martes, 21 de diciembre de 2010

Asesino y cobarde


El turco Julián acaba de ser condenado, pretendió levantarse e irse de la sala, se lo impidieron, apoya un dedo de su mano sobre la sien y otro dedo bajo su nariz y mueve la cabeza negando.

La política vuelve a ganar en uno de los escenarios más difíciles, los crímenes de estado. La justicia condena a los ejecutores y se apresta a investigar a los instigadores. El jueves puede ser un día trascendental.

5 comentarios:

Unfor dijo...

Apoya un dedo sobre la cien? Por ahí debería apoyar otra cosa, si tuviera conciencia.

manuel el coronel dijo...

Pensé lo mismo compañero. Pero que se pudra en la cárcel...

Nando Bonatto dijo...

Con ese miserable tengo cuentas personales

manuel el coronel dijo...

No alcanza nando, no?

Javier dijo...

Ayer despues de salir del laburo me fui a Comodoro Py al festival qorganizado por Hijos . Cuando sentenciaban al genocida hijo deputa decia con sus manos no no no , se garraba la cabez , despues parecia que se meaba encima le pusieron las esposas , pero se sento nuevamente porque s elevanto el genocida de al lado suyo que con las esposas fue sacado por el SPF y recien despues le volvierona poner las esposas y lo acompañaron al baño . Lo que no entendi es porque cuando se cerraba la lectura de la sentencia y se fijaban los honorarios de los abogados que pagaran los 16 condenados , el tipo levantaba el dedo hacia arriba como felicitando lo que leia el juez o siendo sarcastico , pero parecia feliz de que creo seguira en prision preventiva porque tiene mas causas y queda la apelacion a Casacion . Aparte no hubo mencion a que fueran los condenados a Marcos Paz

Un abarzo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails