lunes, 18 de febrero de 2013

Jugando al truco...

Cuando uno va perdiendo el partido, y ya estamos viendo que nuestro adversario con 12 buenas se nos va irremisiblemente y no podemos pasar las 14 malas, se suele apelar a jugadas temerarias como echar una falta envido con 25, o cosas similares a ver si lo podemos amedrentar con alguna mentira.
Por ahi los que miran el partido pueden ser poco avisados sobre estas triquiñuelas, y hasta pueden llegar a creer que tenemos una mano bárbara y vamos a dar vuelta el partido.

La gente de la ex-Mesa de Enlace se encuentra en esa situación. Viendo que ya su capacidad de movilización está -0 intenta echar una falta amenazando con no vender su cosecha de soja.

A priori surge una contradicción: si están tan mal como dicen: ¿tienen la capacidad financiera para aguantarse sin hacer ventas por tiempo indeterminado? Me parece que una cosa no se condice con la otra. Conocí épocas en que las cosechas estaban vendidas de antemano, e igual no alcanzaban a cubrir los compromisos generados. Cualquiera que recuerde las épocas de Plan Austral, con los precios congelados, o de la convertibilidad sabe de lo que se está hablando.

Igual surge un problema práctico. Cuando el sembrado está maduro hay que cosecharlo; no se puede dejar ahi. Y lo que se cosecha hay que ponerlo en alguna parte. Hay que pagar al contratista, y seguramente algún arrendamiento. Eso se arregla, de hecho suele pagarse en especie, o sea con producto. (Que de paso disminuye nuestro rendimiento declarado, y por lo tanto el pago de ganancias).
El hecho es que los que se cosechó hay que ponerlo en alguna parte segura. El tan difundido silo-bolsa es solo una solución transitoria. No se puede conservar granos indefinidamente en ellos. Máxime si estamos trabajando campo arrendado. Puede que el propietario tenga una mejor oferta de arrendamiento y haya que entregarlo. No vamos a dejar los granos ahi. Igual, en los campos no vive nadie, y alguien puede arrimar unos camiones y un cargador y llevarselo... Los peludos (simpático bichito) rompen las bolsas y se sirven a su gusto. Al romperse la bolsa empieza a entrar aire, y humedad. Aparte, si no se ha sido suficientemente precavido al seleccionar el lugar estamos arriesgando que las lluvias nos inunden el sitio, con lo que se pierde irremisiblemente el contenido (el silo-bolsa es relativamente impermeable; la lluvia no lo afecta, a menos que algunos pájaros lo hayan picoteado, pero si queda por esos azares en medio de una laguna...) tal como sucedió en el oeste y centro de la Provincia de Buenos Aires el año pasado con las inundaciones.

O sea que la unica forma es llevarlo a planta. Y no hay suficiente disponibilidad de espacio para tanto volúmen. (Por aquello de la impenetrabilidad de los cuerpos). Llevarlo a planta en el 99% de los casos tiene un par de pasos respaldatorios o sea la carta de porte y el formulario 1116 o sea el certificado de depósito.
Una vez entregada la mercadería ya no se puede recuperar en forma física. Solo se puede comercializar, pero el productor ya no tiene control sobre ella. Lo unico que tiene es un certificado que dice que tantas toneladas de x calidad son de Fulano, y que cuando decida liquidar se le debe pagar por esos kilos y esa calidad.

Durante muchos años se ha consolidado la modalidad de "entrega a fijar" por lo que el productor entrega la mercadería y luego la va vendiendo según sus necesidades. Pero cuando el productor efectúa la venta, este trigo ya es harina, o ya fue pan. Y esa soja se transformó en aceite, y harina de soja, y así con toda la producción.

Con lo que resolver no vender la producción y ciertas declaraciones altisonantes suenan mas a "echar una falta con 25" por falta de mejores cartas en la mano, que a una resolución realmente practicable.

4 comentarios:

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Dicho y hecho, simples amenazas que hacen al bardo opositor. Pero que llenan de letras y voces y reportajes a cuanto tarado ande suelto. En definitiva no importa tanto lo que realmente pasa sino lo que se le hace creer a la gente que pasa.

manuel el coronel dijo...

Me hace acordar a un presunto tractorazo en el obelisco que nunca se hizo

de yapa al camarada buzzi se le revela la tropa. Son sólo una sombra de lo que supieron ser...

Javier dijo...

En 2012 durante enero y febrero el BCRA compró U$S 2000 millones . En 2013 el BCRA compro U$S 100 millones en enero de 2013 . En febrero de 2013 esta en -U$S 70

Cuando van a liquidar la cosecha ?

Con el dolar de $6 que les aviso Moreno o con un dolar aun mas alto ?

Antonio (el Mayolero) dijo...

Roban 230 toneladas de soja en Gondra
JUEVES, 13 DE JUNIO DE 2013 0 COMENTARIOS

La soja fue extraída de los silos bolsa que se encuentran en el campo, adonde los delincuentes ingresaron luego de violentar el candado de la tranquera.
Se cree que se trata de una banda organizada, teniendo en cuenta que la cantidad de cereal sustraído tuvo que ser cargado en varios camiones y, en este sentido, se habla de que habrían sido necesarios entre cinco y seis transportes.
Por otro lado, se valuó en 400 mil pesos las 230 toneladas de soja robadas. El hecho es investigado por la policía, que espera lograr el esclarecimiento del caso.
Para ello, se pidió la colaboración a las autoridades de las provincias limítrofes, como Santa Fe, Córdoba y La Pampa, donde "también se están cometiendo este tipo de delitos", expresó el comisario Darío Valle.
Por otro lado, aportó el dato de que los delincuentes que actuaron en "La Susanita" utilizaron la maquinaria del propio establecimiento rural para cargar la soja; y que el hecho se habría cometido durante el fin de semana.
En este sentido, pidió la colaboración de los vecinos que pudieron haber observado camiones en actitud sospechosa, más aun teniendo en cuenta que "en este tipo de casos las bandas se manejan con cartas de porte".
La Patrulla Rural de General Villegas, personal de Delitos Rurales y la DDI de Pehuajó trabajaron en el establecimiento rural. (Fuente: Actualidad)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails