martes, 14 de diciembre de 2010

Martín, de víctima del menemismo a hijo del kirchnerismo

Cuando Martín egresó del Colegio Industrial en pleno súmmun de la década menemista, no le quedó otra que ponerse a laburar, como su viejo. No había guita para bancarse estudios universitarios. Y empezó a repartir lácteos para Gándara, si mal no recuerdo. Como se levantaba muy temprano y le metía muchas, pero muchas horas al trabajo, en el camino se le cruzó la cocaína. Y cómo la blanca te quema el bocho y es cara, no le quedó otra que, además de laburar, ponerse a afanar. Casi fue tarde para él, el comisario lo tenía entre cejas, cuentan que porque era un pibe muy lindo y que para la cana era un botín preciado, de bronca nomás. Pero zafó, se guardó en la casa de sus viejos por varios años, mientras trataba de sacarse la cocaína de encima. Varios años después se puso a estudiar Ingeniería, mientras laburaba en una fábrica de agua desionizada. Hace poco se recibió. Ahora labura en una empresa química grosa. Acaba de mandarme un mail, muy entusiasmado, pues está planificando con el colegio industrial de su pueblo, incorporar como operarios a sus egresados.

A Martín el menemismo se lo apropió y el kirchnerismo le devolvió la identidad. Otro motivo más para defender nuestro proyecto hasta las últimas consecuencias.

5 comentarios:

ricardo j. m. dijo...

el hecho maldito

Sujeto de la Historia dijo...

Linda historia, hermano.
Abrazo

manuel el coronel dijo...

En lo personal suje, muy cercana además.

Anónimo dijo...

Cumpa coronel, está historia es maravillosa y pinta de cuerpo entero lo que pasó en el ispa durante las últimas dos décadas : destrucción del tejido social y aumento consecuente del delito durante el menemato y la contracara de esto con el advenimiento del modelo K de inclusión social y desarrollo del mercado interno.
Soy estudiante de ingeniería y antes de NK, por ejemplo, las carreras de ingeniería naval y textil estaban condenadas (no al éxito, como diría al infame cabezón) sino a su desaparición. Con los acuerdos comerciales realizados con Venezuela, se empezaron a construir embarcaciones otra vez y se reactivaron y recuperaron astilleros (y también la fábrica militar de aviones y fabricaciones militares).
Muy buen relato, compañero.

Saludos,
JP

manuel el coronel dijo...

Gracias compañero

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails