martes, 26 de julio de 2011

Los que votaron a Del Sel votaron un poco a los milicos


Siguiendo un poco con la idea de Brienza que publica hoy en el Tiempo podemos llegar a la conclusión también que todos aquellos que votaron a Del Sel, bueno, la mayoría, votó un poco a los milicos. Votó contra el sistema de representación política republicano, aunque lo hizo dentro de las posibilidades democráticas. Y lo hizo adrede o, en el peor de los casos, por ignorancia.

A ver, más peligroso que darle la gobernación a un candidato con cero militancia y experiencia política (algo totalmente legítimo si se quiere, y superable también), es darle la gobernación a un candidato pero negarle la posibilidad de tener legisladores que lo apoyen en las cámaras legislativas. Recordemos, sólo 7 diputados y ningún senador. El no lograr ninguna intendencia también es muestra de semejante irresponsabilidad.

No es un juego la representación política ni el derecho a ejercer el voto, donde a un espacio le doy una cosa y a otro otra, por más que sea posible.

Es un poco votar a los milicos porque es defenestrar el sistema de representación y de elección, es cagarse en la posibilidad de elegir gobierno. No elegimos gobierno si elegimos un gobernador rojo y legisladores azules. Y lo más grave es si esa elección se da porque uno piensa que es positivo para la democracia. Una boludez. El General, en términos más académicos, dijo que eran preferibles los hijos de puta a los boludos.

Difícil saber cuántos votaron por hijos de puta y cuántos por boludos en esta. Y es una sacada de careta para   una sociedad catalogada de progre por sus intendencias (y su gobernación) socialistas.

Por suerte el socialismo logró un par de puntos más. Lo grave, como dice Brienza, es esto de que se haya instalado esta especie de voto joda. Y que no haya sido posible en épocas de bonanza y desarrollo, minimizarlo. Tal vez sea esa la explicación. Recordemos sino los votos que logró Zamora en plena crisis en BA.

Es hora que nos dejemos de joder con eso de que los argentinos estamos re-politizados y todas esas cosas. De política, como de fobal. El resabio de que con los milicos estábamos tranquilos todavía perdura, y se expresa como se puede.

Pero seguimos batallando, señal que no nos han vencido, qué karajo.

4 comentarios:

Sibaris dijo...

El midachi es impresentable, leer cualquiera de sus declaraciones me provoca retorcimientos de vísceras. Tal como lo comenté en nuestro blog, me resulta lamentable darme cuenta que una parte de la población vive anestesiada.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Yo me identifico, a grandes rasgos, con el kirchnerismo, pero realmente celebré el triunfo de los socialistas. Si Del Sel ganaba era el triunfo de la centroderecha más tosca disfrazada de antipolítica, y empujada, por abajo, por el peronismo conservador. Me parece que muchos kirchneristas siguen con el esquema de 1946, y consideran a los socialistas enemigos irrecupables, y tienen menos desconfianza al PJ. Y ahí tenemos, en Santa Fe, donde gran parte del PJ y sus votantes tradicionales, votaron por una opción más conservadora que la que expresaba Rossi.

Emilia dijo...

Seguramente, y creo que la última reflexión suya es muy interesante. Pero admito que me angustia y entristece esta situación.


Un abrazo.

manuel el coronel dijo...

Pero Sibaris, no me vas a decir que para el Pro es una evolución! eh?

El problema anónimo es uqe en la vorágine electoral, el socialismo se siente más cómodo pegándose a los sectores antikirchneristas acérrimos, y no al revés.

Cumpa Emilia, resabios quedan, son los menos. Abrazo y gracias por su cita!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails