miércoles, 6 de abril de 2011

Cada vez que suena la campana de la bolsa de N.Y., te sacaron algo, hermano


Más o menos con esa frase terminó ayer Pepe Soriano su discurso antes de que Nuestra Conductora inaugurara la sede de la SAGAI. Cristina sonreía mientras el viejo actor la decía. Citaba a un viejo amigo.

En esa escena, en esa foto de inauguración, se describe casi a la perfección qué trinchera de la batalla cultural hoy se está conquistando. La de los elementos artísticos  propios, esos que nos gustan a nosotros. Simbolismo en estado puro. La definición política de los actores, tal vez los artistas más expuestos del abanico cultural de nuestra sociedad, hoy va en ese sentido; en definir, posta, la apropiación por parte del proyecto nacional y popular de gran parte de esos elementos artísticos y culturales. Esos que ellos representan, producen y comunican, como nuestros.

Además, porque sin ir más lejos, los viejos zorros del cine y el teatro argentino, de ese de barricada, estaban ahí.

Al oficialismo corporativo (recordemos que la oposición somos nosotros) le queda poco y nada, ya no cuenta con el miedo de los artistas de no aparecer en sus suplementos de espectáculos, ya no cuenta con ellos como medios de legitimación popular. Y ese es un logro muy importante.

5 comentarios:

profquesada dijo...

Buenísimo el post. Y muy cierto que en la batalla cultural nuestra tropa es la mejor formada y entrenada. la de los más capaces y representativos. los que tienen el cariño y el respeto del pueblo. La frase de Pepe Soriano tiene una contundencia y un poder de síntesis que impresiona. un abrazo.

manuel el coronel dijo...

Gracias profe, muchas gracias!

Almita dijo...

Muy bueno el posteo, aplausos.
Realmente también me parece que es justo agregar la aparición en escena, en su momento, de Florencia Peña, actriz a la que jamás seguí, y por la cual no tengo ninguna predilección.
Se notaba que no sabía demasiado de política, salió al ruedo, y la cascotearon duro y parejo. Y pobre, a veces no tenía palabras para ponerle a lo que pensaba o sentía. Pero siguió para adelante, y detrás de ella, vinieron otros de esos que no tienen palabras, pero sienten y piensan cosas.
Le reconozco un pequeño "antes y después" de sus declaraciones. Nobleza obliga.
Saludos.

Anónimo dijo...

La verdad que Florencia Peña no me va ni me viene, si siquiera se si pertenece a alguna rama artistica.
Si quiero que se reconozca a "Coco" Silly (capo), Daniel Araoz (otro capo) e Ignacio Copani que eran los unicos artistas que acompañaban a Nestor en los actos cuando el movimiento no corria con el caballo del comisario.
Hoy subirse al tren es mucho mas sencillo.
Igual vale lo de todos.

Almita dijo...

Coincido contigo, anónimo, hoy subirse al tren es más sencillo, pero no por ello, menos valioso. F. Peña reitero, no es santa de mi devoción, ni sé si es buena o mala actriz, pero de ver las notas que le hicieron, metió el dedo en el ventilador. Y es valioso, más allá que no sea una "capa", es valioso.
Todo suma, todo aporta. Habrán históricos y recién llegados, el tema es aprehender a todos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails