martes, 14 de marzo de 2017

Serie SanCor C.U.L.; un botón de muestra del papel que el “Modelo” actual le reserva al Cooperativismo Agrario (Quinta Parte y final)

Resultado de imagen para SanCor FotosTerminamos esta serie que centrada en SanCor y su actual situación abarca al resto del Cooperativismo de toda actividad.



Algunas consideraciones finales (las mías; por las suyas usted verá):

La situación actual de SanCor no reconoce una sola causa determinante, sino que a mi entender es la concurrencia de una serie de factores, que tomados aisladamente ninguno de ellos sería inmanejable, pero que al actuar en un mismo momento producen un efecto como el que estamos analizando.

El crecimiento de las Cooperativas en el volumen de su operatoria hace indispensable la formación de cuadros dirigentes con una formación doctrinaria y técnica que les permita tener el control de sus líneas de funcionarios. Esta formación debe llegar a los socios de las cooperativas, de donde salen los cuadros dirigentes.

El cooperativismo agrario debe definir el modelo de país que quieren sus componentes, y compatibilizarlo con el resto de la ciudadanía. Debe comprender que no se constituye como un hecho aislado del resto de la sociedad, y que el crecimiento debe ser armónico en todos los sectores. Comprender que un balance favorable no siempre es indicativo de un crecimiento armónico. Como solía decir un gran cooperativista tresarroyense, el Cr. Aldo Collazos, “engordar hasta la obesidad también puede ser interpretado como crecimiento, pero no es bueno para la  salud”

Hay hechos de la realidad que no pueden ser ignorados; el liberalismo (o en su nueva versión el neo-liberalismo) da preeminencia a lo financiero, por sobre lo productivo, y hay que manejarse dentro de esa realidad de la mejor manera posible, pero eso no implica aceptarlo resignadamente como si fuera una inundación o una sequía. Estos son hechos climáticos, y la timba financiera es un hecho político. ConInAgro como entidad representativa ha perdido el rumbo, y jamás ha hecho clara su posición en este sentido, y hay sobradas muestras de los efectos que ha tenido entre los asociados de las cooperativas, y las mismas cooperativas.

Una hipócrita aplicación del principio Cooperativista de la “neutralidad política” suele ser esgrimida como pretexto a silencios sugestivos, que no fueron tales cuando se utilizó a la Institución para cimentar carreras políticas como en el 2008.

La conducción de una Cooperativa de Segundo Grado no puede (ni debe) ser tomada con el espíritu “amateur” de una Cooperativa local, donde todo queda cerca, y donde Consejeros y socios están interactuando a diario. Eso requiere dedicación y tiempo (de atención y traslados, a veces a distancias considerables). Si queremos (y estamos convencidos) jugar en primera, debemos preparar a los mejores jugadores, desde muy jovencitos. Veo que no es mucho lo que se hace en ese sentido, y que lo que se hace se delega en profesionales de finanzas y “marketing”, pero muy poco se hace en lo doctrinario, que a mi entender debe ser el eje rector de la formación de nuevos cuadros dirigentes.

Mucho costó reformar los estatutos de la ACA, para que solamente accedieran a su Consejo de Administración productores y no funcionarios (gerentes) de Cooperativas, pero finalmente se pudo conseguir. Puedo recordar aquellas épocas, ya que como integrante primero, y luego colaborador del Consejo Central de Juventudes de ACA, fui parte de aquella lucha. Otra cosa que debe asimilar el Cooperativismo (agrario y de cualquier otra rama) es que se deben limitar los mandatos, al efecto de evitar la eternización de sus dirigentes.

Es sabido que es una falacia la no intervención del Estado. El estado SIEMPRE está interviniendo (por ejemplo, se le perdonan deudas por 19.000.000 millones de pesos a las distribuidoras de electricidad, y se le cortan los créditos a SanCor por parte del Banco Nación). El nudo de la cuestión es en qué sentido lo hace, y esa es una discusión política que el cooperativismo debe afrontar. Y cuando digo política, estoy diciendo POLITICA, no partidaria sino en la política de definir qué modelo de país queremos los Cooperativistas.

Antonio (el Mayolero)


3 comentarios:

Roberto Bermin Bertossi dijo...

Roberto Fermin Bertossi: La desaparición de Sancor Cooperativas Unidas Limitadas (C.U.L.) sería un durísimo revés para tantas generaciones que apostaron a un genuino cooperativismo.

Las ascuas actuales en la ´familia sancorista´, compuesta –entre otros- por productores, tamberos, peones de campo, empleados directos e indirectos, profesionales agrícolas, camioneros, recibidores, almacenes y comunidad circundante; provocadas por la sucesiva y creciente paralización o cierre de plantas de Sancor, nada tiene que ver con su origen, historia y espíritu fundacional, allá por finales del invierno del año 1938, cuando 16 cooperativas lecheras primarias conformadas principalmente por raza de inmigrantes radicadas en las provincias de Santa Fe y de Córdoba, se asociaron cooperativamente para fundar esta empresa solidaria, entonces auténticamente cooperativa.

Sancor se fue desmembrando y derrumbando por pésimas administraciones, burocracias, mediatizaciones participativas, falta de garantías suficientes en su politizada vinculación con Venezuela, etc., todo ello sin perjuicio de flagrantes y reiteradas omisiones e incumplimientos de los deberes de funcionarios públicos por parte del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, (INAES), como de presuntas corrupciones y enriquecimientos ilícitos de consejeros, síndicos, auditores, asesores, etc., los que seguramente han de ser investigados en caso de declaración judicial de bancarrota, cuando serian citados quienes en los últimos años, conformaron sus consejos de administración, sus sindicaturas, etc., ¿Acaso también los directivos de la Mutual Sancor, los de Sancor seguros, de Sancor salud, etc.; a la postre, progenie... alcanzable por una extensión de la quiebra en un posible (¿inevitable e inminente?) proceso concursal de la cooperativa matriz?

Más allá del ruido y un ´tocar de oído´ de los medios de comunicación, Sancor no puede superar una crisis que en 2016´ ya le generó pérdidas por poco menos de $2.500 millones. Así entonces y mal que nos pese, se fortalece la fatalidad de formalizar su quiebra cuando jurídicamente conforme nuestro derecho cooperativo vigente, no existe ninguna posibilidad legal de transformar a Sancor C.U.L. en sociedad comercial ni asociación civil, como tampoco la de vender parcial ni totalmente la misma a terceros, (arts. 6, 24 y cc., Decreto-ley 20.337/73 - Cooperativas).

Escenario tal sería más que un cruel epitafio esculpido de modo ruin y carroñero también por intermediarios sin límites y lucros excesivos, tal el caso de, Vg., supermercadistas insaciables, transportes comerciales, carísimas publicidades, pesadísimas presiones tributarias nacionales, provinciales y municipales; altas cotizaciones sindicales, etc.; a la postre, sujetos y actores anticooperativos que se llevan sin causa, derecho ni razón los $16.- que hay entre los $4. (que cobraría en el mejor de los casos el tambero que ordeña cada litro de leche) y los hasta $20. que a cada consumidor se le exige en góndola por el mismo "marca Sancor", una marca que de tales maneras viene desprestigiando y desagiando su propio valor, un valor que oscilaría en casi mil millones, pero mucho más grave que eso, dejando en evidencia nefastas prácticas nada cooperativas cuando los dos actores centrales de la cadena láctea -esto es productor y consumidor-, son atónitamente los únicos perjudicados.

Finalmente, ante la hipótesis de la quiebra de Sancor CUL., no es baladí hablar de epitafio porque esa tragedia cooperativa que significaría la desaparición de Sancor, seria "un tiro de gracia" a la buena fe ínsita al cooperativismo; buena fe malversada por consejeros, gerentes, síndicos, auditores, asesores, consultores e INAES.


Read more at http://www.pregonagropecuario.com/cat.php?txt=9282#XACfPexKv7yiSc22.99

Anónimo dijo...

estos gobernantes actuales son los mismos que arrasaron con muchisimas cooperativas en santa fe y chaco en el '78 y con el hogar obrero en los '90, se los ve venir , no aceptan el cooperativismo
Cavallo dejó caer a el hogar obrero por no acceder a sostenerla con un préstamo de 200millones.. cuando las deudas que pagamos en su paso por el central en el '82 fueron mucho mayores

Anónimo dijo...

EL GOBIERNO MACRISTA ES MUY MALA LECHE
Y ESTA VACIANDO LAS HELADERAS A TARIFAZOS E INFLACION!!!!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails