miércoles, 30 de marzo de 2011

Monografías dorregueras: bares históricos del pueblo

De bares es una peli española muy recomendada, 
que transcurre justamente en bares.

Vamos a hacer un repaso, así, al voleo, de las confiterías que marcaron historia en el pueblo en los últimos 20 años, sus nombres y sus características, con mi objetiva e incuestionable apreciación sobre ellas (?).

Tobac: recuerdos fantásticos de esos mediados de los ochentas cuando el videocasette era furor. Digo esto pues la confitería tenía un programa de pelis a proyectar, cual cine, pero en un tele  de 29' y con videocasetera, para mientras, tomarse un gin o un submarino, por qué no. Hoy ahí hay una financiera.


El viejo bar: Sin dudas uno de los bares (confiterías, en nuestro pueblo) más recordados por la pendejada que hoy ronda los 40. Una vieja casona rockera, que muchos señalan como el único refugio under que tuvo el pueblo. Ni muy muy ni tan tan, ideal para el pibe caretopinosurfista (?) rockero y rebelde sin causa. Pero bien, eh! Una particularidad del Viejo bar, se encontraba lejos del centro, donde generalmente está la movida del pueblo. Hoy ahí no hay nada.

Cyrano: Pub de moda en los primeros noventa, en la esquina mítica de Santagada e Yrigoyen. Típico bar de moda, la contracara, si se quiere, del Viejo Bar en esos años. Se llenaba, pero duró poco. Hoy ahí hay un restobar.

Babieca: ubicada en el local del Centro Cultural Agropecuario, abajo de la AM local, fué "la confitería" en su momento, una cosa parecida Cyrano, donde todos debíamos ir. Hoy ahí no hay nada.


John John: no, no es en homenaje al personaje de la DC. Duró poco, la propuesta era ambiciosa, fue el primer restobar del pueblo, que para fines de los 90, era decir mucho. Era algo así como un complejo, podías ir a morfar un pollo al verdeo, tomar una birra con los muchachos, o ver una banda de rock. Hoy ahí funciona la Anses.

Chistofer: tal vez la más recordada, la más grande y la más concurrida durante la segunda mitá de los '90. Lugar con pocas pretensiones estéticas, pintado de blanco con mesas y sillas negras, tuvo que ampliarse al local de al lado, idéntico al original, pues no entrábamos ya. Muchos pibes chicos y un poco grandes también, un poco de rock, de pachanga (?) y de alguna que otra banda en vivo. En verano, cuando en el pueblo los fines de semana no queda casi nadie (literalmente lo digo) y a la noche menos, pues se iba todo el mundo a Monte Hermoso, era el lugar obligado para los que ni para hacer dedo tenían. También para las interminables noches de lunes a jueves. Un destornillador o una cerveza, con "la de la casa", esa birra gratarola que te daban luego de tomarte un mínimo de 6, de reclamo aunque sólo hayas comprado una. Dos mozos atendían, los dos eran Cacho. Casualidades del universo (?). Hoy ahí hay dos locales de ropa.

El Cantero: al compañero Cartucho (compañero posta eh!) le tocó la más difícil, competir contra ese monstruo (?) llamado Christofer, y la peleó, la aguantó y duró más. El Cantero fue abierto por la misma época en el local donde funcionó Cyrano, y sin dudas fue el Bar con más mística que tuvimos (paradójcamente hoy ahí funciona uno llamado "No tires Lavalle", del cual ya hablamos y hablaremos). Muchos lloramos su cierre. El Cantero era re, pero re-peronista, ahí convivíamos todos, desde la más cheta hasta el más "apaisanao", desde chicos corriendo mientras sus papás tomaban algo, hasta viejos verdes que se acodaban en la barra a ver si enganchaban aunque sea una sonrisa. Un lugar irrepetible sinceramente. Con el querido Rigoletto, hoy fallecido, en la barra. El Cantero tenía cosas raras, no asumía postura, era una especie de bar "wiki", lo editaba el que iba. Sin ir más lejos, nosotros nos llevábamos un par de casettes y le pedíamos al Cartu que los ponga, y así, sonaban desde los Creedence hasta Massacre. Y todo bien. Qué buenas minas iban al Cantero, ahora me vengo a acordar. En una época hubo una mesa de pool, también muchos recitales, para todos los gustos y hasta fútbol codificado para todos. En los primeros años del siglo XXI su esplendor se fue apagando. Fue uno de los pocos bares que estaba prácticamente abierto todo el día.

Otro día la seguimos, quedan unos cuantos, incluidos los de la "nueva era" (?)



7 comentarios:

Columna Norte dijo...

Muy buen post Compañero.
Ayuda a graficar sus pagos.
Un saludo,
Ikal

edgardo dijo...

muy bueno!!!!
muy bien compañero, asi se hace,recordar nos completa y nos apuntala. eso si, me parece que usted no ha dejado vidrio sin limpiar.(se entiende o se lo digo en dorreguense)

María Moña dijo...

Excelente definición la de El Cantero como bar wiki, ja ja!
Cristopher (nombre ochentonoventoso por excelencia, le falta el apóstrofe nomás) instauró en el pueblo la calcomanía publicitaria color fluor que los muchachos y muchachas lucían en los autos de la familia o en la bici! En la nueva era resurgió como "chamaco's" ( y pagó la deuda del apóstrofe)
Salú!

manuel el coronel dijo...

greacias cumpa ikal.

No tantos edgardo, no tantos (?)

Así es compañera, como que no le hicieron un gran favor, de Christofer a Chamaco's...

Moscón dijo...

Ajá.Y tomaban café y polemizaban sobre la calidad de las corbatas.
Nada de vicios raros ni compulsas reñidas con la moral y buenas costumbres.Y jugar solamente 2 fichas de pul,3 era un exceso.
Por supuesto nunca quedar debiendo y tratarlo de usted al mozo.

manuel el coronel dijo...

de usted hasta la 1:30 de la madrugada compañero!

Anónimo dijo...

Se me esta olvidando del efimero El Establo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails