sábado, 25 de mayo de 2013

Historias viejas, no tan viejas, e historias nuevas. (Segunda parte "Armando el equipo")

No vayamos a pensar que en la génesis de los Movimientos Vecinales todo era tan lineal, ni todos tan inexpertos el las lides políticas. Había gente experimentada en otras actividades colaterales, que sin ser estrictamente partidarias, eran eminentemente políticas. Y que en el caso particular de mis pagos natales, (Tres Arroyos) tuvo su máximo exponente en el Ing. Agr. Alfredo Orfanó. Prestigioso profesional, nativo del lugar, hijo de un reconocido Profesor del entonces Colegio Nacional, habia sido Ministro de Asuntos Agrarios de la Provincia en épocas de Lanusse, en la Gobernación del Gral. Imaz, Miembro de la Comision Directiva de la Sociedad Rural local, Asesor técnico de la Cooperativa Agraria, tasador de daños de Granizo de diversas aseguradoras. El hombre tenía sus kilómetros y era un convencido sincero de la visión Municipalista. Tambien habia sido inspirador de la hoy extinta Comision Zonal de Entidades Agropecuarias, que agrupaba Cooperativas, Federación Agraria y Sociedad Rural local en diversos reclamos de índole gremial agrario. Reclamos bastante mas sustanciosos que los actuales, pero eso sería otra historia que no hace a lo actual. Solo con consignar que el precio internacional del trigo oscilaba entre 80 y 100 dólares y se pagaba el 10% de retenciones creo que alcanza...

Don Alfredo se puso el Vecinalismo al hombro, y dado su prestigio y respetabilidad, pudo ir tejiendo un entramado donde fueron confluyendo procesistas, ex UCeDeistas, Radicales varios de Linea Nacional (Balbinistas) espantados del zurdaje Alfonsinista, "independientes" y mediopelos variados de esos que todos conocemos en los medianos centros urbanos del Interior. Tambien mucha gente de buena fé, fomentistas, muchos descreídos de los manejos internos de los Partidos Políticos tradicionales, en fin un variopinto conglomerado de ciudadanos que les permitió ganar un par de concejalías en 1985 y hacer base.

En las elecciones Municipales de 1987 me tocó enfrentarme al Ing. Orfanó, que era candidato a Intendente, (yo lo era por el PI) en mas de una mesa redonda, debate de candidatos y todas esas ocasiones similares que se dan en plena campaña, y pude observar que el abordaje que realizaban era mucho mas sencillo y directo que el que hacíamos los demás candidatos. La Intendencia era Radical, y debían defender su actuación, pero habiendo pasado el primer encantamiento con el Gobierno Nacional de Alfonsín que ya iba presagiando su debacle, actuaban mas a la defensiva. Nos enfrentabamos al PJ que llevaba como candidato al Dr. Raúl Correa (el último artesano de la política lugareña), que contaba con una infinita cantidad de relaciones, y "pateaba" la calle en el real sentido de la palabra desde temprano en la mañana hasta bien entrada la noche. Ex-obrero metalúrgico, discípulo político de Armando Cabo (el padre de Dardo Cabo) curtido por los años de la resistencia peronista, había estudiado Derecho como alumno libre con infinitos sacrificios.
Los demás candidatos eramos el relleno, casi los testigos privilegiados de aquella campaña, tal como los corredores que se saben sin chance, pero continúan dando vueltas al circuito "para ver la carrera de adentro".

Pero la forma de encarar la campaña nos dejó muchas enseñanzas. Por ejemplo; cuando nosotros hablábamos de la deuda externa, y de como incidía en las finanzas municipales, impidiendo la realización de las obras necesarias, ellos hablaban de como tapar el pozo de la calle. La independencia de politicas nacionales les permitía concentrar sus esfuerzos en lo que el hombre de a pié veía diariamente. Y eso llegaba mas facil que nuestro discurso. Aunque nosotros polemizaramos con ellos sosteniendo que el bache tenía como causa algo externo, al votante lo que le llegaba era eso: el bache. Recién salíamos de la dictadura; la sangre aún estaba fresca y el terror habia dejado huellas muy profundas. ¡Si aun hoy persisten, imagínese lo que era el 1987!

Y así sumaron otros dos concejales a su bloque. Esas elecciones Municipales las ganó el PJ y su artesano Dr. Raúl Correa.

Por otra parte, el Movimiento Vecinal tenía una desventaja, que era el competir con lista Municipal solamente, y que el corte de boleta no era una práctica generalizada. Una de sus contribuciones a la democracia fue el transformar el corte de boleta en algo habitual, pero mientras acostumbraron a los votantes a la metodología les significaba cuantiosas pérdidas de votos anulados.

Seguiremos...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

esto es un tiro por elevación al vecinalismo que se está gestando en Dorrego? y otra cosa, es muy rebuscado vincular los baches de una calle de un pueblo rasca con la deuda externa del país, ese argumento no se sostiene con nada! Si los K quieren hacer un papel decente en las elecciones en Dorrego, tienen que dejar de hacerle el juego a los radichetas y poner a alguien mas potable como candidato, como el doctor Cortés o Ramón Aiub, y darle un buen voleo en el orto a la mafia del gordo molina y de larrosa!

Gustavo Marcelo Sala dijo...

18.30

Me parece bárbaro su propuesta. Pueden ser los dos. No se olvide que estas elecciones son legislativas. Ahora hay que buscar a una mujer para el tercer lugar

Anónimo dijo...

Laura Forchetti puede ser una de ellas, siempre y cuando ella quiera, pero tiene buena imagen y es una mujer culta, le daría otra arista a la política local, o si no un cuadro político como Mercedes Gagna...

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Cuando me referí al tercer lugar no lo hice con relación a esa ubicación específica. Pueden ser las dos damas encabezando.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails