domingo, 7 de noviembre de 2010

Ser y quehacer de un joven K en pueblos como el de uno


lo que hay que estimular, ahora, son las ansias de pertenencia a la “juventud” que despertó la muerte de Kirchner. Y tenemos que generar una incomodidad enorme en los jóvenes que se nieguen a aceptar el cambio de rotulación. Tienen que sentirse desacomodados, fuera de lugar, casi obligados a participar, de la forma que sea. No hay que entender estos párrafos como una propuesta de manipulación. Como no existen actitudes “naturales”, ni en los jóvenes ni en nadie, lo que hay son acciones sociales y más precisamente, una disputa política por la dirección de esas acciones. Podemos quedarnos tranquilos en lo siguiente: si no nos apropiamos del concepto de lo que es un joven, otros lo harán en nuestro lugar.

Dentro del postazo que se mandó horca ayer, me quedo con este párrafo, tal vez el desafío más subjetivo a realizar como acto de militancia, y el más difícil en pueblos como el de uno.

En su ADN los pueblos de entorno rural el conservadurismo, y de la mano de él, el antiperonismo, ha calado hondísimo. No es casualidad que el peronismo haya podido gobernar por primera y única vez en épocas del menemato, y no sin escándalos.

Me quedo con eso que dice horca de hacer sentir a los jóvenes incómodos si no se sienten pertenecientes a tal o cual estructura política. Esto de cómo, posta no militás en ningún lado? o un poco más directo, y sin tapujos, qué, en serio no bancás a Cristina?. Hoy estas cosas, en una cuidad donde noseconocenadie, no remite grandes presiones más que alguna puteada o cara de enojo, pero acá en el pueblo, donde nosconocemostodos la cosa trasciende bastante más que eso.

Recordemos, estamos disputando símbolos primero (en nuestros pueblos se nota mucho eso, defender al patrón sin siquiera ser su empleado),  y con ellos, poder. Si un pibe que hace dos años puteaba a Cristina y era festejado por todos hoy se encuentra con que lo interpelan y lo hacen sentir desubicado, la cosa cambia y mucho al punto de animar, no a él por supuesto, sino a varios de su entorno, a repensar su situación. Y no estamos hablando de reclutar militantes, sino de juntar votos.

3 comentarios:

Javier dijo...

Yo me sigo preguntando tambien si las universsidades constituyen un mundo aparte porque la juventud K en las universodades es realmente minoria frente a los partidos de izquierda y los conservadores . espoero la muerte de nestor haya cambiado el escenario , pero la verdad no puedoi ser muy optimista , no se que politica deberia hacerse hacia el interior de lkas universidades y de los pueblos del pais alejados de los grandes centros urbanos

Un abrazo

Ricardo dijo...

Bien el post, Manuel.
Conozco ciudades chicas y sé lo que es el conocernostodos.

Con respecto a lo que dice Javier, de las Universidades, la verdad es que mi facu, en la práctica, es inexistente el peronismo.
Supongo que la financiación radical a Franja es un factor importante, pero siempre me intrigó ese troskismo universitario del todo o nada. Porque claramente elijen el nada y después se van.
¿O por qué Proyecto Sur existe en las facultades de ciencias sociales y no en Agronomía o Geología o Recursos Humanos?

Bueno, me fui de mambo. Perdón.

Abrazo.

manuel el coronel dijo...

Es que la universidad no es nuestro ámbito cumpas, no hay nada que hacerle.

particularmente en la facha Universidad del Sur de Bahía Blanca, las cuestiones se dirimen entre las facciones de izquierda en su sinfín de facetas.

Doy fé que varios de ellos no han podido con el kirchnerismo, osea, el K los ha fagocitado, pero nada de controlar la uni.

Pero por otro lado, que joraca aporta la militancia universitaria? yo creo que muy poco.

Se podrían armar post ustedes que la manyan más que yo de eso.

Abrazo!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails