sábado, 11 de marzo de 2017

Serie SanCor C.U.L.; un botón de muestra del papel que el “Modelo” actual le reserva al Cooperativismo Agrario (Segunda Parte)

Seguimos con esta serie de posteos sobre SanCor y sus avatares:


Resultado de imagen para sancor mantecaCada vez mas grande:  Al ir creciendo y prestigiando la marca, crece la demanda, y ya la cuenca lechera originaria (y originante) no puede cubrir las exigencias de volumen del mercado, por lo que hay que empezar a explorar otras cuencas con el consecuente incremento de los costos y la complejidad del funcionamiento. Otra cosa: como los argentinos sabemos que Dios atiende en Buenos Aires, la administración comienza, primero con unas modestas oficinas, y luego va creciendo, hasta trasladar el corazón administrativo a un lugar desde donde “no se ve el tambo” (o el campo), y por detrás del corazón administrativo, marcha la dirección de la empresa, y la cada vez mayor “profesionalización” de su dirigencia. Esto trae como consecuencia que la dirigencia cooperativa, se comienza a alejar físicamente del dia a dia de sus representados, y “lontano degli occhi, lontano del cuore” (lejos de los ojos, lejos del corazón”), y está cada vez mas cerca de sus funcionarios, que como dije  antes tienen muy poco o nulo conocimiento de lo que es una cooperativa, y mas lejos de los productores a los que representa.

Pasaron unos 40 años:  Allá por la década del 60, se impuso la obligación de la pasteurización de la leche para consumo fresco. Esto dio nacimiento a una pléyade de Usinas Pasteurizadoras locales, que absorbieron la producción de los “tambos de cercanía” que alrededor de cada centro poblado, habían venido abasteciendo los consumos locales. Y al mismo tiempo abrió el mercado de la leche fluida de los grandes centros urbanos. Ya no era solamente la industrialización de la leche en quesos y manteca, leche en polvo y un abastecimiento local o regional. Había que encarar el negocio en grande, y para ello captar producción láctea de cuencas alejadas, donde el tambero ya no era socio de la Cooperativa, sino “cliente”. La reforma de la Ley de Cooperativas en 1973 legalizó esta situación al permitir a las Cooperativas la “operatoria con terceros”. Por lo tanto, ese tambero “cliente” era un productor fluctuante que vendía su producción “al mejor postor” sin ningún tipo de compromiso moral o económico sobre la marcha de la Empresa.

Las pasteurizadoras locales (muchas de ellas impulsadas por las Cooperativas Electricas de cada lugar), fueron quedando fuera de escala económica, con una secuela de quiebras y convocatorias de acreedores, que como efecto rebote, determinaron el cierre de esos pequeños tambos “de cercanía”. Quedaron los tambos mas grandes, abasteciendo a las grandes lácteas.  Y hoy dia se da el absurdo, de que en muchos casos un litro de leche producida en un tambo a 15 Km del almacén  o despensa, recorre mas de 1000 Km. entre ida y vuelta para llegar a la góndola…

Y de yapa vino la soja: y la expansión de la frontera agropecuaria, que avanzó sobre los tambos, otrora ubicados en campos marginales, pero el boom sojero y de la Mega-agricultura, elevaron sideralmente el valor de las tierras. El tambero arrendatario, debe pagar el alquiler de la tierra a valor soja, y el tambero propietario ve a cada campaña que le rinde mas producir granos que producir leche, hasta que finalmente liquida su tambo, y, o lo alquila a un “pool” de siembra, o se pone a producir grano él mismo, utilizando los servicios de un contratista. Así fue que de a poco vimos descender el número de tambos en explotación, dándose la paradoja que la producción de leche no disminuía, fruto de la concentración, y la integración vertical de grandes tambos con la industria.

Hay para mas, asi que mañana la seguimos

Antonio (El Mayolero)

9 comentarios:

Alcides Acevedo dijo...

¿La leche recorre mil kilómetros para abastecer a gente que vive a 10 km de un tambo? muy raro, pensar que hace décadas existían usinas en las proximidades y quebraron ¿por qué quebraron?

Lo mismo con la soja, resulta que la soja se utiliza como alimento para animales de corral nada menos que en la China ¿por qué es más negocio que producir leche para los niños argentinos?

Piense y dejen de escribir boludeces.

Jose F. Lasailunga dijo...

Vivo en Hilario Ascasubi (BA) 150 Km. al sur de Bahia Blanca por la RN3, en los almacenes de aqui, no hay mas leche que SanCor o La Serenísima a pesar de haber varios tambos en esta zona, que entegan la leche a SanCor o la Serenísima... Veo pasar los camiones tanque por la ruta que vienen a buscar la leche una vez por semana...

Francisco La Vecilla dijo...

Típico comentario de porteño que nunca salió de su barrio. Este Acevedo calculo que nunca salió de Villa Soldati....

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Alcides Acepedo. El mismo lobotomizado que hace años pedía el arado de los pueblos del interior por inviables. ¿Se acuerda Antonio?
En los alrededores de Guisa los pocos tamberos que quedan, uno lo tengo a 3 cuadras, ya no te vende más. El tipo se hacía de uno buenos manguitos diarios con su camionetita vendiendo puerta a puerta. Los costos lo superaron por completo, sobre todo el eléctrico. Hoy no hay leche del Pago en los comercios de la zona. Es todo La Serenísima, SanCor, Verónica en la góndolas. Y al tipo lo sigo teniendo a 3 cuadras.
Hay que avisarle al lobotomizado que Guisa hasta hace 1 año tenía pleno empleo, ya no.. doy fe.. soy uno de ellos.. que venga cuando quiera con el arado..su plan ha tenido el éxito deseado

Alcides Acevedo dijo...

Mamita, no les da la cabeza: ¿por qué la producción de leche no es negocio a nivel local para abastecer a los vecinos?
Bueno lo dice bien el señor Sala aunque no termina de procesar la información que tiene de primera mano: los costos los superan por completo a los que venden puerta a puerta.

¿La culpa es de Macri? seguro, parece que los problemas de los tambos empezaron con el cambio de gobierno... ¿tenían pleno empleo y ya no? ¿qué eran? ¿militantes k rentados? eso parece.

Un país que solo puede funcionar con subsidios y financiamiento a empresas fundidas, ya no solamente a la "industria nanufacturera", subsidiemos a la lechería, la producción de pollos y hortalizas, así vamos a crecer y convertirnos en potencia.

Rodolfo romero dijo...

Yo creci en la cuenca madre Dto.Castellanos.-Mi viejo le llevaba los libros a la Cooperativa (Cremeria N.23) en Vila decáda del 40 cuando nació.-Es atrapante lo que describís.Es el relato de vida de casi todos los pequeños tamberos, su evolución, agonía y final.-Que verdad la de los profesionales y también el ciclo del endeudamiento a partir del 76 con el Ing. Ghirardi tras bambalinas.-Te espero todos los días como cuando lo hacía con Hora Cero.-Gracias por tus aportes.-



Anónimo dijo...

Luis Larrosa: Buenas tardes Antonio. Estoy siguiendo sus artículos sobre el problema de SANCOR. Muy acertados!
Observo que algunos de los comentarios vertidos rumbean para el lado del conflicto que tienen los tambos locales y pequeños, cuando en rigor el tema plantea los riesgos a los que se ve expuesto actualmente el sistema cooperativo, tomándose por caso a SANCOR.
La problemática de los tamberos pequeños con gobiernos que propician la concentración económica, donde prima maximizar la Tasa Interna de Retorno por peso invertido y por hectárea independientemente de la "actividad" realizada, con un estado más que ausente, en permanente y veloz estado de fuga, inexorablemente ya sabemos a lo que conducirá...
Más abajo transcribo un recorte de radio cut donde se encuentra la entrevista que en el día de hoy le hicieron por radio Rebelde (AM 740) a Héctor Ponce, secretario general de la Asociación de Trabajadores Lácteos de la Rep Arg (ATILRA). En el mismo se podrá escuchar:
1) que la estructura de negocios de Sancor está basado en un 70% para mercado interno y un 30% para exportación. El mercado interno ha caído sensiblemente (aprox. 20%).
(hace un tiempo noté que la Serenisima estaba haciendo propaganda por TV de leche "fluida". Me dije, la cosa va mal, mal. ¿en qué década se hacía propaganda de "leche"? Yoghurt, queso, postrecitos, sí, ¿pero leche?).
2) La falta de compromiso de los cooperativistas nucleados, al extremo que ex-presidentes de Sancor entregan leche a otras usinas.
3) demistifica el problema que quiere invocar el gobierno nacional, que todo radica en los 4000 empleados de Sancor, pues la incidencia de la planta de personal pesa entre un 8 y un 12% aplicado sobre los costos del producto, variando según nivel de tecnificación y escala de producción.

http://radiocut.fm/audiocut/sancor-hector-ponce-atilra

Y también para demistificar que el problema es una deuda de 1000 millones de dólares que tiene Venezuela con Sancor, cuando en realidad son 2 meses de entregas, algo así como 12 millones, la palabra de embajador de Venezuela:

http://radiorebelde.com.ar/2017/03/venezuela-ha-sido-un-factor-de-estabilidad-para-sancor-y-de-otra-empresas/

Antonio (el Mayolero) dijo...

http://elblogdelfusilado.blogspot.com.ar/2013/02/alcides-acevedo-un-caso-paradigmatico.html

Gustavo Marcelo Sala dijo...

El lobotomizado ni siquiera sospecha cómo son las relaciones humanas y comerciales en los pequeños pueblos del interior. Aquí desde el Comisario hasta el Intendente juegan a la quiniela clandestina en el boliche porque el boliche es necesario socialmente. El bolichero gana guita, toma a un pibe, hay consumo y compra en la distribuidora de bebidas del pago. Cuando se habla de economías regionales siempre se refieren a los grandes capitales, guita que nunca baja a los pueblos a modo de invesrión de manera que las actividades de subsistencia, en muchos casos marginales, hacen a la economía local. A ese tambero no le interesaba competir, le interesaba vivir, el aumento de costos vía devaluación e inflación lo sacaron de circuito, igual que a los otros. Ergo la macroeconomía lo liquidó, y liquidó también a su ayudante. El lobotomizado prejuzga sobre la gente porque al desconocer no le queda otra alternativa, forma parte del manual del ignorante. Para el tipo vender leche en el Pago era negocio hasta que dejó de serlo. Ahora es prestamista. Cerró el tambito, vendió las maquinarias, arrendó las 50 ha que heredó y con el colchoncito que supo hacer hasta el 2016 se dedica a los préstamos al menudeo dentro del pueblo. El tipo votó a Cambiemos ya que siempre fue radical.
Conmigo pasó algo similar. La empresa de transportes en la cual trabajaba decidió cerrar sus puertas por el aumento de costos (aclaro que aquí los subsidios no tenían incidencia) y la baja de trabajo. Me costó bastante cobrar la indemnización. Yo era un aportante de IIBB provincial. Hoy, desocupado desde la formalidad, me dedico a la jardinería, corto cercos, hermoseo jardines de vecinos etc. todo desde la economía informal, aunque sigo pagado mi monotributo. De actividades productivas generadoras de valor agregado se pasa a actividades individuales de servicio. Vale decir se van perdiendo, a medida que avanza este modelo, aportantes al fisco que a la larga financiaban los gastos corrientes de cada localidad via coparticipación. Sé que a un tipo limitado y lobotomizado le es muy complejo entender desde la metrópoli el interior profundo y sus relaciones sociales. No se puede trasladar la lógica urbana a todo el país y menos forzarla, amén que se desee que toda la gente se centralice en las grandes ciudades multiplicando exponencialmente la marginalidad urbana.
El cooperatvismo sigue siendo la salida tal cual lo remarcó cientos de veces Stiglitz, pero para que ello ocurra debe existir una macroeconomía nacional, ergo un modelo, que apoye y promueva la asociatividad. Hoy han descendido de manera ignominiosa los retiros de los cooprativistas debido a la quita de subsiduos y el aumento indiscriminado de los costos por el incremento de los servicios. Esto le quita plata del bolsillo a la gente para consumir, un conusmo que a la par de descender no deja de inflacionar. La estanflación es otro logro del nuevo gobierno, muy bien escondido por cierto.

Ya sé Antonio, es al pedo todo tipo de análisis. Hasta aquí llegué.. el lobotomizado está en la cresta de la ola neoliberal. Todavía no se ha dado cuenta que esa ola es un Tsunami que más temprano que tarde lo va a arrastrar como a la mayoría de los argentinos. Los tsunamis cuando rompen no hace distinciones de ideología..

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails