sábado, 3 de diciembre de 2011

Desencantados


Hace un par de semanas que vengo escuchando cierto desencantamiento de ciertos compañeros, justo luego del 54%, como reclamando ya "lo que falta" antes de que Cristina comience formalmente su segunda presidencia. Justo cuando el kirchnerismo ya no es de paria, fanático o "acomodado político". Los argumentos son variados pero coinciden generalmente con los esgrimidos hasta hoy por los sectores antiperonistas de siempre, las pequeñas afecciones que la administración del estado provoca en minorías cuando de incluir mayorías se trata. El dedo en vez de la luna.

Ta, la intriga es por qué a un mes de ser re-elegida comienzan a percibirse cuestionamientos a la conducción.

Evitando tomar como cierta la chicana esta de que puede compararse este asunto con el de los fans que dejan de seguir a la banda under una vez que esta se hace masiva, uno puede advertir la dificultad de comprensión de  un movimiento nacional como el peronismo, sobre todo por su pragmatismo y simpleza, cuando se manifiesta en sus formas más auténticas. Por lo que también se dificulta la compresión de la noción de la conducción estratégica y de que si debe hacerse crítica constructiva (como sugieren los compañeros que ellos hacen hoy) esta debe hacerse desde los niveles de discusión adecuados (en cuanto a los elementos, los datos con los que se cuenta) para no terminar esa crítica en una mera charla de café o de cola de almacén.

Y acá un prejuicio mío, propio, lo obstaculizante que significa la formación marxista de muchos compañeros para entender de lo que estamos hablando, de lo que se está discutiendo (en cuanto a las disputas con los sectores dominantes), y sobre todo, de cómo debe hacerse. Una lástima. Europa estuvo en crisis desde siempre.

18 comentarios:

Daniel dijo...

Comparto Manuel.
Lo explicás muy bien.

manuel el coronel dijo...

ah cumpa, me olvidaba, no sólo es simple y prático, también es humanista-.

Daniel dijo...

Qué grande!

Anónimo dijo...

Coincido compañero..

Creer que afirmar que se discute a partir del marxismo es todo un prejuicio.
Tengo dicha formación ideológica, eso no significa que sea imbécil y no entienda que lo mejor que le está pasando a nuestro país es lo que le está pasando.

Se discute a partir de lo que se tiene ganas de discutir, con o sin dogmatismos.
La mesa, gracias a Néstor y Cristina, es lo suficientemente amplia a albergar orates, lúcidos, sensatos, ruines, probos, honestos, radicales, peronistas, intransigentes, comunistas, socialistas, de River, de Boca; lo que sea está bien porque nadie tiene derecho a afirmar que lo que sea está mal...

Amo a esa mujer porque me siento incluido dentro de un proyecto en donde gente menos jerarquizada, desde lo intelectual y desde la política, trata de excluirme con sectarias vulgaridades propias del establishment establecido.

Si me enojé mal .. Pido disculpas

Gustavo Sala

manuel el coronel dijo...

No gustavo, no se disculpe compañero. Además, el prejuicio lleva a dos respuestas posibles, la cierta y la errada.

Javier dijo...

A algunos nos desenacto que Cristina dijera que el etsado no puede intervenir en las empresas y obligarlas a distribuir las ganancias con sus trabajadores ?
Eso no significa no apoyar , pero hay que darle contenido a la profundoxacion y que deje de ser un significante vacio

Leandro dijo...

La respuesta es simple: muchos se compraron el verso instalado por la corpo de que el 54% hace todopoderosa a la presidenta y nadie puede mas que ella.
Esa es la raiz del problema.

Cualquiera con una minima comprension de politica sabe que el poder politico es sólo una fracción del total de los factores de poder, y de ese, apenas logra poco mas de la mitad la presidenta. Con lo cual cualquiera entiende que, si bien esto allana las cosas en el plano estrictamente politico, los conflictos con todos los demas poderes estan intactos y al mismo nivel que cuando las encuestas le daban 30%.

Es entonces que, los que se creen el verso de que el 54% la transformo en todopoderosa, no comprenden "por que no encaro ya, ya mismo, todas las injusticias que faltan, con todo el poder que tiene". Es triste pero es asi.

Basta ver cómo al otro dia los medios opositores en masa salieron a darle entidad a esa idea, que es su cohartada para que los "vampiros" vuelvan a la oscuridad: convencer al pueblo que "los vampiros" no existen, que el unico poder lo tiene la presidenta, allanandoles asi el camino para trabar todo libremente y que la culpa la tenga la todopoderosa "que no puede o no quiere porque giro a la derecha". Triste que los compañeros se suban a ese tren.

Antonio (el Mayolero) dijo...

¿No dijo acaso Cristina "Ayúdenme, sola no puedo"? Un 54,11% no es nada mas que un resultado, una foto de un momento, pero no es la masa critica que garantice los cambios por si misma, mágicamente, como si fuera un conjuro. Es la miltancia y la movilización la que le da vida y sentido. Y eso es trabajo diario, pero no de Cristina sino de todos nosotros dentro del proyecto nacional y popular.

Leandro dijo...

Exacto Antonio, pero parece cundir en muchos compañeros esa vision pavota y de cuasi analfabetos politicos de que el 54% es magico y le otorgo poderes magicos para resolver todo ya ya ya y si no lo hace es porque "ella cambio, hacia la derecha". Creo que esa es la idea que tenemos que combatir, que los compañeros entiendad que para que esos cambios que pretenden se puedan plasmar, lo que tienen que hacer no es indignarse porque no pasen tan rápido como ellos quisieran, sino apoyar y bancar a muerte para darle mas solidez y que se logren plasmar en el tiempo apropiado.

Y tampoco se tienen que olvidar de la coyuntura. No es lo mismo encarar lucahs contra los poderes oligarquicos en un medio de prosperidad y abundancia, que cuando se avecina una de las peores tormentas economicas a nivel mundial. Pero a nuestros inocentones cumpas parece importarle un pito las noticias que vemos del mundo dia a dia, total el 54% magico le deberia bastar para hacer todo lo que quiera, "salvo que se haya ido a la dereche"...

En fin, a concientizar compañeros para que entiendan la realidad en su dimencion correcta y con la coyuntura que le cabe...

Antonio (el Mayolero) dijo...

Efectivamente Leandro, por ahi pasa la cosa, por trabajar con los que se dicen compañeros para que realmente lo sean. No debemos desdeñar el "trabajito" que desde los sectores que votaron a Binner + la autodenominada "izquierda" (como siempre operando para la peor derecha) se viene haciendo. Es esclarecedor verlos tan gansos y necios, y para tener en cuenta.

diego tirelli dijo...

Lo que pasa, estimado Manuel, es que algunos no miran la Luna, ni siquiera miran el dedo... Se la pasan mirandose el ombligo.

Un abrazo

MC. Operador Visceral dijo...

Estimado Fusilado, ha metido ud el dedo en el ventilador con su supuesto prejuicio respecto de que los que provienen de una formación marxista adolecen de capacidad de entendimiento del peronismo. Ningún prejuicio compañero, es un dato de la triste realidad, lo confirmo y lo confirmas todos los autodenominados" marxistas que fielmente se alistan del lado de lo antipopular. Pero según mi humilde opinión de largo lector (del marxismo y sus relatores), no es "la formación marxista" así en frío, la que inhibe ese entendimiento en aquellos que de ese palo provienen, no, no. Es mas bien una evidente artrosis ideológica deformante que proviene de cuando el socialismo real (que poco de marxista tenía) debía pelear salvajemente por sus subsistencia. La así llamada "formación marxista" en tanto manual de acción para la toma y ejercicio del poder por parte de las clases populares fue y sigue siendo en gran medida solo un manual de adoctrinamiento de idiotas útiles elaborado por el CCPC de la URSS y difundido en esta parte del mundo gracias a la entente territorial CIA-KGB producto de aquella alianza táctica entre la URSS de Stalin y los USofNA de Roosevelt para nefrentar a la Alemania nazi.
Poco que ver tuvo aquello con el verdadero pensamiento marxista y sus herramientas y mucho con la necesidad de inocular una vacuna gorila y antipopular en toda nuestra américa al sur del Río Bravo para hacer que todas las revoluciones populares fueran sistemáticamente traicionadas acusadas de nazi-fascistas. Quisiera desmitificar esa histórica confrontación irreductible entre marxismo y peronismo aunque el trabajo no es nada fácil. Ya desde antes de octubre de 1945 muchos militantes políticos y sindicales "marxistas" activos, tanto comunistas como socialistas, no dudaron en sumarse al movimiento convirtiéndose en miembros plenos del peronismo ferozmente enfrentados a las posturas antipopulares de las élites intelectuales gorilas y pequeñoburguesas de sus viejas agrupaciones y lo hicieron precisamente por sus sesudas lecturas de Marx y no en oposición a ellas. Las pruebas al canto. La historia habla por si sola. El partido comunista no existe y el socialista abandonó el marxismo hace rato. Un verdadero marxista hoy no puede estar mas que en el peronismo y no solo porque lo entiende sino porque lo siente. Es así que creo que la afirmación debería reformularse, sería justamente inversa: los que provienen de la formación marxista no están en el peronismo porque no comprenden el pensamiento marxista.
El tema es largo y da para mucho discutir. Recomiendo antes de discutir al pepe la lectura de "Como Cambiar al mundo" de Eric Hobsbawm quién, en contra de algunas interpretaciones simplistas muy cortas de seso sostiene la vigencia irremplazable de las herramientas propuestas por marx al momento de intentar la intrepretación del curso de los acontecimientos sociales y económicos. Sé que he dejado expuesta mi yugular pero como ya estoy viejo ne doy ciertos gustos. Abrazos.

MC. Operador Visceral dijo...

En la coyuntura de desncanto me sumo a la opinión de El Mayolero. Completamente de acuerdo con Antonio (sin el don je)

Anónimo dijo...

Me extraña por sobremanera que algunos consideren a la formación marxista como un elemento que acota el entendimiento de nuestra estupenda actualidad.
¿Cuál es la razón de tal prejuicio?
Jauretche decía que el pensamiento nacional se alimenta de la universalidad de las ideas vista con nuestros ojos.
Como muchos de los escribas, aborrezco de los dogmatismos sectarios. Pero a no confundirse.
El mundo de las ideas incluye el mundo de la interpretación de esas ideas teniendo en cuenta la temporalidad.
Allá los que prefieren achicar la mesa. En lo personal seguiré al costado, aparentemente ese es el rol reservado para tipos que piensan como yo, apoyando un modelo posible, justo y que suma. Viendo como ese sectarismo y dogmatismo a la inversa hace añicos hasta al propio FPV en mi pago.
Obvio que lo seguiré haciendo sin arrugar, con nombre y apellido, jugando cada moneda..Porque de eso se trata..

Meter a todos en una misma bolsa utilizando un compendio de sofismas invertebrados es cuestión que no tengo deseos de calificar.

Muchos de nuestros muertos concebían al peronismo desde una percepción marxista. Me parece un tanto precoz y hasta adolescente desdeñar al marxismo por algunos estúpidos que todavía creen que la política se hace sin la voluntad, los dolores y la participación popular.

Gustavo Sala

PD: Disculpen que haya potenciado mi enojo. Ya se me va a pasar. El proyecto que lidera Cristina es superior a cualquier tontera dogmática, venga de donde venga...

Anónimo dijo...

Mc, vos decís el Hobsbawm que dijo que el General era facsista? Ete ahí un claro ejemplo de lo que Manuel refiere.

saludos

Raúl Ocampo.

MC. Operador Visceral dijo...

Raúl Ocampo con todo respeto, ¿lo tuyo es sarcasmo o te cuesta leer?

MC. Operador Visceral dijo...

Gustavo, tus conclusiones no son equivocadas pero creo que la solución no es quedarse de costado ante el sectarismo. La lucha por lograr que todos podamos utilizar la razón debe darse siempre. Eso sí sería necio hacer como que nada ocurrió. Los que piensan que Marx es herramienta válida deben también asumir que el marxismo fue colonizado durante mucho tiempo (y aún hoy sigue así en muchos espacios) por ideologías antipopulares y gorilas. Saludos compañero.

Anónimo dijo...

MC. Operador Visceral

Absolutamente de acuerdo. Lo vimos con la 125. Por eso hablo sobre la temporalidad y analizar la cosa a partir de nuestros ojos, esto es de nuestra gente.
Sarlo es un ejemplo de lo que usted dice. Esa suerte de marxismo colonizado que no se interesa por lo que piensan y sienten las mayorías populares.
Ejemplo contrario Laclau, Hernández Arregui, ente otros.. Releer el asunto.

Saludos..

G.Sala

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails