miércoles, 2 de junio de 2010

El contexto geopolítico en que se da el ataque del Ejercito Israelí a los activistas propalestinos



Ayer comentábamos con la compañera Clandestina y otros compañeros sobre la compleja y confusa cuestión en torno al ataque del Ejército Israelí a la flota de activistas propalestinos y de cómo el Consejo de Seguridad poco más se lavó las manos.

Antes de saber esto último había leído dos notas en Red Voltaire que ahora nos pueden ayudar un poco a definir la cuestión:



Therry Meyssan y James Petras, convengamos, algo saben. Así que relacionando ambas notas con lo que me contó ayer el compañero Antonio según supo de un amigo y compañero que vive en Israel, trataremos de armar la trama, dejando bien en claro que la cosa pasa sólo por la disuación, por pura Guerra Fría, al menos por el momento. En esta pierden (perdemos) todos. Pero veamos, primero retomemos algo de ayer, los convoyes marítimos a la Franja de Gaza se dan desde siempre y nunca ninguno pudo llegar. Los que se embarcan en semejante tarea, saben de antemano que es imposible arribar a las costas, que además están minadas y no hay puerto. Los habitantes de Gaza tienen unas hermosas playas al mediterráneo que no pueden disfrutar. A esto sumémosle que la mayoría de los activistas y los medios eran turcos.

El derrocamiento de Sadam en Irak provocó la práctica independencia del Kurdistán irakí, algo inaceptable para Turquía, que en su territorio tiene la otra mitad de los límites kurdos. El ejército israelí es el empleado yanqui en el Kurdistán iraquí. El saliente gobierno baasista irakí instala sus cuadros y militantes en Siria, gobernada por el Baas también. Irán y Rusia son aliados estratégicos y militares, a no comerse acá la retórica que se esgrime desde los medios de comunicación occidentales sobre las condenas rusas hacia Irán. Rusia es un actor fundamental en el asunto. Constriurá un groso oleodúcto en la cuenca del Mar Negro sobre Turquía, obra estratégica para ambas naciones. Y para Europa. El paso de la energía rusa por un país levemente alienado (o con aspiraciones de potencia) como Turquía no da seguridad a la UE. Por otro lado los rusos mantendrán base naval en el Mar Negro gracias a Turquía. Flor de combo.

Rusia sustenta entonces hoy ese Eje Siria-Turquía-Irán en el mundo musulmán del Medio Oriente. Irán es un actor fundamental pues es el país de Medio Oriente con mayor capacidad de desarrollo militar independiente, y es, junto a Turquía y Arabia Saudí, una de las tres potencias. Pero quizás sea el que posea las fuerzas armadas más comprometidas y preparadas de los tres países.

China es otro actor fundamental. Pero antes entendamos algo, Rusia mueve los hilos ahí porque su material militar es superior al de USA, y no lo digo como expresión de deseo cuasi zurdeana, esto es un hecho desde la finalización de la IIGM que los yanquis no han podido revertir. Por eso los países musulmanes se le animan a la planificación de la OTAN. Vuelvo a China. Yo no creo, como Petras, que la guerra sea algo que decante inevitablemente. Los chinos no son giles. Hoy mueven al economía mundial. Militarmente están terceros, pero lejos de los dos primeros. Economicamente casi que están primeros. Ya dimos nuestro parecer por donde venía la mano entre las Coreas. Hoy el principal e inmediato enemigo de la OTAN pareciera China, que además es su principal socio económico, y visceversa. No olvidemos que Afganistán se sostiene en guerra no para buscar a un paquete como Bin Laden que oh casualidad nunca puede ser hallado, la cosa viene por la frontera china y por Paquistán (e India). India, China y Rusia forman una alianza estratégica de defensa. Irán mira de cerca y con ganas.

Entre todo este reacomodamiento silencioso para el común como uno, una flota de activistas en su mayoría turcos es atacada torpe, burda e impunemente por un ejército que ya no ostenta el control militar en la región y que se ve amenzado por los países vecinos que en realidad no le ven mayor importancia geopolítica más que el de ser la gendarmería de la OTAN en Medio Oriente.

¿Es posible que tanto Turquía, como Israel, Irán, Rusia, USA, Europa y hasta China hayan ganado algo con esto? Por supuesto. Pierden los pueblos. Pierde Palestina y pierden los habitantes judíos, que como me cuenta Antonio, sienten que viven sobre un tanque de trotil. También perdieron aquellos ilusos activistas que creían podían llegar a las costas palestinas. Y perdieron sus familias, sus madres, sus hijos.

Es que los pueblos son el perfecto laboratorio para los juegos de guerra más realistas.

Bueno, lean las dos notas, explican la cosa mejor que yo.

2 comentarios:

Unfor dijo...

Este es el recorte que hice;

"los convoyes marítimos a la Franja de Gaza se dan desde siempre y nunca ninguno pudo llegar. Los que se embarcan en semejante tarea, saben de antemano que es imposible arribar a las costas, que además están minadas y no hay puerto".

"Pierden los pueblos. Pierde Palestina y pierden los habitantes judíos, que como me cuenta Antonio, sienten que viven sobre un tanque de trotil. También perdieron aquellos ilusos activistas que creían podían llegar a las costas palestinas. Y perdieron sus familias, sus madres, sus hijos".


Repulsión. Indignación. Impotencia. Espanto... la puta que lo parió...

manuel el coronel dijo...

Ja, recortaste lo justo compañero, tu síntesis demuestra lo complejo que es el asunto.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails