martes, 23 de abril de 2013

Algunas suposiciones.

Que deben se tomadas justamente como eso: suposiciones. Basadas pura y exclusivamente en alguna experiencia política que como abrojo a la lana de la oveja, a uno se le ha ido agregando a lo largo de mas de cincuenta años de transitar esos potreros donde la política hace crecer buenos pastos y también algunas malezas.
Cuando alla por el 2003 Nestor pateó el tablero del Régimen, apuntando a la cabeza del sistema Judicial, lo hizo revolucionando el avispero inclusive con el Decreto 222/03 que finalmente nos permitió saber trayectorias y antecedentes de los propuestos para el máximo tribunal de Justicia de la República Argentina. Justamente la cabeza de uno de los tres poderes del Estado. Allí entonces supimos de la existencia de un académico del Derecho con una larga y densa trayectoria a nivel Nacional e Internacional, que posiblemente por provenir del corazón de la Pampa Gringa (Rafaela) y con un apellido sin prosapia abogadil era ignorado por el gran público. Claro, era una especie de advenedizo en una Corporación plagada de apellidos rutilantes, en su mayoría pertenecientes por linea directa a los tradicionales grupos de poder fáctico, y si no, con una larga tradición de vinculaciones con los grandes estudios jurídicos de la Capital Federal, ya fueran estas vinculaciones familiares, o simplemente laborales.

Recuerdo que en aquellos tiempos se dijo que habiendo sido Lorenzetti convencional constituyente en el '94, había establecido una buena relación de mutuo respeto intelectual, con la actual Presidenta, a la sazón también convencional constituyente, y que fue precisamente ella la que arrimó su nombre hasta entonces desconocido por nosotros los de "a pié" y cuidadosamente soslayado por los letrados Capitalinos de peso. Un abogado de provincia, de yapa con una gringa repetición de "t" en el apellido, por mas que hubiera escrito muchos libros sobre temas de profesión que le valieron reconocimiento internacional, por mas que fuera titular de catedras en la Universidad de Santa Fé, carecía del "touch" finoli que la corporación considera indispensable para considerarlo uno de los suyos.

Y de pronto, "el gringo chacarero" apareció siendo el Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación; justo la que en pocos dias tendrá que dirimir definitivamente la Constitucionalidad o nó de la LFSCA, justo el nudo gordiano en que el Régimen en coalición con lo mediático y lo Judicial juega sus últimas cartas.


Se dice por ahi que Lorenzetti no vería con desagrado ser Presidente de la Nación en un futuro. Se verá en su momento, pero si tal cosa sucediere no creo que le sea placentero enfrentarse de entrada a un grupo mediático que le va a "marcar la cancha" desde el mismo momento en que se definiera como candidato. "Contrario sensu" le sería mucho mas fácil el camino con un ambiente mediático mas diversificado. Lorenzetti es un jurista y un académico; no es un militante de pies en el barro. ¡OJO! que a mis suposiciones no lo hace ni mejor ni peor como hipotético Gobernante, sino que lo diferencia de un estilo que venimos viendo desarrollarse desde hace 10 años y veremos por un par de años mas. ¡Atenti! que nos vamos a tener que ir haciendo a la idea (ver aca) del reemplazo de la conducción del Poder Ejecutivo Nacional.

No debería extrañarnos entonces que el voto de Lorenzetti en favor de la constitucionalidad de la LFSCA sea el definitorio en cuanto a su vigencia total.

Como tampoco deberíamos sorprendernos del hecho que las máximas autoridades de dos de los Poderes de la Nación, que según sabemos se conocen y se respetan intelectualmente, se consulten y acuerden puntos de coincidencia, cuando de modificaciones en la vida diaria de sus respectivas áreas se trata, que quiérase o no interactuan cotidianamente. De ultima la política es justamente eso: el intercambio de puntos de vista, la escucha atenta de los fundamentos del uno y del otro, y finalmente una síntesis abarcativa, que vendría a ser el famoso "dialogo y consenso".

Claro que si tal cosa sucediere o hubiere sucedido, daría por tierra con muchos castillos de naipes que han construido algunos políticos cuya única vinculación con los votantes es la mediática, y de allí las histéricas reacciones de algunos/as de ellos/as.

Pero son solo suposiciones de un veterano... Ustedes verán.

2 comentarios:

manuel el coronel dijo...

es muy positivo tanto que lorenzetti mande sugerencias de modificación, como que se acepten. Por otro lado, que burrada esto de argumentar lo peligroso de elegir concejeros en elecciones pues serán afines a tal o cual partido. Néstor eligió él 4 miembros de la máxima autoridad judicial y nadie puede decir que la corte responde al proyecto como, por ejemplo, en los 90.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Por eso Coronel, recordé el decreto 222/03 que limita la prerrogativa Constitucional del Poder Ejecutivo de ser quien proponga al Senado los integrantes de la CSJN. Recuerde que Nazareno fue propuesto por el PEN y designado en menos de 24 horas...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails