miércoles, 6 de abril de 2011

Un sin embargo al post anterior


Sin embargo, esa apropiación de los elementos artísticos y culturales por parte del proyecto, se chocan con la incapacidad de buena parte de la sociedad de defenderlos de los abusos de la Corporación.

Porque mientras la justicia cordobesa le permite a Cablevisión seguir cobrando esos 140 y pico de mangos desconociendo la intimación de la Secretaría de Comercio a que baje la tarifa a 109, y mientras se presiona para que aunque más no sea, la misma Cablevisión incluya Paka-Paka en su grilla, independientemente del lugar en el que debiera hacerlo, el usuario no se le anima a la empresa. Como si fuera el patrón. Ojo, esa empresa que es la encargada de transmitir buena parte de esos productos culturales que realizan artistas que identificamos en nuestro espacio.Y no sólo por medio del cable. En Bahía Blanca como en varias ciudades, más de una vez se interfiere la señal de aire de la TV Pública.

Uno creería que el estado puede remediar la situación. Si no es por la vía judicial (justicia que también es parte de ese estado), a través de una herramienta tal vez más eficaz, eficacia que demostraría ademas, los pasos de avance en la batalla cultural; la masificación en un par de años, de la TDT.

2 comentarios:

Columna Norte dijo...

Urge una reforma integral de éste Poder Judicial que da asco.
La batalla cultural es la más larga y ardua, pero la más necesaria a seguir dando.
Un saludo,
Ikal

manuel el coronel dijo...

vamos a ver cuanto espacio le queda a la justicia mercenaria luego de octubre compañero

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails