sábado, 1 de junio de 2013

El faro que ¿ilumina? el camino de las nuevas generaciones...

El acto celebrado en Claromecó por el 203º aniversario de la Revolución de Mayo transcurría sin mayores sobresaltos, tal como es normal en estas situaciones tan repetidas. Hasta que le tocó el turno a una alumna del Instituto Secundario, que se despachó con un espiche un tanto desconcertante, a saber:

 Llegado su turno, la alumna del Instituto Secundario Margarita XXXX pronunció palabras alusivas a la fecha, que fueron escritas por la docente del establecimiento Rosana Tenaglia. El discurso fue atípico por su contenido, y provocó adhesiones y rechazos por parte de la concurrencia, que luego continuó comentando su contenido. En sus primeras apreciaciones, la alumna hizo referencia al contexto presentado hace 203 años atrás. Para eso, destacó los hechos principales que provocaron lo que hoy se conoce como la Revolución de Mayo. Continuó XXXXX indicando que "sin embargo, en estos días de economía globalizada, estos ideales se han ido diluyendo, fueron perdiendo su significado, y hoy su sentido es un poco difuso. ¿Podemos afirmar hoy en día que somos una patria libre de toda dominación extranjera, cuando nuestra economía depende de las economías más poderosas? ¿Podemos hablar del ejercicio irrestricto de nuestra soberanía, cuando nuestro territorio se halla usurpado por capitales multinacionales? ¿Podemos asegurar nuestra independencia política cuando la corrupción de la clase política es moneda corriente? ¿Qué patria tenemos en nuestras manos actualmente? Podríamos hablar de un sistema educativo en crisis, del sistema de salud en iguales condiciones. De un modelo económico que no entendemos muy bien a quiénes beneficia. De una violencia que crece día a día, tanto la física en asesinatos y robos, como la verbal en censura y degradación de ideas. Pero todos estos temas parecen tan trillados, que muchas veces hacen perder el eje de la reflexión". Más adelante, sostuvo que "podríamos hablar de cuestiones más cotidianas, que hacen a nuestra convivencia. ¿Cómo podemos hacer grande a la patria si parece que la patria es un gobierno? Y teniendo en cuenta que un gobierno es de un partido político, ¿cómo hacen las ideas no partidistas para emerger y colaborar en el crecimiento de la patria? Pensemos que sentirse parte de una patria es el respeto por el suelo que compartimos. ¿Pero cómo lograremos eso si no logramos el respeto interpersonal, por las ideas distintas, por la integridad propia y ajena? Respeto es también tolerancia, y de ahí que si no nos respetamos no podemos convivir; es decir, vivir con otros. Ni mejores ni peores, diferentes. Haríamos grande a la patria no sólo si cantáramos el himno con fervor, no sólo adornar nuestra vestimenta con la escarapela. Haríamos grande a la patria, simplemente si pudiésemos convivir en un clima que nos beneficie a todos. Tanto mental como físicamente. Hoy la patria cumple años, y el compromiso de todos es poder hacerla grande, pero no olvidemos que no hay camino posible sin respeto ni responsabilidad. Pensemos que todos los días, en nuestros pequeños círculos, tomamos decisiones, que de una u otra manera repercuten en toda la sociedad".

Obviamente, este discurso despertó polémicas, que no hubieran tenido mayor trascendencia, si hubiera sido una elaboración propia de la jóven. De última podemos discrepar o estar de acuerdo con el pensamiento de cualquiera, es parte del juego y en gran parte también se lo debemos a quienes hicieron la Gesta de Mayo. Lo que realmente parece inadmisible es que le haya sido redactado por una docente del establecimiento, por lo que la joven solo prestó su voz a un pensamiento que no sabremos realmente si comparte, o le fue impuesto por una posición dominante que normalmente ejerce el docente sobre sus alumnos.

Otra docente tresarroyense, ya jubilada, y de una larga e impecable trayectoria, Ana Conti, envió una carta de lectores al diario local "La Voz del Pueblo" repetida por el blog aca donde hace una serie de consideraciones que personalmente refirmo en todos sus conceptos.

Realmente considero una canallada con todas las letras enviar a una alumna a leer un discurso, que según despues pudimos investigar fue redactado haciendo un refrito de varias publicaciones que se pueden googlear.

Aqui, Ana Conti, vuelve sobre el tema:

Si bien el discurso, tal como dije en mi carta anterior me había parecido irregular, hoy me atrevo a decir que me espanta.
Después que ustedes publicaron mi carta de lectores gente de Claromecó, que habían estado en el acto y amigos de Mar del Plata me contactaron por Facebook. Lo primero que supuse que era para decirme que coincidían conmigo o bien para plantear desacuerdos.
Error. Sucedió algo insólito, al menos para mí.
Comenzaron a pasarme páginas de Internet, blogs de referentes del Partido de la Cultura la Educación y el Trabajo, nombres como Rotela Emilio Ricardo. Sólo eso.
Examiné cuidadosamente cada una los datos y comprobé con asombro, rabia y dolor que las docentes, a las que no llamaré colegas habían copiado el discurso haciendo un refrito de y con las diferentes fuentes.
Sí, lo copiaron de los siguientes sitios que pongo a disposición de todos para que puedan comprobarlo:
-Emilio Rotela: tenemos que gestar una nueva revolución.
-http://argentinaaa.blogspot.com.ar/
-http://el departamental.com/noticia/villa-trinidad-celebro-el-aniversario-de-la-rev-de-mayo-3662
¿Cómo es posible que quienes deben formar alumnos no tengan y no sean capaces de elaborar un pensamiento propio sobre la gesta de Mayo?
¿ No se pena , la copia , en las escuelas?
¿Qué calificación merece un alumno que se copia, engaña y defrauda al docente?
Y.. permítanme para terminar una última pregunta
¿ qué calificación anual merecerán este año las docentes?


Quienes hemos ejercido la docencia sabemos que además de la asignatura específica que impartimos, también tenemos otras responsabilidades hacia nuestros alumnos entre las cuales no es la menos importante, la de enseñar con nuestra propia conducta y ética, valores que creemos se deben mantener en la sociedad. Hacerse cargo de sus propios actos es uno de ellos, elaborar pensamientos propios y defenderlos es otro. Y por sobre todo NO SER CANALLAS.

1 comentario:

Manuel El Coronel dijo...

es tragicómico antonio, no tanto por la googleada, recurso casi exclusivo no solo de docentes varios, sino también de funcionarios. Es tragicómico porque demuestra la impotencia a la que se enfrentan aquellos que no pueden soportar saber que un pibe pobre tiene los mismo derechos que sus propìos hijos, ojo del vórtice del proyecto, si se quiere.

Y canallas, canallas hay en todos lados. Y en las escuelas, también.
La tiene difícil el Robi Baradel si quiere recomponer el lazo escuela familia, eh!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails