miércoles, 25 de marzo de 2015

Serie: Surgimientos y resurgimientos del Movimiento Nacional y Popular ( II )

Roberto M. Ortiz
Para fines del a década del '30 y principios del los '40 el Partido Radical se había subsumido en lo que se llamó la "Concordancia" junto a sus históricos enemigos los Conservadores que a través del "fraude patriótico" en 1937, habían impuesto la fórmula presidencial integrada por el Dr. Roberto M. Ortiz, radical (antipersonalista) y el Dr. Ramón S. Castillo, conservador, sobre la formula integrada por Marcelo T. Alvear-Enrique Mosca.

Alvear esperaba pacientemente la decadencia de la concordancia, y tenía esperanzas en que Ortiz sanearía un poco el desembozado y brutal fraude, para llegar a la presidencia, pero, Ortiz por razones de salud debió tomarse largas licencias en su cargo, y finalmente falleció en 1942. Ambos, Alvear y Ortiz fallecerían en 1942. Ni Alvear tuvo su segunda oportunidad, ni Ortiz pudo "sanear" aquel régimen fraudulento y entreguista subordinado totalmente a los intereses Británicos desde el Tratado Roca-Runciman de 1934.

La Union Civica Radical como movimiento ncional y popular había entregado sus banderas. Unos pocos Radicales refugiados en aquella maravillosa usina de ideas (hoy le llamarían "think tank") que fuera FORJA (Frente Orientador Radical de la Joven Argentina) mantenía las brasitas de aquel fuego sagrado. Jauretche, Scalabrini Ortiz, Manzi, Dellepiane, con la terquedad de aquellos que están convencidos de su pensamiento, formaban cuadros, "avivavan zonzos", y luchaban por un futuro que no sabían cuando, pero confiaban que llegaría. Dentro de la UCR (partido) tambien se empezaban a oir voces discordantes con la conducción anquilosada y cooptada. Tímidamente se armaba lo que fuera el MIR (Movimiento de Intransigencia y Renovación) Moises Lebensohn, Crisólogo Larralde, Ricardo Balbín, Arturo Frondizi, Oscar Alende eran nombres que desde la Juventud Radical comenzaban a presagiar nuevos aires.

Ramon S. Castillo
Pero estas cosas se manejaban dentro del limitado ámbito partidario. Mientras tanto el Pueblo, miraba desde afuera el festín de unos pocos, sin encontrar quien lo interpretara en sus necesidades como lo había hecho el Yrigoyenismo, cuando el Radicalismo era Movimiento y no Partido.

La 2ª Guerra mundial transcurría, y "aliadófilos" contra "germanófilos" distraían a la opinión pública de nusstra propia situación interna, tal como unos cuantos años despues, el conflicto entre oriente y occidente obraría como elemento de distracción de nuestros y acuciantes conflictos internos.

Pero lo real es que el Movimiento Nacional y Popular, a la muerte de Yrigoyen quedó huérfano del aglutinante necesario para disputar el poder, ya fuera el formal, o el real. La cooptación de la dirigencia había dado resultado. Las formulas Presidenciales eran proclamadas por la Cámara de Comercio Argentino-Británica donde residía el poder real, y luego impuestas por el "fraude patriótico".

Así ocurrió en 1942, siendo ese el lugar desde donde Robustiano Patrón Costas, Senador Nacional por la Provincia de Salta lanzó su candidatura, como seis años antes lo habían hecho Ortiz y Castillo.

Tanta desvergüenza colmó la paciencia de las FFAA, que el 4 de junio de 1943, derrocaron el gobierno de Ramón Castillo, y se abrió una nueva página, de un libro que aún seguimos escribiendo.

Después la seguimos.

Antonio (el Mayolero)


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails