viernes, 28 de octubre de 2011

Votar con el bolsillo


Por el cro. Antonio

Días atrás en la radio, se planteó una interesante discusión sobre el "votar con el bolsillo" que a mi criterio lleva implícito un tinte peyorativo, cercano al "clientelismo electoral" o "la dádiva".
Y me hice (e hice) la pregunta : ¿Y después de todo, que hay de malo en votar con el bolsillo?.
Si entendemos la Política como una forma de accionar colectivo que persigue el objetivo de mejorar las condiciones de vida de cada uno de nosotros en lo individual y como sociedad, y que vivimos en una sociedad capitalista donde el mejoramiento de las condiciones de vida en muchos casos pasa por la capacidad de adquisición de bienes transables, que pueden ser tan modestos como un par de zapatillas nuevas para el chico que va a la escuela, o que toda la familia coma en su casa, a la misma mesa, o que podamos tomarnos una semana de vacaciones, o construir una nueva habitación en la casa, o comprar un autito usado, veremos que el mejoramiento de las condiciones económicas (siempre y cuando esto sea fruto de una política nacional inclusiva, por supuesto) puede ser una buena razón para votar por la continuidad de esas políticas nacionales.

Ahora bien ¿Podemos considerar esas políticas nacionales como "dádivas"? ¿O simplemente la aplicación de una filosofía de Justicia Social?
¿Deberíamos entonces descalificar la Justicia Social como política porque tiende a que mayor cantidad de ciudadanos accedan a mejores condiciones de vida?

Entonces; las "virtudes republicanas" ¿Consisten en mantener una buena parte de la ciudadanía en la pobreza? ¿Esos cinco millones de trabajadores que ahora están en trabajos estables, con todas las de la ley deberían abstraerse de esa situación al votar? ¿Los jubilados que vivieron con sus haberes congelados durante diez años, deberían olvidar al entrar al cuarto oscuro la actualización (insuficiente aún) de sus haberes? ¿Los trabajadores deben olvidar al entrar al cuarto oscuro la vigencia de las Paritarias como regla general?

"Con la Democracia, se come, con la Democracia se cura, con la Democracia se educa" decía Alfonsín (el original, no la fotocopia borrosa). Para comer hace falta dinero en el bolsillo del trabajador o del jubilado, para curar hace falta dinero para mantener el Sistema Publico de Salud )entre otras cosas para pagar los sueldos), para educar hacen falta Escuelas y pagar los sueldos de los Docentes.
Mientras vivamos sujetos a las reglas de juego de una sociedad capitalista, no podemos hablar en abstracto.

Mi conclusión; con el bolsillo también se vota, y no veo en ello nada de malo.

Y si no se vota con el bolsillo, ¿Porque la Coalición Cívica trataba de seducir a los sectores del campo con la eliminación de la retenciones?

--
Antonio (el Mayolero)

4 comentarios:

manuel el coronel dijo...

ya nos lo decía el General, el bolsillo es la víscera más sensible

Gringoviejo dijo...

Tal cual,todo el mundo vota con el bolsillo,¿o los que votan derecha neoliberal lo hacen con el corazón?¿Y el wifi gratis para todos que es?
Pero parece que a los sectores populares ese derecho les es vedado,tendrían que votar para beneficiar a los intereses ajenos y resignar los suyos,eso sería un voto por la Patria para estos analistas.
Curiosamente el otro análisis que trata de desmerecer o disminuir la victoria electoral habla del voto emotivo, es decir en su lógica irracional.
Yo diría que tendrían que hablar del voto intrusivo,en el sentido que le dió Maradona.Saludos.

manuel el coronel dijo...

voto intrusivo, jejejeje

Daniel dijo...

Estos tipos van a a encontrar supuestos argumentos en cualquier accionar del gobierno.
Todo puede uno si se lo propone, utilizando falacias, o buscándole un lado oscuro que no tiene, todo se puede ensuciar.
Estos tipos siguen la guerra y la conciben de manera sucia. No tienen reparo en utilizar todo tipo de accionar para ello, por bajo que sea.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails