sábado, 25 de mayo de 2013

25 de Mayo de 2003, una década ganada. Un discurso anarquista para los que todavía no se otrorizaron


No me puedo sacar de la cabeza la afirmación de uno de los tantos compatriotas envenenados por los medios de comunicación dominantes:  "-Cristina es lo más discriminadora que hay, con lo de los diabéticos y lo de Harvard", me decía ayer. Ya me había olvidado de esos sucesos. Es increíble como las personas recuerdan nimiedades pasadas en días con anuncios gigantes como los aumentos a las asignaciones familiares. En fin, perdí tiempo en explicarle el uso de la ironía y los peligros que trae el consumismo en la alimentación, consumismo que justamente no se da en los pobres, y como un gil me olvidé de todas las medidas antidiscriminatorias que  gestó su gobierno, desde la ley de matrimonio igualitario hasta el plan Conectar Igualdad, pasando por la AUH, las jubilaciones masivas o la derogación de las calumnias e injurias. Es que cada medida del kirchnerismo es una medida de inclusión, una medida antidiscriminatoria. Esto de ante una necesidad, un derecho.

Ya lo contamos por acá, un viejo anarquista (no recuerdo el nombre, ver el documental "Anarquistas" completo y escucharan el testimonio) dijo una vez que el anarquismo no tenía que ver con tal o cual teoría, ni con la eliminación del estado y esas cosas, sino simplemente con el bienestar de todos los seres humanos, a pura solidaridad, y luchar por eso. CFK en su discurso de hoy nos pidió nuevamente algo que hace rato nos viene pidiendo: los que ya logramos alcanzar el bienestar, luchemos por aquellos que todavía no lo han hecho. Copio textual:

[...] Sueño también con una Argentina como la que hemos logrado en esta década, la década ganada pero también la década de la solidaridad, la década donde cada argentino o por lo menos una gran parte de los argentinos, ha comenzado a mirar al costado o, tal vez, un poco atrás donde otro argentino u otra argentina todavía le falta algo, hay muchos a los que todavía les faltan muchas cosas. Yo les pido a los que ya han tenido logros que ayuden a que otros también lleguen al mismo lugar que ellos tienen.

Esa unidad, esa organización, esa participación, es lo que siempre les digo, lo que le dije...yo también los quiero mucho...es lo que dije otro día histórico también y de homenaje, nuestro último 2 de abril en Puerto Madryn, donde homenajeamos a nuestros veteranos y combatientes y caídos en la guerra de Malvinas, inclaudicable demanda de soberanía: la patria es el otro, la patria es el otro, es el que todavía no ha podido conseguir trabajo o que consiguiéndolo no está registrado; la patria es el que todavía tiene y lucha y trabaja para conseguir su casa propia. El otro es ese joven que tal vez no pueda estudiar todavía porque tiene que trabajar para ayudar al hogar; el otro también es el que sufre adicciones y tenemos que ayudarnos hermanos a rescatarlos entre todos para combatir los flagelos modernos que tiene nuestra sociedad. La patria es esas mujeres que han luchado por más de 35 años pidiendo justicia; la patria es también esos miles y miles de emprendedores que gracias a este proyecto político, que quede claro además, este no es un modelo económico, que quede claro que este es un proyecto político con objetivos económicos, sociales y culturales. Digo entonces, que es necesario empoderar a la sociedad. [...]


Viejo reto al movimiento obrero cuando se queja del impuesto a las ganancias o de que las asignaciones no son universales. No son los grupos económicos concentrados, los que todavía ostentan el poder, los que voluntariamente van a aportar la parte que les corresponde, que es casi toda; somos nosotros, que si no la aportamos, nunca los vamos a obligar a ellos a hacerlo. Que la solidaridad no debe acabarse en los afiliados de nuestros sindicatos o corporaciones, osea.

Hoy nos lo volvió a recordar. En definitiva, hace rato no escuchaba una frase tan anarquista como "la patria es el otro".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bien! hermosa la foto, gracias!
julia

Anónimo dijo...

Será que esas nimiedades se recuerdan porque los medios de comunicación dominantes estatales y paraestatales, con años y años de gvritzismo, nos hace reparar en esas cosas repetidas una y otra vez -pero en el otro lado.

Y este gobierno de la inclusión sigue discriminando a las mujeres pobres, al no despenalizar el aborto, cosa que está más lejos que nunca porque el Papa la ha besado, uo mamá, el Papa la ha besado (nunca le había pasado).

Anarquía y patria son dos conceptos que no van muy de la mano, creo, por cierto.

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Como diábetico y ex alumno de Harvard ese interlocutor suyo dice pelotudeses.

Manuel El Coronel dijo...

demasiadas para mi gusto.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails