miércoles, 26 de junio de 2013

¿Ser o no ser?

La Constitución de 1994 trajo una novedad para los Argentinos: la creación del cargo de Jefe del Gabinete de Ministros; una especie de híbrido entre los Jefes de Gobierno de las democracias parlamentarias y injertado en un sistema Presidencialista. Cuando uno se fija un poco en sus responsabilidades prescriptas en el texto Constitucional, toma conciencia de que es el funcionario mas encumbrado de la Administración Pública que al igual qe el resto de los Ministros no es elegido por el voto popular, sino designado por el Presidente/a de la Nación. Sus responsabilidades no son moco 'e pavo.

Repasemos: "Entre las funciones que la Constitución asigna al Jefe de Gabinete de Ministros se encuentran: ejercer la administración general del país, coordinar y preparar las reuniones de gabinete de ministros, hacer recaudar las rentas de la Nación, ejecutar la Ley de Presupuesto Nacional y cumplir con aquellas responsabilidades que le delegue el Presidente de la Nación....."

¡Casi nada! Ejercer la administración general del País...

Nosotros veníamos de una cultura impuesta desde 1955 en que sin que fuera explícito, habia un primer ministro. Que era el Ministro de Economía. Fueran gobiernos democráticos o dictatoriales daba igual; casi que era indiferente quien fuere el Presidente, lo que importaba era el Ministro de Economía; esto generaba también una comodidad para el Presidente de turno, que cuando se le complicaba el partido cambiaba de Ministro e iba zafando. Claro, que el nuevo funcionario salía de la misma cantera que el anterior, y si se salía de los cánones previstos ya se encargaban los lenguaraces del "establishment" de voltearlo con dos o tres tapas de sus medios. Había también una concepción de un reparto sectorial entra los distintos Ministerios a los que se los veía como representantes sectoriales encargados de canalizar esos intereses de sector ante el Gobierno Nacional cuando la cuestión es exactamente inversa. El gobierno nacional como abarcativo de todos los sectores es por su mandato Constitucional el que debe fijar las políticas a seguir y los ministros los encargados de implementarlas en cada uno de los sectores de la sociedad.

Esta pauta cultural fue "abolida" en 2003 cuando Nestor decidió asumir las responsabilidades reales del Presidente y no esconder la cola a la jeringa. Desde entonces y aunque cueste acostumbrarse al cambio la responsabilidad del manejo de la Economía pasa principalmente por la Presidencia de la Nación y La jefatura de gabinete tal como la Constitucion mandan.

Claro está que los poderes fácticos no se resignan a esto, y hemos visto pocos Jefes de Gabinete que realmente cumplan a fondo la función que la Constitución les impone, y algunos hasta han sido como representantes de esos poderes ante el Gobierno, en lugar de cumplir sus funciones.

Realmente, para quien tenga aspiraciones a mayores responsabilidades es un lugar crucial. Es el lugar desde donde puede hacerse conocer desde la gestión, y salir de esa función eyectado sin pena y sin gloria no es un buen antecedente. Y menos para descender a Ligas Menores como es la administración municipal (sin menoscabo de la importantísima función de los Intendentes). Pero no es lo mismo jugar en 1ª A que en la B Nacional. (Los seguidores de Racing, San Lorenzo, River Plate, y ahora Independiente, sabemos como es) Y volver a ascender a la categoría máxima tampoco es tarea fácil.

Sergio Massa quiere emprender ese camino; puede que la inevitable polarización lo va a favorecer, su heterodoxa composición de seguidores le promete cosechar por izquierda y derecha en el voto irracional de quienes basta que sea contra Cristina, les importa muy poco lo demás (ya que ellos "no se meten en política"), pero no creo que le resulte fácil. El objetivo de conseguir un número de bancas en el Congreso que haga prosperar un Juicio Político y destitución del Gobierno actual (golpe blanco al estilo Paraguay) les quea demasiado grande...

Por otra parte, la candidatura de Massa creo que significará la definitiva desaparición de Francisco de Narváez y Mauricio Macri de la escena política nacional. Que no es poca cosa...


7 comentarios:

Manuel El Coronel dijo...

hacia una oposición que merecemos?

Antonio (el Mayolero) dijo...

Massa ha rejuntado todo lo que andaba suelto por ahi. Es patético...

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Bueno.. más de una vez afirmamos que la verdadera oposición estaba dentro del kirchnerismo

Antonio (el Mayolero) dijo...

¡Como si no hubiera nada que hacer, también hay que ocuparse de armar una oposición! ¡Caso serio con estos infelices! como decía el viejo Borchi, un personaje de mis pagos Mayoleros

Anónimo dijo...

LO VEO A ESTE TIPO Y VEO A DUHALDE, PORQUE SERA ?

PIPO dijo...

duhalde apoya a massa en la ciudad y prepara afiches, que tal ?

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Fíjese Antonio. La esperada esperanza blanca sale justamente de nuestro propio riñón. Convengamos algo, con sólo ver la cantidad de fotos de Massa con Cris antes de las elecciones del 2011 alcanza y sobra, sin mencionar que nunca fue por colectora, siempre dentro del FPV.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails