sábado, 31 de agosto de 2013

¿Qué esconde el imperio al hacernos creer a través de la izquierda ambientalista, que vienen por "nuestra agua"?



En el fusi somos fieles críticos del ambientalismo funcional (imperialista), hemos escrito bastante. Minería, claentamiento global.... No mucho a favor de los agroquímicos, algunas cosas difíciles de defender.

La cuestión del agua viene atada de la del calentamiento global, por supuesto, una sin la otra no se sostienen. Pero ¿Qué hay de cierto que somos, de este lado del hemisferio, la gran reserva de agua mineral del mundo?
Mal que nos pese, de este lado del hemisferio, somos, en cuestión de reservas, bastante poco comparado con el otro lado. Es que en el sorteo, nos tocó el menor cacho de tierra. Y hasta que nos hicieron creer que nuestra selva amazónica es el gran pulmón de la Tierra, cuando la taiga (el bosque de coníferas circundante al polo norte) la multiplica en intercambio gaseoso.

Pero vayamos al agua para el consumo humano como recurso estratégico y al acuífero y todas esas cosas:
Si algo tiene el hemisferio norte, justo al alcance de las manos, que nosotros en el sur no tenemos, esa es el agua dulce para consumo humano, aunque a nosotros nos quieran hacer creer que no es así. Me ha tocado estar en más de un debate; algo es claro, los especialistas en estos temas, a los que nuestros gobernantes y funcionarios le dan bola, no son químicos, ingenieros o biólogos, mas sí polítólogos, sociólogos o geógrafos comprometidos políticamente. Como dirían los kapangas de la CIA, a los gobiernos les contamos, lo que los gobiernos quieren oír.

No tengamos en cuenta la desalinización del agua salada ¿Cómo es entonces que el hemisferio norte, y sobre todo USA y Europa, tiene al alcance de la mano el agua dulce? Varias son sus fuentes. Si revisamos un mapa del hemisferio norte, veremos que Europa cuenta con un extenso mar con 50 veces menos sal que cualquier otro mar. Ese es el Mar Báltico, que ni siquiera es considerada su agua como salada, sino más bien como intermedia. Ahí una fuente de rápido acceso y fácil tratamiento, sin contar los ríos y glaciares que lo nutren.

En América del Norte se encuentran los reservorios superficiales de agua dulce más grandes del planeta, los llamados Grandes Lagos, en la frontera entre Canadá y USA, y contienen el 21% del agua dulce del mundo.

Si estas dos reservas no alcanzaran, los países del hemisferio norte tienen,  a pocos kilómetros nomás, una de las fuentes de agua dulce más importante junto con la Antártida: el hielo polar. Es que el hielo permanente del polo norte, aumentado en invierno, es de pura agua dulce. Un fenómeno físico llamado descenso crioscópico explica esta desalinización natural. El agua salada, al congelarse, expulsa la sal al agua líquida que rodea el hielo, que se congelará aún a amenos temperatura o no se congelará nunca.

Las cuestiones expuestas realmente hacen poco viable que vengan por nuestra agua pura que de yapa ni siquiera es superficial por lo que se morfa no sólo los sedimentos naturales como el bendito y conocido arsénico, sino también todo lo que el desarrollo y el progreso deja filtrar hasta sus napas.

Así las cosas: ¿Qué esconde el imperio al hacernos crees, a través de la izquierda ambientalista, que vienen por "nuestra agua"?

8 comentarios:

Antonio (el Mayolero) dijo...

Sin contar Coronel la constante elevación del nivel de nitratos en los acuíferos de la Pampa Húmeda por el mal uso de los fertilizantes.

Antonio (el Mayolero) dijo...

¡Mire si hace tiempo! Vea la fecha de este post. Y por entonces ni las caras nos conocíamos... http://elblogdelfusilado.blogspot.com.ar/2009/12/de-la-mineria-de-la-agricultura-y-de-la.html

Daniel dijo...

La verdad Manuel, me había tragado el sapo completito. Este post no solo es valioso en si, sino como puerta para profundizar en la temática. Es increíble como uno puede quedar a expensas de que lo posicionen otros y no precisamente, mejores.

donchango dijo...

Este post es sensacional, y pensar que lo van a leer los 4 de siempre, o los 400 de siempre para el caso, dan ganas de pegarse un corchazo ahí, ahí mismo. Un abrazo.

Gustavo Marcelo Sala dijo...


Una simple observación geográfica nos permite analizar que justamente el hemisferio sur tiene mucha menor cantidad de agua dulce que el hemisferio norte. No sólo los lagos y las cuencas hídricas de norteamérica América, Norte de Africa, Europa y Asia, además están los hielos y glaciares continentales y como bien dice el Coronel el ártico. De todos modos eso no implica que el norte no esté interesado en las reservas acuíferas del sur. No como inciso de supervivencia, si como elemento estrátegico de caracter económico. Ahora bien, y coincido con el post, plantear la cosa al estilo Carrió constituye todo un despropósito ambientalista..

Mariano T. dijo...

Nunca escucharon esa fábula sobre los barcos que en Rosario cargaban agua del Paraná en vez de cargar granos o aceite?
Como si fuera necesario subir hasta allá, pagar prácticos etc para cargar agua que luego es la misma del Rio de la Plata, y que luego se mezcla con el agua salada del mar.
O si no fuera mejor y más cerca, para el caso, cargar el agua mucho más pura y con menos sedimentos
que el río San Lorenzo(entre Canada y EEUU) descarga al por mayor en el Atlántico Norte.

Mariano T. dijo...

Antonio: Eso de los nitratos es muy discutible. Para empezar hay pocos datos duros (análisis), y hay un montón de fuentes alternativas que pueden volcar nitratos a los acuíferos (la principal es la caca humana).
Argentina es un país de muy baja aplicación de fertilizantes nitrogenados si lo comparamos con los países desarrollados.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Si, Mariano, eso de los barcos que cargan/cargaban agua en el Rio Paraná siempre me resultó divertido, ¡mire que hay que hacer un verdadero esfuerzo de ignorancia para creer semejante cosa, que por muchas razones (incluídas las que usted expresa) no resisten el menor análisis de razonabilidad elemental. Con respecto al tema de nitratos, tambien es discutible, ya que coincide su elevación con la difusión e incremento del uso de fertilizantes nitrogenados. Hay un estudio que se hizo en Tres Arroyos bastante indicativo, pero como usted dice es discutible. Son verdades relativas. Por ejemplo, en Tres Arroyos los desagües cloacales están bastante al SE de la ciudad y los pozos están al NE, en sentido opuesto a la escorrentía de las napas. No tengo el estudio a mano, paro tambien se observaba una coincidencia en la elevación de nitratos en los años de las inundaciones de los'80. Creo que la cosa da para mucho mas en materia de análisis.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails