lunes, 2 de agosto de 2010

Sobre la vuelta de Honduras a la OEA



Luego de leer esta nota de María Laura Carpineta en P12, me permito discentir con la cronista a raíz de un par de párrafos que extraigo:

Los vientos de cambio que comenzaron a soplar en América latina hace unos años están perdiendo fuerza. Se sienten, pero ya no pueden empujar la veleta hacia una dirección firme, como lo hicieron cuando Colombia quedó sola defendiendo su ataque contra territorio ecuatoriano o cuando la Unasur volcó todo su peso para blindar al gobierno de Evo Morales en medio de intensos rumores de golpe de Estado.

...Y cuando lo haga y Honduras consiga sentarse otra vez en la Asamblea General de la OEA, los vientos de cambio de la centroizquierda latinoamericana soplarán todavía con menos fuerza.

Tratar de analizar la actuación de la UNASUR en el escenario latinoamericano hoy, es apresurado, ya que la disociación entre centroamérica y el caribe y sudamérica es evidente amén de los esfuerzos del ALBA o Petrocaribe. Osea, salvo Nicaragua o El Salvador, y hasta el incipiente cambio que pretendió Zelaya, centroamérica no se correspondía con lo que sucedía en sudamérica, por lo que mostrar como derrota de UNASUR la vuelta de Honduras a la OEA no me parece correcto. Claro que a estas alturas, y con lo que se está tratando de solucionar por Colombia, para la OEA sería una victoria política importantísima la vuelta de Honduras, ya que en Sudamérica últimamente ni pincha ni corta. Y como agencia continental yanqui es algo que no se puede permitir.

Tal vez torcerle el brazo a las intenciones uribistas de guerra en la región mida sí el debilitamiento o no de estos vientos de cambio, pero centroamérica está muy lejos del cono sur todavía, que recién está en plena etapa de independencia.

Párrafo aparte se merece el destacado apoyo de Piñera a Colombia y a Honduras. Era de esperarse luego de que se conociesen estudios que no le otorgan gran popularidad con apenas medio año de gobierno. Y la derecha, cuando se ve en malas, se derechiza más.

5 comentarios:

Unfor dijo...

Totalmente de acuerdo con vos, Manuel. Además nunca hay que olvidarse que los yanquees no dejan nunca de conspirar por más "el bueno de Obama" que tengan.

Columna Norte dijo...

Sería deseable poder trabar un acuerdo entre los países con gobiernos populares de la UNASUR para irse en bloque de forma definitiva de ese organismo nefasto que es la OEA.

manuel el coronel dijo...

de tan bueno obama ya parece...naaa, la remake del clásico "the manchurian candidate" explica bien de que la va ser presi de USA, sino, tirito de algún "terrorista" y listo.

Columna, y sí, digamos que la construcción desde el principio entre todos los países es inviable, a pedir de boca de USA, en cambio fortalecer bloques regionales para luego aliarlos sería el camino, de décadas, pero sería el camino.

Javier dijo...

A quien carajo le importa la OEA , no deberiamos retirarnos en bloque de esa entidad nefasta ? Para algo vamos a crear la CELAC sin yankees ni canadienses .

Ricardo dijo...

Para mi la cosa se sentenció cuando se realizaron las elecciones bajo el regimen golpista de Micheletti.

¿Qué otra queda a esta altura? ¿Esperar a nuevas elecciones para incorporar a Honduras?

Estoy completamente de acuerdo con vos y no coincido con Carpineta. Los escenarios cambian y querer entenderlos con el mismo esquema de antes no sirve.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails