Y acá el último punto:

Persona o proyecto: ya lejos de discutir lo obvio, que elegir un proyecto de país por sobre un gobernante que lo asegure casi que es la meta, uno de mis comensales fue claro: ¿Y qué tiene de malo elegir siempre al mismo gobernante para darle seguridad y seguir desarrollando tal o cual proyecto de país? Lo que podría considerarse un mero indicador de la madurez política de una sociedad (esto de la necesidad de no elegir una persona para elegir un proyecto), bastante subjetivo por cierto, es muy pequeño comparado con la madurez política de una sociedad que no tenga restricciones a la hora de elegir quien la va a gobernar.

A eso le tienen miedo los muchachos de la JR. A la madurez. Forever young...Que no está mal ser joven, pero algunos se pasan de rosca y parecen viejos. Vinagres.


14 comentarios:

Mariano T. dijo...

Es un tema interesante para hacerlo el principal de los próximos 12 meses.
Vale la pena juntarse todos los que no estamos de acuerdo con la ye-ye elección para militar, cacerolear, twittear, etc. Y que haya uno o dos frentes para oponerse y clausurar ese proyecto por 10 años al menos, cuando el próximo mandamás quiera imponerlo otra vez..

Antonio (el Mayolero) dijo...

Sería interesante que hubiera algun proyecto de Reforma Constitucional, para saber a que oponerse y a que apoyar, porque hasta ahora...

Mariano T. dijo...

Usted trajo el tema, no yo. También Luis delia.
No hace falta un proyecto concreto, hay que derrotarlo antes de que nazca. Salvo que el tema se vaya de la agenda, pero lo dudo.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Efectivamente; yo tengo opinión formada con respecto a una eventual Reforma Constitucional.Está en un post mio de hace poco tiempo. Si lo revisa Mariano, verá que no contemplo la posibilidad de modificar la Constitución actual en cuanto a mandato ni período presidencial. Pero es una simple opinión personal tan valedera como la suya o la de Luis D'Elia que en este caso específico tambien lo hace a título personal. A lo que me refiero aqui es a que no hay proyecto formal de ningún tipo.

doctor sorongo dijo...

me aprece a mì o mariano t. tiene un miedo bàrbaro ?

Antonio (el Mayolero) dijo...

¿Miedo a que? ¿A un proyecto que no existe? ¿Y que de existir requeriría una mayoría especial en el Congreso Nacional (de los 2/3 de sus miembros, no de los presentes en la sesión, sino de TODOS)? Que esa mayoría especial necesariamente debe pasar por mas de un partido ya que ninguno los tendría por si mismo, lo que significaría entonces que requiere de un consenso mayoritario para ser viable. Me parece una causa muy débil para militar y denota la falta de otros argumentos mas sólidos para oponerse.

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Instalar un supuesto demonio a combatir es parte de la estrategia de desgaste.. Todos los que hablaron de reelección lo hicieron título personal. Orgánicamente nada se dijo ni se hizo. Inclusive Cristina contestó claramente sobre el asunto en la conferencia de prensa ofrecida a los fondos buitres en Harvard.

De modo que instalar falacias, para luego salir a militar en contra de esas falacias "inventadas" me parece de una supina miserabilidad política. Así les va con las operaciones. No les dura una. Todas fallecen de muerte natural.

Por ahora seguimos igual en la oposición. Te política ... nada. Sólo fotos y titulares que atentan contra la inteligencia.




Mariano T. dijo...

Un enemigo a combatir es parte de la estrategia KLaclausiana, la biblia de este gobierno.
Y personalmente estoy convencido que el proyecto existe, esperando el momento adecuado.
El triunfo de una militancia antireforma, es que niunca llegue el momento adecuado.
El primer paso, es trabajar para que el gobierno pierda 10 o 15 puntos en las elecciones de 2003. Es la mejor manera de frenar le ye-ye. Y es algo por lo que vel la pena unirse con gente con la que se puede tener diferencias ideológicas pero coincidan en el objetivo común

manuel el coronel dijo...

Para que luego suceda lo de la Alianza. Claro que sí mariano!

Pibe Peronista dijo...

jaja muy bueno, abrazo Antonio! Garcias por el link

Anónimo dijo...

Sólo por eso se van a unir tractorcito? y en caso de que triunfen en el 2013, cosa que veo probable, que harán en el 2015? Van a ir atomizados a pelear por la Presidencia, con la consecuencia probable de que el eventual opositor ganador de las elecciones tenga un Congreso ampliamente desfavorable y se vean limitados políticamente para actuar, o irán aliados sin importar ideología en pos de una boba cruzada basada nada más en la lucha contra la corrupción, como en 1999 y se verán, en el corto plazo, divididos y expuestos a dejar el poder sin cumplir el mandato?

Antonio (el Mayolero) dijo...

Pibe Peronista; gracias, pero el post y el link no son mios sino del Coronel. Acuerdese que este es un blog bicéfalo...

Antonio (el Mayolero) dijo...

Gustavo: me parece que salir a militar por una causa abstracta es admitir que no tienen causas concretas por las que salir.

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Desde luego Antonio.

Justamente lo que plantea permanentemente la oposición (política y mediática) son cuestiones abstractas: supuestos, sospechas, tendencias posibles, elucubraciones.

El punto es que salen a batir cacerolas a partir de sofismas. Lo concreto sucedió hace casi un año y todavía no lo han podido asumir.

Lo concreto son los dos aumentos que tuvieron las jubilaciones, la no perdida de empleo, las paritarias, YPF y decenas de medidas transformadoras.

Como no pueden refutar lo concreto desde la política, intentan refutar desde la dialéctica apelando al deseo.

un abrazo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails