jueves, 3 de junio de 2010

Bibliotecas en Dorrego



Ayer estuve en la Biblioteca del pueblo, Biblioteca Popular, hace rato que no iba, me encontré con algo inesperado, muchos chicos, chicos chicos de no más de 12, entre compus y libros. La fisonomía de las bibliotecas ha cambiado, no queda otra, ahora se lee desde el monitor también. Según me contaba Mary, una de las bibliotecarias, los socios disponen de conexión gratis a la web.

La verdad me reconfortó mucho ver a la biblioteca tan viva. Quería mencionarlo ya que imperdonablemente se me pasó difundir una de sus actividades, la proyección del documental "La ceniza y la braza" sobre la vida de Arturo Jauretche, con la presencia del director Julio Fernández Baraibar.

Así que un saludo desde El Fusilado, un espacio gomía. Y otro para la Biblioteca Popular de El Perdido, que sabemos también da pelea en esto de difundir y recuperar cultura y pensamiento.

2 comentarios:

Almita dijo...

Hay dos lecturas, acorde a mis hijos y a la biblioteca barrial a la que asistían.
Por un lado, los colegios privados piden un nivel de lectura importante, y algunos padres referimos a nuestros hijos a las bibliotecas barriales, a fin de no comprarlos.
En el caso de las escuelas públicas, hay un fuerte incentivo para que los chicos no compren, y lean lo necesario en las bibliotecas barriales.
En épocas donde el libro tenía otro valor, se compraba y guardaba.
Hoy por hoy, entre quienes les cuesta comprarlos, y quienes no poseen lugar para guardarlos, las bibliotecas barriales han tomado un lugar importante.
Es bueno y muy positivo, es un modo de cooperación y de compartir, de interactuar y comprender. Muy positivo, para mí.

manuel el coronel dijo...

Además almita, se involucran en diversas actividades culturales que trascienden a los libros.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails