domingo, 26 de mayo de 2013

Historias viejas, no tan viejas, e historias nuevas. (Cuarta parte "El cambio de la circunstancia")

El 2003 encontró al MV afianzado en el Gobierno Municipal. Como dijimos, la destrucción de la política de fines de los '90 y principios de los 2000, había reforzado la filosofía municipalista del Vecinalismo; una comprobación empírica de que el individualismo era la salida; "Arreglemonos entre nosotros con lo que podamos, y los demás que se arreglen como puedan". Enfrentó las elecciones con un nuevo candidato: Carlos Alberto Sanchez, una cara nueva; el primer candidato a Intendente que no venía del núcleo fundacional del MV.

Carlos Sanchez
Aqui quiero hacer una advertencia al lector. Con Carlos Sanchez me une una relación de amistad de muchos años. Hemos sido vecinos de chacra, nuestros respectivos hijos han compartido la misma escuela, hemos compartido luchas gremiales desde la Asociación de Contratistas Rurales de Tres Arroyos. Hemos también sido socios en algunos trabajos, hemos compartido el frio de las noches de invierno en las casillas, y los bifes con cebolla del desayuno, el calor y la granza arriba de las cosechadoras. Chacarero y contratista por opción y no por tradición, es un pragmático al que nunca pude convencer de que lo que hacíamos desde la Asociacion de Contratistas era política. Pero fundamentalmente es un hacedor de cosas, con una voluntad a prueba de desventuras. En la última conversación que tuvimos, hace ya varios años en la puerta de la Municipalidad, me dijo "no me importa de donde venga, todo lo que yo crea que es bueno para Tres Arroyos bienvenido sea". 

Como ya dije en el capítulo anterior, Sanchez venía fundamentalmente de cargos ejecutivos. Su gestión al frente del Ente descentralizado Vial, lo habia puesto en la mira por su eficiencia en la conservación y mantenimiento de la red vial municipal. No creo que se haya sentido cómodo en el Concejo Deliberante; se me hace que las largas conversaciones de comisión y discursos de las sesiones no dan con su personalidad.
Los "hacedores" del MV lo pusieron a la cabeza, a pesar de ser un "outsider" que no pertenecía a la elite tresarroyense. Pero aún vivía el Ing. Orfanó que era dentro del MV el unico que entendía de política (que a pesar de negarala oficialmente, la practicaba a diario) y no dudo que su punto de vista haya tenido mucho que ver en su espaldarazo.

El gobierno Municipal de Sanchez se inició unos meses después de la asunción de Nestor Kirchner, y junto a Kirchner, la reaparición en la escena política de otro personaje fundamental. Carlos "Cuto" Moreno; un abogado tresarroyense compañero de militancia y amigo personal del Presidente de la Nación. Al punto que fuera designado Secretario Legal y Técnico de la Presidencia de la Nación, seguramente uno de los cargos de mayor importancia (sino el de mas importancia) dentro del funcionamiento diario del aparato del Estado. Para quienes desconozcan lo que significa, solo con decir que el Presidente de la Nación firma solamente lo que el Secretario Legal y Tecnico le lleva para la firma diaria. Y si no lo leyó previamente el Secretario Legal y Tecnico y le dio su visto bueno directamente no lo firma.

Al margen de una nueva circunstancia política en el país se daba una coincidencia impensada, y todo análisis del Gobierno Vecinal necesariamente debe pasar por la relación de estos dos personajes. Sanchez, el pragmático "outsider" y el Cuto, cuyo paso por la política tresarroyense se había limitado a una concejalía en el '83, pero su pasado "montonero" lo alejó de la conducción peronista y su condición de abogado laboralista, lo hacía un tipo "mal visto" por el mediopelo.

Otros aires soplaban, y la política nacional se hacía mas abarcativa, mas inclusiva, y había que optar entre ignorarlo y seguir abroquelandose en el ABL y el arreglo de caminos, o montarse en las actuales circunstancias. Y Sanchez, el hacedor de cosas, no dudó. Poco tiempo después de su asunción como Intendente, invitado por su compañero y amigo el Cuto Moreno vino a Tres Arroyos, obviamente recibido como corresponde al Presidente de la Nación. Con el disgusto de la conducción del MV, que hubiera talvez preferido una recepción mas fria y protocolar.

Pero Sanchez, (sin duda advertido por el Cuto) lo recibió con unas listita de necesidades, por ahi no muy convencido, pero siempre tenaz se largó con la necesidad de viviendas, camino de cintura, parque industrial, mejoras en el Hospital Municipal, repavimentación de la ciudad, construcción de los tramos faltantes de la Ruta 72, acceso pavimentado al Balneario Reta, ampliación de las redes de agua y cloacas.

Recomiendo para ir entendiendo como se desarrollaron los acontecimientos la nota acá y ver como se van trasuntando las contradicciones entre la "politica" y la "antipolítica" en el devenir del Vecinalismo como posibilidad de Gobierno.

1 comentario:

Manuel El Coronel dijo...

interesante lo de Sánchez, será porque es contemporáneo. Vamos acercándonos a los sucesos de la semana pasada, veo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails