sábado, 12 de mayo de 2012

Cristina y los dos sindicalismos



El trabajo es la gran tarea de los hombres, pero es la gran virtud. Cuando todos sean trabajadores, cuando todos vivan del propio trabajo y no del trabajo ajeno seremos todos mas buenos, mas hermanos, y la oligarquía será un recuerdo amargo y doloroso para la humanidad. Pero, mientras tanto, lo fundamental es que los hombres del pueblo, los de la clase que trabaja, no se entreguen a la raza oligarca de los explotadores. Todo explotador es enemigo del pueblo. ¡La justicia exige que sea derrotado!” (Mi Mensaje, Eva Perón)

"Querría que alguien explique cuál es la contradicción entre los reclamos sindicales y los todavía excluidos", preguntó.

"Los trabajadores que piden que suba el tope del mínimo no Imponible y asignaciones familiares, perjudican a los no registrados o desocupados?", insistió. 

"Ni el 30% de pobreza ni el 34,5% de trabajo no registrado en un país q creció un 7,7% promedio los últimos 8 años es culpa de los sindicatos", agregó.
http://www.ambito.com/noticia.asp?id=636511

Esos son tuiteos de Facundo Moyano. Quien revisa su perfil en la red social o revisa sus entrevistas podrá concluir que sí, que él parece un militante más cercano a Cooke que a Rucci. Usando categorías viejas pero más concisas y claras, diríamos que corre por izquierda, por los cambios inmediatos. El otro, el sindicalismo que sería de derecha, trata de mantener el privilegio personal de sus dirigentes. No es necesario dar ejemplos.

Facundo Moyano sabe bien que Cristina, cuando se refiere a que todavía falta incluir a muchos argentinos como respuesta al reclamo salarial de los más beneficiados, nos dice a todos que esperemos a que ellos lleguen. Una Nación, un Proyecto, es un todo, matemáticamente, un conjunto. Los recurso se reparten entre todos, y son constantes, relativos pero constantes, por eso sí tiene que ver el reclamo sindical por la actualización laboral con los desocupados o con el índice de pobreza que el dirigente sindical esgrime (más cercano al de las consultoras privadas que trabajan par Clarín que al real). Y todo eso, en una coctelera mundial que se raja a pedazos.

Después aparece otro aspecto. El de pertenencia al proyecto de país. La mayoría de los sindicatos que denominamos de izquierda, no sienten esa pertenencia, por eso no les importa romper todo, la ruptura es la histórica herramienta para llegar al poder, inalcanzable por cierto. Pero Facundo Moyano es un dirigente que enarbola las banderas del kirchnerismo ¿Cómo es entonces que no siente pertenencia?

Nosotros ya lo dijimos acá. Si existe una sola clase de hombres (y mujeres), los que trabajan, nos tenemos que dejar de joder con los clasismos convenientes. Cristina justamente no se caracteriza por ser complaciente con los empresarios, les exige, como nos exige a todos, como se exige a ella misma. Todos debemos ser aportantes a un proyecto inclusivo y por ende solidario.

Un buen ejemplo es el de la CTA yaskista, que a pesar del reto de Cristina en la apertura de sesiones, entendió que esta es la oportunidad de ser protagonistas y miembros del cambio, amén de la oportunidad en  medio del conflicto de la CGT.

El rol del sindicalismo dentro de los gobiernos populares fue conflictivo siempre, tal vez cueste ordenar esto de primero la Patria, luego el movimiento y por último los hombres.

Eso sí, el derecho a la protesta, es el primero de todos y el irrenunciable. Esto también es compatible con lo escrito antes.

7 comentarios:

Ricardo dijo...

Es que Facundo habla desde el moyanismo. Se notaba su incomodidad el otro día en que Cristina promulgó lo de YPF. Más allá de eso, creo que la bronca de Cristina es porque la interna sindical repercute hacia afuera en un contexto que no es el ideal para andar cinchando cada quien para su lado.

Abrazo!

eduardo dijo...

qué dice el progre de facu del asalto a la legislatura de Biolcati con EL MOMO, EL AMIGO DE PAPÁ..EH ,AHÍ TE quiero ver ,hoy el Momo declara la guerra ,amenaza con ganar las calles para embestir..qué dice el nene,acaso se sumará a papá y el proyecto de Macri???

Mariano T. dijo...

"la interna sindical" tiene a cristina como participante activa, no como espectadora.
Lo interesante es que después de años en que era artículo de fe que la conflictividad sindical y los aumentos de salarios no repercutían en la inflación, ahora parece que el que pide un aumento del 23 (menor a la inflación)o hace una huelga a sus patrones es un traidor a la patria?.
Es mas o menos lo mismo con los que hasta hace 6 meses decían Repsol buena, Shell mala.
Debe ser bravo no saber que es lo que uno tiene que apoyar dentro de una semana.

manuel el coronel dijo...

La discución no es en torno a la inflación, sino más bien a la ampliación del mercado laboral. Convengamos que para ustedes los empresarios, la inflación es lo que les garantiza el aumento de la rentabilidad

Anónimo dijo...

En ese sentido Coronel el tractorcito tiene razón. La derecha reaccionaria que él representa no tiene contradcciones ni dilemas porque no creen en dinámicas sociales y situaciones cambiantes.
Estos tipos son dogmáticos. Liberales las pelotas. Están para un solo objetivo en la vida, tratar de sacarle el mayor jugo al laburante y si hay situaciones de desocupación el Estado debe compensarles financieramente por esa ausencia de plusvalía.

Mariano T. dijo...

No es dogmatismo, ni siquiera expresé mi opinión sobre el tema.
Pero tener que cambiar de opinión a cada rato por lo que se le ocurra a la jefe me parece poco digno, hasta para los anos.

Anónimo dijo...

No se aflija nadie ha relacionado a las ideas con usted tractorcito, de modo que su opinión puede o no puede estar; de todas formas al ser tan previsible sabemos que nada le va agregar a debate y menos aún enriquecer.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails