martes, 10 de mayo de 2011

Del Cooperativismo Agrario y el Proyecto nacional (Parte III)‏



Por el cro. Antonio



Releyendo aquel post que le "cuatrereamos" a Mario Rappoport acá (Un deja vú) no resulta nada extraña la simpatía generalizada del sector de la pequeña burguesía agropecuaria al Radicalismo ya que aquel primigenio Radicalismo Yrigoyenista había logrado sintetizar todas (o al menos la mayoría) de las reivindicaciones del sector, en lo social y en lo económico.

En lo social, su reconocimiento de clase, su inclusión en la ciudadanía de pleno derecho para sí y para sus hijos, que como argentinos nativos estaban en capacidad plena de elegir y ser elegidos, y los proyectos en lo económico (concretados o no) para el sector conformaban un proyecto nacional revolucionario (hablo de mas de 90 años atrás) que a lo mejor a la luz de la historia parece ingenuo, o poco abarcativo, pero en escencia es el mismo Proyecto Nacional de crecimiento armónico por el que todos militamos hoy en día.

Pero aquella pequeña burguesía agraria mayoritariamente Radical no pudo abarcar el  significado de la muerte del viejo Caudillo en 1933 y el cambio que sobrevendría en los 9 años siguientes con Alvear naturalmente al frente del Partido.

(Para mejor comprensión de los amigos Peronistas; Alvear es al Radicalismo lo que Menem al Peronismo, aun sin haber llegado a la Presidencia de la Nación.)

El cooperativismo agrario, y por consecuencia directa su dirigencia, era Radical, pero no tomaron nota que su Partido se iba modificando lentamente hacia casi mimetizarse con el Conservadurismo que era la representación política del viejo modelo de país agroexportador con poco o nulo valor agregado, en que el sueño de "vender harina y no trigo" se tornaba cada vez mas lejano.

Al mismo tiempo (y en gran parte gracias a aquel Yrigoyenismo primitivo) su situación social iba mejorando y el ascenso debido a la movilidad social que esa misma situación acarreaba lo iba haciendo absorber otras pautas culturales. Ya los viejos inmigrantes, los que habían visto la miseria y la explotación cara a cara iban perdiendo terreno y aquellas historias pasaban a ser "exageraciones del abuelo que ya está grande...". Son terrenos que ya describió Jauretche con maestría así que me voy a abstener de meterme en camisa de once varas.

Por lo tanto, cuando apareció Perón en el horizonte histórico lo miraron con recelo y después con desconfianza, y finalmente se inscribieron en la Unión Democrática, confundiendo los intereses de la vieja oligarquía ganadera con los suyos propios, olvidando quienes habían sido sus explotadores, y defendieron el "libre comercio" a ultranza también olvidando que ese libre comercio no era tan libre, sino que era la consagración de los intereses de los grandes monopolios, contra los cuales se habían constituido las cooperativas en un principio.

Así se construyó un malentendido (convenientemente fogoneado por algunos interesados) que continúa en nuestros días.

Malentendido que también tiene otros ingredientes que desarrollaremos mas adelante.

--
Antonio (el Mayolero)

4 comentarios:

manuel el coronel dijo...

Hay algunos que ni en casi 100 años aprenden...

Columna Norte dijo...

Excelente post Compañero Antonio.
Un saludo,
Ikal

Unfor dijo...

Gran post, Antonio (pero, Alvear si fue presidente).

Antonio (el Mayolero) dijo...

Si, pero con Yrigoyen por ahi cerca, marcando la cancha...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails