jueves, 5 de agosto de 2010

Cooperativas y medios, 2º post

Sigo reposteando con esta última entrada:

Ley de Medios y Las Cooperativas 2ª parte



Siguiendo humildemente lo expuesto por el Cro. Antonio acá me gustaría hacer una pequeña reseña de lo sucedido en el pueblo y la zona en cuanto a los medios de comunicación, las cooperativas de servicios y el monopolio.

El cable se instaló en el pueblo a fines de los ´80 si mal no recuerdo, y tuvo un rotundo éxito pues sólo podíamos ver los dos canales de Bahía Blanca. Hay que decir que los dueños no eran precisamente idóneos de los medios de comunicación y sí importantes figuras del poder político y económico de la ciudad. Cabe recordar esto. Es el reaseguro de su discurso.

Pero vayamos al grano, cuando Clarín se hace de los derechos del fobal el cable local fue uno de los que sufrió el apriete de ser comprado o quedarse sin la transmisión de los partidos compitiendo con Multicanal que de todas maneras se instalaría. Esa es una historia bastante conocida en varios pueblos como el nuestro. Hoy tenemos Multicanal.

La Cooperativa de Servicios, escencialmente eléctrica, hoy brinda, además de servicos fúnebres a sus asociados, servicio de internet y de telefonía, este último luego de una larguísima disputa legal con telefónica.

Hoy los que tenemos el servicio telefónico de la Cooperativa pagamos la mitad de tarifa en llamadas locales entre números cooperativos que los usuarios de Telefónica. Osea casi que nada.

Mientras se hacía el tendido de la telefonía cooperativa en el pueblo siempre se rurnruneó que también se vendría el cable con tarifa social, como sucede con otras cooperativas como la de Puan u Oriente. Pero no, la ley anterior impedía a las instituciones sin fines de lucro brindar servicio de cable si un privado ya lo estaba haciendo (?).

Acá me quiero detener en el importante punto que nos enfatiza Antonio en uno de sus comentarios: lo preocupante no es la derogación o reforma o no de la Ley de Medios, si no la disuación que hoy existe para que las Cooperativas no se metan en un negocio que puede ser riesgoso para ellas, pero que sin embargo hoy la Ley las autoriza, y aprovechando el posteado de cables existente y todo.

Además, aludiendo a lo que decía Antonio y a lo que escuchaba hoy por la radio sobre la Cooperativa Eléctrica de Oriente, estas entidades son la única posibilidad con que cuentan los poblados chicos de contar con servicios, y se genera así un monopolio de la gestión de estos, que es inevitable, pero no nesesariamente negativo.

Pero como todo, en los pueblos la participación ciudadana es escasa y entonces es muy fácil escuchar despotricar en contra de "la cooperativa" por las tarifas de luz que debe comprar, o por su acción monopólica con discursos que casi rozan el "por lo menos si fuese de un privado". No hay conciencia de pertenencia, por lo que entonces se generan prejuicios contrarios a la necesidad, como dice Antonio, de participación de sus asociados (todos los usuarios) para evitar esa disuación de los lobbistas de las empresas privadas de medios.

En la zona hay experiencias bastante llamativas en cuanto a cooperativas o privados no ligados al Monopolio Clarín.

En la localidad vecina de Oriente la Cooperativa de Servicios brinda electricidad, teléfono, internet y cable y es la gran dadora de empleo del pueblo. En Monte hermoso existen dos cooperativas, una de electricidad y otra de teléfonos, con una tarifa fija para los usuarios locales de dicha entidad. Además existe una empresa privada de televisión por cable que al no pertenecer a Multicanal tiene una tarifa diferenciada para sus usuarios.
En Bahía Blanca la empresa BVC de cable resistió a los embates de Multicanal aún sin emisiones de fútbol, TN y TyC, hoy ya no los necesita y su tarifa es mucho más baja. Además en su grilla tiene a Telesur, televisora censurada por Multicanal. La cooperativa Eléctrica de Punta Alta mencionada por Antonio, posee 4 molinos eólicos, uno para abastecer al pequeño balneareo de Pehuen Co y otros tres para abaratar la electricidad en la capital del partido.

Estos son apenas ejemplos de como la gestión cooperativa no es sólo una de las mejores formas de gestión si no también una verdadera amenaza a intereses privados, individuales.

Estaría bueno que en vez de quejarnos por lo que cuesta el cable, presionemos, nos movamos, para que la cooperativa a la cual pertenecemos, disponga también de ese servicio.

1 comentario:

Columna Norte dijo...

Desde ya muchas gracias Compañero, no me había fijado que ya estaba en su blogroll.
Un abrazo,Ikal

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails