miércoles, 11 de agosto de 2010

¡¡¡A la Pesca!! (con 29 de mano)‏



Por el Cro. Antonio

Allá por el 2 de marzo de éste año, hablando de Cooperativas de Trabajo, tocábamos tangencialmente un tema que en Mar del Plata es de la mayor importancia, como la Pesca.
Tradicionalmente los Argentinos hemos vivido de espaldas al mar, y a sus cuestiones, y lo digo por experiencia propia. Aún con una larga experiencia de militancia Política y Cooperativista, comprobé que lo que creía saber no tenía nada que ver con la realidad de la complejidad de la industria pesquera y la increíble multiplicidad de factores y actores que se mueven a su alrededor.

Sin atentar contra la modestia, yo creía saber algo del tema, más por lo que había escuchado a los que tenían "chapa" de entendidos, hasta que una vez radicado acá, empecé a comprobar que no sabía un pomo del asunto, cosa que era entendible por mi pertenencia a otro tipo de actividad, pero además porque lo poco que creía saber lo había aprendido de tipos que tenían menos conocimientos que yo, pero mucha mas audacia para presentarse como entendidos y sabedores del tema.

Por eso es que empecé a recorrer el espinel (aquí vale la metáfora) y primero, a ver si los tipos que hablaban tenían algún tipo de autoridad para hacerlo, y segundo entonces, a escucharlos con atención.

Así me fui armando de algunos referentes, a saber: Roberto Ricardo Muñoz (a) El Polaco Muñoz, filetero de ocupación, Eduardo Tamargo (a) Lalo, abogado especializado en Derecho Marítimo y en asuntos de Pesca, Arturo Brandt, Médico de profesión (jubilado), prototipo del viejo médico de barrio y familia, con consultorio en el barrio de los pescadores, y al Capitán de Pesca Emilio Fermín Vanderberghe, a quien me referí en aquel post del 2 de Marzo.

Toda gente que desde distintos ángulos y ópticas opina de lo que sabe, con la autoridad que les confiere sus muchos años en el tema.

Emilio Vanderberghe ha producido un interesante trabajo que dirigió al Consejo Federal Pesquero, donde analiza asuntos que hacen a la captura y preservación del recurso, que ha tenido la deferencia de compartir con nosotros.

Creo que vale la pena enterarse un poco, al menos por parte de un tipo que sabe de lo que está hablando. Porque en este caso (el de la pesca), como en la minería, y demasiados otros temas serios, creo que es lo mejor ver que es lo que dicen los tipos que conocen el tema antes de abrir la boca y desparramar gansadas.

Acá les dejo la primer parte de su artículo, luego vendrá el resto:

Si bien este aporte lo hago en forma personal, las opiniones que voy a explayar, representan el sentir de la gran mayoría de mis colegas. Voy a tratar de demostrar que la experiencia que mis colegas y yo tenemos, se puede tener en cuenta, de manera tal que lo que aquí se exprese, está visto desde el punto de vista de pescadores experimentados. Dado lo complejo del tema y la cantidad de factores que se ven involucrados, lo haré por ítems y luego esbozaré una conclusión.

Tipos de barcos en nuestra flota pesquera

Antes de entrar de lleno en los distintos aspectos, quiero referirme a los dos tipos de barcos con los que cuenta nuestra flota pesquera merlucera.

Barcos ramperos: tipos de barcos en los que la maniobra se hace completamente por una rampa ubicada en la popa del barco, y que por esto mismo mantienen una tensión constante sobre la red durante el virado de las artes y la captura abordo, haciendo que las mallas de la red permanezcan siempre cerradas.

Barcos convencionales: tipos de barcos en los que la maniobra de izado de la captura abordo se hace con el barco parado, por lo tanto las mallas de la red se encuentran sin tensión, haciendo que las mismas se abran completamente, dejando escapar parte el pescado capturado, que ya se encuentra muerto o con pocas posibilidades de sobrevivir.

Estos dos factores referidos a la maniobra, son muy importantes a la hora de elegir o diseñar un método de selectividad.

Mortalidad

Estamos hablando en estos momentos de cuidar el recurso –con lo que todos estamos de acuerdo- a través de distintos métodos selectivos, pero lo que no estamos teniendo en cuenta es la mortalidad que sufren los peces que pasaron a través de los mismos (mortalidad pos-escape). Creo que esto es una falla grave, porque no tener en cuenta la mortalidad producida por un método selectivo es no tener en cuenta un gran porcentaje del problema general. Como dicen los expertos, si cualquier método selectivo no es capaz de mitigar el problema de la mortalidad pos-escape, entonces dicha medida no tiene sentido.
Para elaborar esta reseña de mortalidad me he basado en el Documento Técnico de Pesca n° 478 de la FAO, cuya autoría es del Dr. Suuronen, que aporta estudios propios y también basado en copiosa bibliografía de otros científicos. (adjunto texto traducido y extractado del mismo)

La mortalidad de los peces escapados de las redes y medios de selectividad se encuentra determinada por varios factores, pero me voy a referir a los que más nos interesan, y que son los que podemos manejar:

Por laceraciones producidas por roces con los paños de la red: las heridas producidas por estas laceraciones pueden ser mortales o no, de todas formas los roces con los paños de red le quitan a los peces su escudo natural de defensa ante las enfermedades, que son las escamas, sin las cuales los peces son vulnerables a las bacterias. También las heridas les pueden causar infecciones, etc.
Por tamaño: un concepto generalizado entre los científicos es el que dice que el pez más grande es más apto físicamente como para resistir un encuentro con la red y con el método selectivo, que el pez más chico.
Por fatiga producida por natación excesiva: cuando los peces deben nadar excesivamente para eludir la red y su método selectivo, es muy probable que se encuentren muy debilitados para futuras contingencias.
Por hacinamiento: se puede producir por el hacinamiento que se produce cuando el copo y la manga se llenan, y no haya suficiente oxigenación en el agua, además de los roces entre ellos y los roces contra los paños.
Por colisión: se produce cuando los peces colisionan contra distintas partes del aparejo, algunas inevitables y otras no.

Luego la seguimos.

-- Antonio (el Mayolero)

2 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

El polaco Muños la sabe lunga desde la óptica de tierra.
Sabe mucho de cooperativas truchas ,trabajo en negro y patronales ultracagadoras

manuel el coronel dijo...

mañana ponemos la 2ª mitá del informe, que como otros, sirve y bastante para contrarrestar el chamuyo al que a veces somos sometidos y queremos responder

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails