viernes, 8 de abril de 2011

Las cosas no se dieron por casualidad...‏



Por el cro. Antonio



Ni los elevadores de campaña ni las terminales portuarias crecieron como hongos. Fueron fruto de una política nacional llevada a cabo con constancia y perseverancia a través de muchos años.

Eran parte del Segundo Plan Quinquenal allá por los '50. Construidos sobre la red ferroviaria eran una especie de "puerto seco" en que el productor (ya fuera por sí mismo, o por intermedio de su acopiador o cooperativa) entregaba su producción pagando únicamente el flete hasta planta, y de allí el transporte corría por parte de la Junta, lo que además redundaba en un ahorro considerable. Esta política fue llevada por la JNG (que era un ente Autárquico, en cuyo directorio estaban representados aparte del PEN, los productores). Como esta política coincidía con la visión agroexportadora de la Revolución Libertadora no fue detenida; luego del '58, con un Gobierno Desarrollista, siguió su marcha, aun cuando algunos Elevadores de Campaña quedaron sin Ferrocarril (Caso San Francisco de Bellocq). También cabe destacar que al producirse en estos últimos años (post privatización) el levantamiento de otros ramales, el ramal de Emp. Dorrego a Indio Rico quedó, así como el de Emp. Barrow a De la Garma, precisamente por la existencia de esos elevadores de campaña.
  
O sea que la vía está; es cuestión de ponerla en valor también.

 Pero lo fundamental está en la re-creación de la estructura comercial, lo suficientemente ágil como para garantizar la existencia de un precio sostén que permita al productor ponerse a cubierto de triquiñuelas y agachadas que florecen cuando no hay para el pequeño y mediano una red de seguridad.

El sistema de subsidios vigente es sólo un parche y tiene como defecto su complicada implementación que en muchos casos depende de los datos que la parte interesada (molinería) aporta.

Tampoco el actual sistema de puertos privatizados garantiza una fidelidad en los datos de exportación. Hay que entender que este viva la pepa es el que ha venido permitiendo la comercialización de sustanciales volúmenes en negro.

Ya hemos escrito sobre la preocupación de acopiadores y Bolsas de Cereales sobre el avance de los Grandes Operadores que los puentean alegremente, con lo que las Pizarras van perdiendo la poca transparencia que algún día tuvieron y complica aún mas la realización de los negocios habituales, incluso, la determinación de los valores de arrendamientos que por lo general se fijan en equivalente valor pizarra de "n" quintales de grano/Ha.
 
Es decir, que se viene armando un interesante "embotellamiento" del cual hay una sola salida; por arriba.

--
Antonio (el Mayolero)

3 comentarios:

Javier dijo...

Nada fue por casualidad obviamente y poco a poco iremos recuperando lo que tantos gobiernos cipayos y entreguistas destruyeron

Un abrazo

manuel el coronel dijo...

Además uno cree que el camino es este embotellamiento, que tiene sus costos a corto palzo, por supuesto, que cambio no los tiene?

polifemosolo dijo...

Muy bueno Antonio!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails