lunes, 5 de noviembre de 2012

Y hete aquí ese posteo tan zarpado que sobre Donda prometí...

La victoria por el 75% en Las Parejas, que le dio la responsabilidad de gobernar a un militante de la Cámpora, se suelda con un viejo concepto, bastante arraigado por cierto. Esto de que los jóvenes son el futuro, de que ven las cosas de otra manera y de que entonces es posible progresar. Cambio. No se si es tema de charla en las grandes ciudades, pero en los pueblos sí que lo es. No por nada los espacios políticos tratan de mostrarse jóvenes con espacio para la militancia de los jóvenes. Claro que luego a eso hay que darle sustancia, honestidad, y no sólo cáscara.

Se me puso que Vicky Donda es la gran esperanza joven de la oposición, de a poquito, despacito, su nombre, su figura, la contrapartida de una masa anónima pero movilizada. Rara contrapartida, una ya vieja militante por los DD.HH. vs miles de pibes y no tan pibes de los cuales no sabemos sus nombres.

Eso sí, podemos decir que tanto ella como ellos, organicamente y en espacios políticos, no empezaron hace mucho.

Militante de HIJOS, Vicky en 2007, como todos harto sabemos, se colgó de Felipe y Graciela Camaño en la lista para acceder a la cámara de diputados. Al año casi, o menos, ya se estaba alejando del espacio que le propuso ser legisladora. Ese mismo año (2008) se estrenaba el documental biográfico, o autobiográfico, Victoria, sobre su búsqueda.El infierno de Victoria no es ni peor ni más leve que el infierno de cualquier víctima del terrorismo de estado o del neoliberalismo, es sólo su infierno; todo bien ahí, sólo que por lo general, si uno urga, los documentales de búsqueda de identidad no llevan el nombre de quien busca. No sé, se me vienen a la cabeza "Los Rubios" o "M" . En 2009 la TV Pública lo emitió al aire. Un tiempo después, se publicó el libro "Mi nombre es Victoria", por si alguien se perdió la peli. Victoria comienza a personalizarse, a ser ella y no un espacio. Por eso dejó en banda a Pino y se alió al FAP. Hace un culto de sí. No quiero decir de su figura para que no se me malinterprete, pero bueh, también de eso.

¿Estos son afiches en campaña contra la re-elección o es publicidad de una nueva fragancia de perfumes?¿o de la vuelta La Torre?:


Lo que fuere, algo es evidente, no hay pertenencia a espacio político alguno por más aritos que te pongas, eso está claro.

Se me hace que Victoria Donda sí, está lanzada, cual camión, a lograr un cargo ejecutivo, y que además, ante la evidente imposibilidad de conducir un espacio de jóvenes movilizados por el envejecido socialismo a la rosarina, recurre a lo que cree más efectivo. Ella misma. Y los medios, como mostramos en el post anterior, atienden el reclamo.

Ahora, si hacemos un ejercicio, si dejamos de lado su pasado, veremos que todo lo planteado acá, bien le valdría a un militante del Pro.

Vamos a portarnos mal,  je. Seguro.

3 comentarios:

Ricardo dijo...

Interesante el planteo, Manuel, pero difícil que... la ex cumpa Donda chifle.
Digo, ¿cargo ejecutivo? No la veo en una intendencia lidiando con empleados públicos, recolección de basura, cordón cuneta, parques o cloacas. Para eso debería ser peronista, je.
Yo la veo con un brillante futuro de eterna legisladora.

Ahora, como no puede ser de otra manera, ¿Vicky aprobó esa foto para el cartel? Digo.

Daniel dijo...

Seee, no le da el cuero Manuel. Además cambiar de pertenencia tres veces en una banca para la que fue elegida gracias al FPV ya la sellaron, para mi al menos como una flor de chanta.

manuel el coronel dijo...

Ojo, yo no digo que le dé el cuero. No no, yo interpreto lo que ella cree...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails