lunes, 29 de noviembre de 2010

No me quiero ilusionar, pero...



Por el cro. Antonio

Cuando uno supera ampliamente los 60, y se aproxima peligrosamente a los 70, ha visto muchas cosas en la vida. Sobre todo cuando ya lleva cincuenta años holgados de militancia política y social.

Curioso por naturaleza, aprendí alla por fines de los años '50 que había otra historia que no era la del Manual del Alumno Bonaerense. Gente más vieja (cuando uno tiene menos de 20 años todos son MUY viejos), tal vez no muy instruida formalmente, pero muy sabia, me empezaron a revelar una serie de cosas que no figuraban en los manuales.

Tuve la suerte de descubrir a Jauretche y Scalabrini Ortiz cuando estaban vivos, y produciendo sus reflexiones y puntos de vistas sobre la realidad cotidiana.

Comprendí entonces, y a lo largo del tiempo transcurrido, la singularidad de una línea histórica que arrancando de Belgrano y Moreno, seguia por los caudillos Federales del interior profundo, reaparecía en el pensamiento de Leandro N. Alem, tomando la visión de la Patria Grande de Bolivar y San Martin y se iba prolongando a traves del tiempo y la historia.

Pero para que las líneas históricas sean dignas de ser consideradas así, deben ser compartidas por el Pueblo, que como decía Scalabrini, "cuando actua colectivamente, lo hace por instinto".
La Historia la hacen los pueblos, luego, por detras vienen los que hacen la crónica, y finalmente la registran los historiadores, y por último llegan los filósofos a analizar e interpretar la cosa.
Los cronistas son contemporáneos al hecho, los historiadores casi lo son, y ambos suelen estar comprometidos con las pasiones del momento, o sea que con el tiempo y asentada la polvadera hay que ver que quedó.

Hubo un primer Movimiento Histórico que integró al pensamiento nacional, que fue explicitado por Alem en aquella definición tan precisa de "El Régimen Y La Causa" que ya he desarrollado acá.

Ese movimiento llegó al Gobierno (aunque no pudo llegar al poder) en 1916 con Hipólito Irigoyen cuyas dificultades para gobernar tambien fueron explicadas acá en algo que le sustraí a Mario Rapoport.

Pero en el pueblo quedaron las raíces de ese pensamiento de cambio, y aunque el Régimen prevaleció en 1930, el rizoma estaba vivo, y rebrotó en 1945 donde el Pueblo con la militancia en la calle volvió a poner el carro en la huella.

El Régimen volvió en 1955, y hasta 1973, en que de nuevo el Pueblo y la militancia volvieron a reponer las cosas en su lugar. Sin embargo la partitura era la misma, habían cambiado los músicos nada más. Y es sabido que cada orquesta le pone su personalidad y su toque personal a la interpretación (que por eso se llama precisamente interpretación).

Pero en ese tiempo, el Régimen (que se la sabe lunga, porque es el poder) fue cambiando sus tácticas, y de la fuerza militar en pequeñas dosis, a la orgía genocida del ' 76 en adelante, siempre tuvo claro que para mantenerse en el poder debía sojuzgar al Pueblo, y a su expresión diaria; la militancia.

Apoderándose de los medios de difusión y utilizándolos para adormecer al Pueblo (o aterrorizarlo, según caiga a la ocasión) fue manejando la situación cuando ya vio que el terror militar no le servía más a sus proyectos.

Levantaba ídolos, y los destruía en la medida de sus necesidades cotidianas. Invisibilizaba hechos que lo perjudicaban en sus objetivos, y a la vez resaltaba otros a su conveniencia.

Hasta que llegó un transgresor (o un par de transgresores) que volvieron a resaltar el protagonismo del Pueblo en la construcción de la Historia.

Y pese al cerco informativo, a fuerza de transgresor rompió el cerco.

Y la militancia vuelve a renacer, como expresión del Pueblo.

...¿Será que está arrancando el Tercer Movimiento Histórico?

--
Antonio (el Mayolero)

8 comentarios:

De Vierde Man dijo...

Ilusiónese, Antonio y permita que nos ilusionemos.
La fuerza de un tipo que se murió y sin embargo, vive más que cuando estaba vivo, es una llama que no puede subestimarse.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

QUE LASTIMA NO TENERLO MAS !QUE LASTIMA !

Anónimo dijo...

¿Y por qué no, compañero Antonio, por qué no? Al cabo, llamémosle así o de otra manera, esto excede en mucho a los "gobiernos comunes", es una corajeada popular en la historia.
Un Gran Abrazo

Sujeto de la Historia dijo...

El anónimo de las 14,25 fui yo, Sujeto de la Historia.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Anònimo; no vaya a creer,se fuè pero como dice la milonga del fusilado, "el que murió peleando, nace en cada compañero". Debemos asumir que somos los protagonistas y que la historia la haremos nosotros, con el ejemplo que nos dejó, ¡¡¡Y la tigra que quedò cuidando la cría !!!! Que crezcan los cachorros...

Columna Norte dijo...

Debemos ilusionarnos, pisar fuerte a diario con la certeza de que vamos por todo, por lo que nos corresponde como Pueblo, y con Cristina, la mejor conductora que podríamos haber tenido.
Saludos,
Ikal

Anónimo dijo...

Aunque no comparto los métodos ni la ideología extrema de este hombre, si reivindico la militancia política de él y de cualquiera que milite y se comprometa con sus ideas.-

EL NO TE METAS ARGENTINO ESTA MUY ARRAIGADO LAMENTABLEMENTE.-

Espero que tenga razón y sea el punto de partida de algo superador de lo que tenemos.-

Javier dijo...

Ojala Antonio esta vez parece ir en serio , el miedo que me da es por la historia con Alfonso , eso destruyo la militancia en su momento , pero esta vez tenemos un cuedro de puta madre a pesar de que haya perdido al compañero de militancia y amor de toda su vida .

Un abrazo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails