sábado, 30 de julio de 2011

Resabios


Sin dudas, y lo venimos diciendo casi desde que arrancamos con esto, una de las principales peleas a dar en el cambio y consolidación de paradigma, se da en el ámbito judicial que aún se resiste en cada lugar de nuestra geografía:

La CCC y otros organismos planean pedir el apartamiento del juez Samman si es que sigue al frente de la investigación de los homicidios y heridos. Este juez también ganó fama por haber dejado en libertad al hombre al que Romina Tejerina acusaba como su violador, Eduardo Vargas. Romina fue condenada por dar muerte a su bebé recién nacido, cuya gestación –sostuvo ella siempre– fue producto de aquella violación. Samman no aceptó hacer los estudios de ADN de Vargas. Una nota de la periodista Marta Dillon publicada en este diario en 2005 cuenta que Samman tuvo a cargo la causa de Olga Verón, una chica que denunció a su padre por maltrato. Olga contó que el juez la llamó a una audiencia con sus padres, “que tenía que respetarlos”, “que mi papá iba a cambiar, a pesar de que le pedí por favor que ya no quería vivir con él”. Dos meses después Olga mató a su padre, con un arma de él, que había sido policía.
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/173398-54927-2011-07-30.html

6 comentarios:

iris dijo...

El tema es cómo se hace eso y ,más aún ,si es posible. El poder judicial, más allá de algún cambio de cara y una suprema corte con fama de progre, sigue ajeno a la democratización posterior a 1983. Es un compartimiento estanco que no rinde cuentas ante el pueblo y puede por ende mantenerse ajeno a cualquier renovación ideológica más allá de algún maquillaje ocasional.
Y no creo que haya masa crítica suficiente para impulsar cambios como: someter al voto popular los cargos judiciales o instituir el juicio por jurados (algunos dicen que sería legitimar el linchamiento, pero viendo algunas resoluciones judiciales, me parece que eso ya lo hacen los jueces).

iris dijo...

Por no hablar de la necesidad de revisar los programas con los que se forman los abogados en las universidades públicas y privadas, que parecen una mezcla de derecho medieval (dando prioridad a la propiedad privada por sobre la vida) y catecismo del Opus Dei ( reduciendo el derecho a la vida a los primeros meses de gestación).
No han llegado ni la Ilustración, ni el Humanismo a ciertos lugares oscuros.

manuel el coronel dijo...

Eh, lo de Ayacucho con jurado sería peligroso no Iris? Yo que sé, a veces creo que algunos jueces se sienten reyes, osea, como la voz divina en la Tierra.

iris dijo...

No más peligroso que Macri siendo reelecto como jefe de gobierno de la Capital, y Del Sel casi electo gobernador de Santa Fe. Pero también fue el voto popular el que encumbró a una estadista como Cristina en la presidencia.
Hay que confiar un poco más en el voto popular, aunque a veces dé dolores de cabeza.Tratándose de los jurados se puede reglamentar para impedir linchamientos muy notorios, pero es una idea que está en la constitución.
Igual, mi planteo principal es que hay que democratizar el poder judicial.

Daniel dijo...

Brillante Iris.

diego dijo...

Tenés razón Iris. Democratizarlo no quiere decir que termnine funcionad de modo que siempre se decida lo que uno cree que debería ser

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails