viernes, 7 de diciembre de 2012

El lastre de la república

Sólo en octubre de 1945 y marzo de 1962, el Poder Judicial se asumió de modo tan nítido como actor político. En el primer caso, quienes habían participado en la marcha de la Constitución y la Libertad del 17S reclamaron que se transfiriera el poder a la Corte, y el líder radical Amadeo Sabattini sugirió que el Procurador General Juan Alvarez asumiera el Poder Ejecutivo. Alvarez intentó formar gabinete y llevó su propuesta a la Casa Rosada en la tarde del 17O, pero ni pudo entrar porque ese mismo día la historia dispuso otra cosa. En marzo de 1962, cuando la Junta de Comandantes depuso y arrestó al presidente Arturo Frondizi, el presidente de la Corte, Horacio Oyhanarte, se adelantó al general golpista Raúl Poggi y puso en funciones al presidente del Senado José María Guido. La gravedad de ambos momentos destaca por contraste el absurdo planteo de la corporación judicial que intenta generar una crisis cuando funcionan a pleno las instituciones, más allá de la idea que cada uno pueda tener del estilo de algún funcionario.


Imaginemos por un rato que el único poder que nos gobierna es el judicial. Copado no? Osea, todo lo define un juzgado y sus sucesivas instancias que dirán si lo que hace cada uno, que es lo que quiere, es correcto o no. Hasta que Salomón decide si es que no hay algún definición.

Sería lo más parecido a una monarquía. Bonatto escribió sobre esta analogía acá.

Gobernar sería posible, mas sería un poco lento hacerlo, entre tanta instancia.

La división de poderes es la estupidez más grande que tiene el sistema representativo demoliberal.

El poder judicial que yo recuerde nunca puso en regla a los gobiernos antipopulares, sean conservadores  neoliberales o militares. Pero siempre manifestó alto perfil en los populares. Por lo que nunca pretendió actuar con independencia del legislativo o el ejecutivo sino más bien condicionarlos.

Si logramos juicio y castigo fue por victoria popular. No por compromiso judicial. 30 años se tardó.

Ya decía por acá el Mayolero que no alcanza con la reelección indefinida. Que hay que proclamar una nueva constitución donde el poder judicial también sea representativo de las mayorías.

En fin, nada, igual hoy es un 7D zarpado. Es que salió a la venta "Noches como estas", y eso ya es motivo de celebración...


6 comentarios:

Antonio (el Mayolero) dijo...

El 5 de Setiembre de 1930, La CSJ de entonces emitió una acordada por la que convalidó el Golpe de Estado contra Yrigoyen, sentando jurisprudencia para todos los demás golpes que se sucedieron.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Quien presidía la CSJ entonces era José Figueroa Alcorta, el ex Presidente de la Nación, que luego fue Ministro de la Corte Suprema de Justicia (1915 hasta su muerte)
Presidente de la Corte Suprema de Justicia (1929 hasta su muerte).
Siendo ministro de la Corte Suprema, fue el único juez que propuso renunciar como respuesta al golpe de Estado de 1930, aunque finalmente no solo no renunció sino que también, junto con los demás jueces de la corte, firmó la acordada que legalizó los actos y nombramientos de todos los golpes de estado en la República Argentina hasta 1983.

Mariano T. dijo...

Pero esta corte la nombró Nestor!
Lo que leo solo me indica que hay que luchar con toda la fuerza que se pueda para que no toquen la Constitución, y no intenten un Fujimorazo. 88 8N, u 88 2008s, lo que sea necesario.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Por primera vez en la Historia Argentina, mediante el decreto 222/03 con un procedimiento de trasparencia inédito, donde se publicaron los antecedentes de los Jueces propuestos, se sometieron a audiencias públicas donde quien tenía motivos para oponerse lo hizo, hasta que finalmente fueron nombrados por el Senado de la Nación que es el que designa los jueces, y no el Poder Ejecutivo que solo los propone, segun dispone la Constitución Nacional.

Gustavo Marcelo Sala dijo...

El propio Zaffaroni afirmó que es antidemocrático y va en contra de la propia naturaleza del sistema judicializar a la política. Pues lamentablemente vamos camino a eso por obra y gracia de un falso "deber ser" republicano. Curiosamente este fanatismo republicanista siempre surge cuando las decisiones las toman Gobiernos populares y con un alto grado de adhesión. Con sólo revisar las acordadas y los artículos de los analistas políticos, en cada período que tal cosa se dio, para sacar conclusiones. Dichos énfasis son bien disimulados cuando las clases dominantes gobernaron.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Y OJO que cuando Nestor "nombró"(¿?)esta Corte Suprema de Justicia, recien asumía y solo tenía el 22% de los votos.Por consecuencia no disponía de una "escribanía" en el Congreso Nacional como dicen despectivamente algunos giles.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails