domingo, 19 de diciembre de 2010

Miguel Bru



El hallazgo ocurrió ayer, en un terreno ubicado en la calle 13 y 170, de la localidad vecina a la capital provincial, tras un procedimiento ordenado por el fiscal de la causa, Fernando Cartasegna. El testigo de identidad reservada había indicado que el estudiante de periodismo desaparecido y asesinado hace 17 años en La Plata había sido enterrado en un cañaveral dentro de ese predio. Los restos encontraron restos óseos que serán analizados.


Uno de los tantos desaparecidos en democracia, asesinado por el poder, y además olvidado. En tiempos donde la izquierda revolucionaria se empecina en recordar sólo los crímenes ocurridos durante el kirchnerismo para endilgárselos al gobierno popular, donde la lamentable desaparición de Jorge Julio López es un emblema; es muy probable que una madre, tras 17 años pueda, al menos, abrazar los huesos de su hijo desaparecido.

2 comentarios:

Sujeto de la Historia dijo...

Querido Manuel:
Si se comprueba que son los restos del chico Bru, sus familiares tendrán al menos la posibilidad de poder despedirse, es decir, un tristísimo pero bendito regalo de Navidad.
El Abrazo, además de mandartelo a vos, se lo envío a ellos.

manuel el coronel dijo...

Abrazo compañero!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails